José Cánovas
Viajero








(Publicidad)

Cantábrico oriental

Menú Cant-Eusk

CANTABRIA

Rutas por Cantabria Sur de Cantabria España en bus

PAÍS VASCO

Costa vizcaína Rioja alavesa y Vitoria España en bus San Sebastián

Rutas por España

Periodo 2010-2019

Galicia
Rías Bajas
Coruña y Santiago

Asturias
Asturias oriental

Cantabria
Rutas por Cantabria
Sur de Cantabria

Castilla y León
Ciudad de Soria
Norte de Soria
Salamanca y Gredos
Picos de Europa
Aguilar de Campoo
Sur del Duero

Aragón
Ciudad de Teruel
Albarracín II
Valle del Jalón
Ruta del Vero

Cataluña
El Priorat
Tarragona
Centro de Osona
Pla del Estany
Baix Empordà
Costa Brava sur
Mont-rebei
Este de Osona
Delta del Ebro

Extremadura
De Gredos a Mérida

Com. de Madrid
Aranjuez y Chinchón
Alcalá de Henares

Castilla-La Mancha
Sierra Guadalajara
Alto Tajo
Las Serranías
Toledo y provincia
Riópar (Albacete)
Guadalajara
Ruta del Quijote

Com. Valenciana
Prov. Castellón
Peñíscola
Elche y Villena

Región de Murcia
Rutas por Murcia

Baleares
Mallorca III
Ibiza

Andalucía
Sierra de Cazorla

Periodo 2000-2009

País Vasco
Costa vizcaína
Vitoria y Rioja alavesa

Navarra
Norte de Navarra

La Rioja
Rutas por La Rioja

Castilla y León
El Bierzo y CyL norte
Segovia y Ávila
Atapuerca y Burgos
Sanabria y el Duero

Aragón
Matarraña
Sos del Rey Católico
Teruel y Cella
Monasterio de Piedra
Albarracín
Alquézar y Loarre

Cataluña
Ruta de Dalí
Castillos de Lérida

Com. de Madrid
Madrid Exprés

Castilla-La Mancha
Cuenca y Serranía

Com. Valenciana
Morella
Costa valenciana

Baleares
Menorca
Mallorca II

Andalucía
Prov. de Granada
Sevilla Exprés

Canarias
Lanzarote
La Gomera
Tenerife

Periodo 1990-1999

Sur de Navarra San Sebastián Mallorca. El Arenal


(Publicidad)

Los Pirineos


Escapadas por


Va de trenes



Cantabria



Rutas por Cantabria

La cordillera cantábrica recorre todo el norte de España, entre Galicia y el País Vasco como si de un espinazo se tratara, separando el mar Cantábrico de la Meseta castellana. En las montañas de Cantabria, que en algunos casos superan los 2.500 metros de altitud, nacen ríos que desaguan en los tres mares: Cantábrico, Atlántico y Mediterráneo.

Cuatro días en Semana Santa bastaron para realizar un exquisito circuito a los principales puntos turísticos de Cantabria, que abarcaron desde la costa oriental hasta la occidental, desde Santander hasta el valle de Liébana, desde Reinosa hasta Bustablado, en Cabezón de la Sal.


Oyambre
P. Nat de Oyambre
Fuente De
Teleférico de Fuente Dé

Consejos e información útil

Estas son mis recomendaciones para disfrutar de cuatro días en Cantabria:

  • El coche propio resultó el medio ideal para descubrir los mejores enclaves de Cantabria.
  • En Semana Santa conviene no llegar tarde a los lugares que queráis visitar, sobre todo a la hora de almorzar.
  • Si queréis visitar varias comarcas (costas oriental y occidental, Saja-Nansa, Campoo, Santander o La Liébana) os aconsejo que os hospedéis en el centro de Cantabria. La maravillosa casa Seldelhaya, en Bustablado, es una magnífica opción.
  • En Semana Santa, la afluencia de turistas a Fuente Dé origina largas colas para montar en el teleférico. Sed pacientes y disfrutad del hermoso enclave mientras esperáis.
  • El cocido montañés es típico del valle de Liébana. Daos el gustazo de probarlo, sobre todo si queréis combatir el frío.
  • En Reinosa y en buena parte de la comarca de Campoo suele hacer bastante frío. Llevad ropa de abrigo y calzado adecuado.
  • No olvidéis el paraguas. En Cantabria es imprescindible.

Mapa completo del circuito cántabro


Cantabria


Etapas y rutas del viaje



reinosa Ruta 1: Campoo y Saja-Nansa

Reinosa, Cervatos, Fontibre y Bárcena Mayor
Primer día

    Esta ruta transcurre por dos comarcas cántabras: Campoo, por donde fluyen los ríos Ebro e Híjar, y el valle de Cabuérniga (comarca Saja-Nansa), irrigado por el río Saja. Ambas comarcas están unidas por una sinuosa carretera local que asciende hasta el puerto de la Palombera (1.260 m), que en Semana Santa estaba cubierto de un manto blanco.


    campoo palombera
    Puerto de la Palombera


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ Comarca de Campoo: embalse del Ebro, Reinosa, Cervatos y Fontibre.
      2/ Valle de Cabuérniga (comarca Saja-Nansa): puerto de la Palombera, Bárcena Mayor y Bustablado.
    • Alojamiento: Casa rural Seldelhaya, Bustablado (Cabezón de la Sal).
    • Pros: la casa, el pueblo y el entorno fueron sencillamente maravillosos.
      Contras: No hay contras.
    • Lo mejor:
      - La colegiata de San Pedro de Cervatos.
      - El puerto de la Palombera nevado.
      - Bárcena Mayor.
    • Lo peor:
      - Mucho frío y aguanieve en Reinosa.

    1/ Campoo

    Dos coches fueron necesarios para acometer este largo viaje desde Cornellá hasta Bustablado, pues ocho éramos los integrantes de esta aventura. Cubrimos casi de un tirón los 700 kilómetros que nos separaban de Reinosa, ciudad ubicada en la comarca de Campoo-Los Valles. El embalse del Ebro y la misma Reinosa, con visita a su hermosa plaza del Ayuntamiento y a la calle Mayor, todo ello amenizado con un fabuloso almuerzo sopero que mitigó en parte el intenso frío, constituyó la primera parada de la ruta.

    A continuación realizamos una corta excursión por el sur de la comarca. Saliendo de Reinosa, nos dirigimos al municipio de Cervatos, para ver por fuera y por dentro (pedimos la llave) la colegiata de San Pedro , de estilo románico. El templo, construido en 1129, destaca por los capiteles y, sobre todo, por los canecillos que coronan los muros con multitud de temas, entre los que sobresalen los de temática erótica, que constituyen el mejor ejemplo de motivos obscenos de este período en España. Seguidamente, remontamos el río Ebro desde Reinosa para contemplar su nacimiento, en Fontibre. Para Isabel y para mí era la segunda vez que pisábamos este mágico escenario.




    2/ Valle de Cabuérniga

    A media tarde, tras superar el nevado puerto de la Palombera, descendimos por el valle de Cabuérniga al encuentro del río Saja, cauce que sólo dejamos para desviarnos a nuestro siguiente destino: Bárcena Mayor, el pueblo más importante de estos valles, declarado Conjunto Histórico Artístico desde 1979 por sus casas de arquitectura tradicional.

    Finalmente, tras completar todas las excursiones que nos habíamos propuesto, alcanzamos Bustablado, pedanía perteneciente a Cabezón de la Sal donde habíamos fijado nuestra residencia en Cantabria. La aldea se hallaba medio escondida entre suaves colinas cuajadas de un verde electrizante, por donde fluían pequeños riachuelos y por donde pastaban numerosos rebaños de ovejas. Era un lugar tranquilo, ideal para aquellos urbanitas que buscan paz y sosiego al margen de la ciudad.





    Cerrar Ruta 1


costa occidental Ruta 2: Costa occidental

Oyambre, Comillas, Suances, Liencres y Santillana
Segundo día

    El litoral cántabro, desde San Vicente de la Barquera (cerca de Asturias), hasta Ontón (a tocar de Vizcaya), alcanza los 200 kilómetros de longitud, que se reparten entre playas (unas ochenta), acantilados y arenales. En esta ocasión relato una jornada por la costa occidental. Con inicio en Bustablado, la ruta comienza muy cerca de la desembocadura del río Deva, junto a Asturias. Por este orden visitamos: la playa de Oyambre, Comillas, Suances, Liencres y Santillana del Mar.


    Cantabria occidental oyambre
    Parque Nat. Oyambre


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ De Bustablado al Parque Natural de Oyambre (San Vicente de la Barquera).
      2/ De Oyambre a Comillas.
      3/ De Comillas a Suances y Liencres.
      4/ De Liencres a Santillana del Mar.
    • Alojamiento: Casa rural Seldelhaya, Bustablado (Cabezón de la Sal).
    • Lo mejor:
      - El Parque Natural de Oyambre y su rico ecosistema.
      - Las dunas de Liencres.
      - El casco viejo de Santillana del Mar.
    • Lo peor:
      - Demasiados turistas en Santillana del Mar.
      - Fue imposible ver las cuevas de Altamira, ni siquiera la neocueva.

    La costa oriental de Cantabria comienza en San Vicente de la Barquera, y hacia este municipio costero nos dirigimos para realizar la primera visita del día: el Parque Natural de Oyambre, un espacio natural protegido de gran valor ecológico integrado por rías, acantilados, playas, dunas, praderas y bosques que albergan una flora y fauna de gran importancia.


    Oyambre
    Oyambre

    Avanzamos hacia el este por la costa, hasta alcanzar Comillas, importante municipio que está declarado Conjunto Artístico. Vale la pena recorrer las calles empedradas del centro, descubriendo edificios de gran valor arquitectónico, como el Antiguo Ayuntamiento, la iglesia de San Cristóbal o la Antigua Cárcel. Más retirados del centro, e igualmente admirables, son el palacio de Sobrellano, la Fundación de Comillas y el Capricho, singular edificio obra del genial Antoni Gaudí.

    Bellos rincones de la costa son los que contemplamos acercándonos a Suances, villa situada junto a la desembocadura de los ríos Saja y Besaya (discurren unidos) y que cuenta con estupendas playas. El paseo Marítimo, lugar al que nos dirigimos, alberga una sucesión de buenos restaurantes, que en nuestro caso, resultaron ideales para almorzar antes de continuar hacia nuestro siguiente destino, las dunas de Liencres, un maravilloso enclave turístico situado a unos 10 kilómetros de Santander. Declarado parque natural, Liencres es un sistema dunar rodeado de un extenso pinar que cuenta con bonitas playas. Vale la pena recorrerlo a pie para escuchar el romper de las olas.

    La última parada de la jornada, de obligado paso, la realizamos en Santillana del Mar, una de las localidades más hermosas y singulares de Cantabria, a la par que mentirosa, pues ya se sabe, ni es santa, ni es llana, ni tiene mar. Santillana es una villa medieval de calles empedradas y edificios históricos que, cómo no, está declarada Conjunto Histórico Artístico. Es uno de los municipios más bonitos de Cantabria y su visita es más que aconsejable. Si, además, disponemos de tiempo y hemos realizado reserva previa (no fue nuestro caso), podremos visitar también la neocueva de Altamira.





    Cerrar Ruta 2


costa oriental Ruta 3: Costa oriental

Castro Urdiales, Laredo, Santoña y Santander
Tercer día

    El litoral cántabro, desde San Vicente de la Barquera (cerca de Asturias), hasta Ontón (a tocar de Vizcaya), alcanza los 200 kilómetros de longitud, que se reparten entre playas (unas ochenta), acantilados y arenales. Una jornada fue suficiente para recorrer la costa oriental, con pueblos que vimos en este orden: Castro Urdiales, Laredo y Santoña. Por la tarde visitamos Santander, la capital de Cantabria.


    Cantabria oriental castro
    Castro Urdiales


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ De Bustablado a Castro Urdiales.
      2/ De Castro Urdiales a Laredo.
      3/ De Laredo a Santoña.
      4/ De Santoña a Santander.
    • Alojamiento: Casa rural Seldelhaya, Bustablado (Cabezón de la Sal).
    • Lo mejor:
      - El puerto de Castro Urdiales.
      - El casco histórico de Laredo.
      - El parque de la Magdalena, en Santander.
    • Lo peor:
      - Dolencias de estómago debido a comida en mal estado en un restaurante de Laredo.

    1/ Costa oriental

    Esta excursión por la costa oriental de Cantabria comienza muy cerca de Vizcaya, en Castro Urdiales, una de las ciudades más dinámicas de la región y que destaca por su pasado romano y por su núcleo urbano, declarado Conjunto Histórico. Lo más interesante de Castro se encuentra en el puerto, más allá del paseo Marítimo. Junto al rompeolas, en un promontorio rocoso, se alza la majestuosa iglesia de Santa María, la ermita de Santa Ana, el castillo medieval y el puente medieval. El otro atractivo del municipio consiste en ir de tapeo por los bares del puerto. Los pinchos están deliciosos.

    La siguiente etapa, sin salir de la costa, nos lleva a Laredo, villa marinera situada al sur de una de las bahías más espectaculares del Cantábrico. Su puerto vivió épocas de esplendor y, fruto de ello, el centro histórico, que está encaramado sobre una loma, alberga casonas que habitaron Isabel la Católica y Carlos V (rúa San Marcial). Bajo el cerro existe un túnel peatonal, de la Atalaya, que conduce a los acantilados del Aila. Vale la pena aventurarse por él.

    Por la tarde, después de almorzar en un restaurante de Laredo, marchamos al norte de la bahía para visitar Santoña, importante puesto pesquero que se ha hecho famoso por sus salmonetes y por sus marismas, un estratégico humedal para las aves. La villa está repleta de tiendas en las que poder adquirir una especialidad de la zona: las anchoas.

    TOPÓNIMO: El topónimo de Santoña está escrito en la lengua prerromana que se hablaba en la penísula hace miles de años y de la cual derivan el actual euskera y buena parte del castellano.
    SANDA = "arenal" + OÑA = "peña". SANDOÑA > SANTOÑA es la gran roca rodeada de un enorme arenal que se asoma al Cantábrico.




    2/ Santander

    La última visita del día la dedicamos a Santander, la capital de Cantabria. Primeramente paseamos por el parque público de la Magadalena, que acoge el palacio Real (sede de la universidad Menéndez Pelayo) y un pequeño zoo con animales diversos.

    A continuación recorrimos a pie una parte de la playa del Sardinero, frente al Casino, y para acabar la jornada, zigzagueamos por el casco viejo de la ciudad, donde se alza la catedral y el Ayuntamiento. Al anochecer, emulando el proceder de los parroquianos, degustamos exquisitas tapas en atestados bares de las calles peatonales del centro.

    TOPÓNIMO: El topónimo de Santander, como el de Santoña y el de la playa del Sardinero (Sandinek), está escrito en la lengua prerromana que se hablaba en la penísula hace miles de años y de la cual derivan el actual euskera y buena parte del castellano.
    SANDA = "arenal" + ANDEL = "circundado/rodeado".
    SANDANDEL > SANTANDER serían los arenales que rodean a la península de la Magdalena. Así lo atestiguan sus playas.





    Cerrar Ruta 3


liebana Ruta 4: Valle de Liébana

La Hermida, Potes, Fuente Dé, Magroviejo y Sto. Toribio
Cuarto día

    La comarca de La Liébana se encuentra al oeste de Cantabria, limita al norte con Asturias, al oeste con León y al sur con Palencia. Está compuesta por cuatro valles y el de Camaleño, por el que fluye el río Deva, lleva a Fuete Dé y al Parque Nacional de los Picos de Europa, el destino preferido de muchos viajeros.


    liébana fuente de
    Fuente Dé


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ De Bustablado a La Hermida y Potes.
      2/ De Potes a Fuente Dé.
      3/ Funicular de Fuente Dé a los Picos de Europa.
      4/ De Fuente Dé a Mogroviejo y Santo Toribio de Liébana.
    • Alojamiento: Casa rural Seldelhaya, Bustablado (Cabezón de la Sal).
    • Lo mejor:
      - El centro histórico de Potes.
      - El funicular de Fuente Dé y los Picos de Europa.
      - El cocido montañés, típico de Liébana.
    • Lo peor:
      - Una hora y media de espera para montar en el teleférico (inconvenientes de viajar en Semana Santa).

    1/ Valle de Liébana

    Nos desplazamos a Liébana de forma rápida, alcanzando San Vicente de la Barquera por la N-634. A partir de Unquera tomamos el desvío a la izquierda por una nueva ruta, la N-621, que remonta el río Deva por un trazado inicial que hace frontera con Asturias. El río ya no lo dejaremos hasta su nacimiento, a los pies de los Picos de Europa. La primera parada la efectuamos en La Hermida, un espectacular desfiladero de altas paredes verticales en cuyos alrededores confluyen los ríos Cares y Deva.

    Valle arriba, en la confluencia de los ríos Deva y Quiviesa, se encuentra Potes, hermosa población que está considerada como la puerta de entrada a la vertiente cántabra de los Picos de Europa. La Pontes romana, ofrece al viajero un exquisito patrimonio arquitectónico en un entorno natural único, rodeado de montañas que superan los dos mil metros de altitud. A destacar: los puentes de San Cayetano y de la Cárcel, la torre del Infantado (s. XIV), el torreón de Orejón de la Lama (s. XV) y la iglesia de San Vicente.

    La siguiente etapa de la jornada transcurre en la cabecera del valle, en Fuente Dé, ruta que podéis seguir en la parte inferior.

    De regreso a Cabezón de la Sal, nos detuvimos en un restaurante de Espinama para almorzar un contundente cocido montañés, típico plato de Liébana.


    cocido
    Cocido montañés
    cocido
    Cocido montañés

    A continuación marchamos a Mogroviejo, bonito pueblo de alta montaña que constituye un magnífico escenario del macizo occidental de los Picos de Europa. Por último, antes de llegar a Potes, giramos a la derecha por una carretera que lleva al monasterio de Santo Toribio de Liébana, que desde el siglo VII no ha dejado de ampliarse hasta adoptar su forma actual. El edificio destaca por acoger el tradicional Jubileo Lebaniego.




    2/ Fuente Dé y Picos de Europa

    A 24 kilómetros de Potes, ascendiendo por el valle del río Deva, se llega a Fuente Dé, un enorme circo glaciar de enormes paredes calizas, cuyas cimas superan los 2.200 metros de altitud y culminan en Peña Vieja, el techo de los Picos de Europa, con 2.613 metros.

    Nota: El teleférico de Fuente Dé tarda tres minutos en llegar a la plataforma caliza de los Picos de Europa. Recorre 1.202 metros y asciende desde los 1.094 metros hasta los 1.847 m. El trayecto termina en el Balcón o mirador del Cable, muy cerca de Peña Vieja.

    Tardamos más de dos horas en montar en el teleférico (inconvenientes de viajar en Semana Santa), pero al llegar arriba fuimos recompensados con un buen manto de nieve. Asomarse al Mirador del Cable y contemplar la caída al vacío fue sensacional, como igualmente reconfortante fue realizar una corta excursión por la nieve recién caída, que durante muchos meses del año forma parte indisoluble del Parque Nacional de los Picos de Europa.





    Cerrar Ruta 4











Cantabria



Sur de Cantabria

De camino a Asturias por el centro de España, realicé una interesante excursión por el sur de Cantabria. En una tarde visité el embalse del Ebro, Reinosa, Fontibre y, una vez superado el puerto de la Palombera (1.260 m de altitud), recorrí una parte del valle de Cabuérniga, hasta el desvío que lleva a Carmona y La Hermida.


Cantabria Reinosa
Pl. Ayuntamiento. Reinosa



Ruta
  • Trayectos:
    1/ Campoo: Reinosa, embalse del Ebro y Fontibre.
    2/ Saja-Nansa: puerto de la Palombera, valle de Cabuérniga y Carmona.
  • Lo mejor:
    - El casco viejo de Reinosa.
    - Las dos vertientes del puerto de la Palombera.

Entramos en Cantabria procedentes de Aguilar de Campoo (Palencia), rumbo al embalse del Ebro, primera presa del río tras su nacimiento. Poco después nos dirigimos a Reinosa, cuyo casco viejo recomiendo visitar con pausa. Por la carretera que lleva a la estación invernal de Alto Campoo, a cinco kilómetros de Reinosa, nos detenemos en Fontibre para admirar el nacimiento del Ebro.


Pantano
Embalse del Ebro
Reinosa
Reinosa

Reinosa
Reinosa
Fontibre
Fontibre

Cerca de Fontibre parte la carretera CA-280 que lleva al valle del río Saja a través de la Palombera, a 1.260 metros de altitud, puerto que separa las cuencas Atlántica y Mediterránea. El exuberante valle de Cabuérniga, con encantadoras poblaciones como Renedo, está regado por el curso alto del río Saja, que serpentea junto a la carretera por entre un tupido bosque. Más adelante giramos a la izquierda por una nueva carretera, la CA-182, que nos conduce hasta Carmona y al valle del Cares, por cuyo cauce penetramos en Asturias.


Palombera
Puerto de la Palombera
Carmona
Carmona









País Vasco



Costa vizcaína

La idea de pasar el fin de año en Bilbao fue un poco descabellada, a tenor del frío y del mal tiempo que con seguridad nos íbamos a encontrar, mas tuvimos suerte. No llovió ningún día y pudimos realizar las excursiones previstas en paz y armonía. La costa vizcaína nos aportó buenas sensaciones, y como suele ocurrir cuando reservas con antelación, nos faltó tiempo para realizar alguna que otra ruta más. Aparte de Bilbao, visitamos Guernika, Bermeo, Guetxo y mágicos enclaves como San Juan de Gaztelugatxe.


bilbao
Bilbao
gaztelugatxe
Gaztelugatxe

Consejos e información útil

Estas son mis recomendaciones para disfrutar de tres días en Bilbao y la costa vizcaína:

  • El coche particular fue el medio de transporte que utilizamos para recorrer Bilbao y el litoral vizcaíno.
  • Para hacer más llevaderos los 620 kilómetros que separan Barcelona de Bilbao, os aconsejo que realicéis una ruta alternativa. Nosotros pasamos por Soria, con almuerzo incluido en un restaurante del centro.
  • A finales de diciembre, en pleno solsticio de invierno, anochece muy pronto, por lo que os recomiendo que madruguéis para aprovechar las horas de luz.
  • Si reserváis hotel en el centro de Bilbao, aseguraos de que no tenga un pub en los bajos. En nuestro caso, la experiencia fue nefasta.
  • Probad la rica y variada gastronomía vasca: maravillosas tapas y platos preparados como el bacalao al pil pil.
  • Visitad el Guggenheim, siempre hay exposiciones que valen la pena.
  • No olvidéis el paraguas. En el País Vasco es imprescindible.

Mapa completo del circuito por la costa vizcaína


Cantabria


Etapas y rutas del viaje



soria congelado Ruta 1: De Barcelona a Bilbao

Illueca (Zaragoza), Soria, Piqueras y Bilbao
Primer día

    Esta ruta, que nos llevó un día completo, transcurre por el noroeste de España. Parte de Cornellà (Barcelona) y concluye 620 kilómetros después, en Bilbao. Por el camino hicimos parada en Illueca (Zaragoza), y parada y fonda en Soria, a orillas del río Duero.


    Vizcaya sansaturio
    San Saturio. Soria


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ De Cornellà a Illueca (Zaragoza).
      2/ De Illueca a Soria.
      3/ De Soria a Bilbao por La Rioja.
    • Alojamiento: Hotel Ripa, en Bilbao.
    • Lo mejor:
      - Contemplar el río Duero congelado.
    • Lo peor:
      - Ruta muy excesivamente larga. Me quedé dormido a partir del puerto de Piqueras. Menos mal que conducía mi cuñado.

    Los 620 kilómetros que hay entre Barcelona y Bilbao son muchos para hacerlos de un tirón; por eso, durante el viaje de ida decidimos realizar dos visitas breves: Illueca, en Zaragoza, y Soria. Illueca se encuentra a 20 kilómetros de El Frasno y de la A-2. Es famosa por el castillo del papa Luna, que se alza majestuoso sobre un promontorio que domina toda la población. El papa Luna o Benedicto XIII, el único papa aragonés de la historia, nació en este castillo construido en el siglo XIV, si bien años más tarde, en 1411, se trasladó a otro castillo, el de Peñíscola.

    A partir de Calatayud, rodeados de campos cubiertos de un blanco manto de hielo, tomamos la N-234 en dirección noroeste, hasta alcanzar Soria. El aire soplaba gélido y este frío glacial originó que el río Duero se congelara. Vimos la gruesa capa de hielo de camino a San Saturio, ermita dedicada al patrón de la ciudad, levantada sobre una roca en el siglo XVIII.

    Después de almorzar en un céntrico restaurante de Soria, reanudamos la marcha avanzando hacia el norte por la N-111, carretera que al norte de Soria sigue el cauce del río Tera. En el último tramo, correspondiente a la sierra de Cebollera, atravesamos la cordillera ibérica a través del puerto de Piqueras, a 1.710 metros de altitud, que une Castilla y León con La Rioja. La nieve cubría buena parte de la sierra. El descenso por la vertiente riojana también estuvo amenizado por un extenso manto blanco. La ruta prosiguió por tierras riojanas. Siguiendo el cauce del río Iregua alcanzamos Logroño y, remontando el Ebro, penetramos en territorio vasco. Llegamos a Bilbao al anochecer, a tiempo de alojarnos en el céntrico hotel Ripa y de realizar un breve paseo por el casco viejo.





    Cerrar Ruta 1


bilbao Ruta 2: Ría del Nervión

Bilbao y Guetxo
Segundo día

    La idea de pasar el fin de año en Bilbao fue un poco descabellada, a tenor del frío y del mal tiempo que con seguridad nos íbamos a encontrar, mas tuvimos suerte. No llovió ningún día y pudimos realizar las excursiones previstas en paz y armonía. En este apartado relato mi paso por la ría del Nervión, desde Bilbao hasta Guetxo.


    Vizcaya Bilbao
    Museo Guggenheim. Bilbao


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ Bilbao a pie.
      2/ De Bilbao a Guetxo por la ría del Nervión (i/v).
    • Alojamiento: Hotel Ripa y hotel Bilbi, en Bilbao.
    • - Pros: Los dos hoteles estaban muy céntricos. Precios económicos.
      - Contras: La habitación del hotel Ripa estaba justo encima de un pub y, debido al ruido tuvimos que cambiar de hotel.
    • Lo mejor:
      - El museo Guggenheim.
      - La cocina vasca; genial.
      - El puente de Vizcaya.
    • Lo peor:
      - El hotel Ripa; no pudimos descansar.
      - El trayecto de vuelta a Cornellá, lo hicimos de un tirón.

    1/ Bilbao

    Bilbao es una ciudad que ha cambiado mucho los últimos años. Dar una vuelta por el casco viejo, recorrer la ría por el renovado margen, visitar el museo Guggenheim, almorzar en alguno de sus prestigiosos restaurantes o ir de pinchos al caer la noche, nos llevó toda una jornada, por cierto, intensa y maratoniana. Fue una pena que en pleno invierno anocheciera tan pronto.

    TOPÓNIMO: "¿Cuántos Bilbaos hay en España?", le preguntó Javier Goitia a un colega suyo residente en la capital vizcaína. "Sólo uno", respondió él un tanto extrañado. Pues no acertó. Existen ocho Bilbaos, todos en España, en forma de pozos, lagunas, arroyos, caminos, caseríos... Hay un Bilbao cerca de Puertollano y en Pedro Muñoz (Ciudad Real), uno en Cádiz, dos en Sevilla, uno en Almería... Los bautizaron pueblos ibéricos que hablaban una lengua común prerromana, parecida al actual vasco que se habla en Euskadi. ¿Qué significa Bilbao?:
    BIL = "redondo" + BAO = "vado o paso de un cauce de agua".
    BAO deriva de BA = "bajo" + U = "agua". Bao es un lugar con poca agua, idóneo para vadear un río. La U ha cambiado a O con el paso de los años.
    Bilbao sería un lugar para vadear el río Nervión.




    2/ Ría del Nervión

    La principal excursión que realizamos por la ría del Nervión fue a Guetxo, en concreto al barrio de Las Arenas, para contemplar el singular puente de Vizcaya, símbolo de la ría, y que une Guetxo con la vecina población de Portugalete de una forma muy peculiar, como se puede ver en las fotos que tomé.





    Cerrar Ruta 2


costa Ruta 3: Costa vizcaína

Guernika, Mundaka, Bermeo y Gaztelugatxe
Tercer día

    Esta excursión, de un día completo, transcurre por la costa oriental de Vizcaya. Con inicio en Bilbao, la ruta pasa por Guernika, donde se alcanza la ría de Mundaka. En la costa vizcaína vemos, por este orden: Bermeo, el cabo Matxitxako y el increíble enclave de San Juan de Gaztelugatxe. Regresamos a Bilbao vía Mungia.


    Vizcaya gaztelugatxe
    S. Juan de Gaztelugatxe


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ De Bilbao a Guernika.
      2/ De Guernika a Bermeo.
      3/ Cabo Matxitxako y San Juan de Gaztelugatxe.
    • Alojamiento: Hotel Bilbi, en Bilbao.
    • Lo mejor:
      - La reserva Urdaibai desde Mundaka.
      - El puerto de Bermeo.
      - El cabo Matxitxako y San Juan de Gaztelugatxe.

    Bilbao es el punto de partida de esta maravillosa ruta por la costa vizcaína, y la primera parada la realizamos en Guernika, junto al inicio de la ría que lleva su nombre. La villa, fundada en 1366 por don Tello, conde de Vizcaya y hermanastro de Pedro I de Castilla, es considerada como la capital espiritual de los vascos y símbolo vivo de la permanencia de sus tradiciones. En una pequeña loma que domina la ciudad se encuentra el árbol de Guernika, a cuyo alrededor se reunían las Juntas Generales del Señorío de Vizcaya. Al lado se alza la Casa de Juntas, un edificio neoclásico levantado en 1876 sobre una ermita, y frente a ella se levanta el museo de Euskal Herria y la escultura Gure Aitaren Etxea, del donostiarra Eduardo Chillida.

    Nota: El pintor Pablo Picasso dedicó una pintura de gran formato a la memoria de la población de Guernika como alegato a favor de la paz y la libertad y en contra de la barbarie. El cuadro se puede contemplar hoy en el Museo Nacional de Arte Reina Sofía de Madrid.

    Al norte de Guernika, en ambos márgenes de la ría de Mundaka, se encuentra la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, uno de los enclaves turísticos por excelencia de la costa vizcaína. Creada en 1984, la reserva cuenta con 23.000 hectáreas que aglutina un total de 22 municipios.

    A cuatro kilómetros de Mundaka, siguiendo la carretera de la costa, alcanzamos Bermeo, municipio marinero que posee un interesante casco antiguo (calificado como conjunto histórico artístico). Recorremos las empinadas callejuelas de la ciudad, admirando la torre de Ercilla y parte de la vieja muralla. El puerto viejo, rodeado de bellas casas de pescadores, es el idílico lugar que elegimos para almorzar.


    bermeo
    Bermeo

    La ruta continúa hacia el norte de Bermeo, por la costa, hasta el cabo Matxitxako, el promontorio más septentrional de la cornisa cantábrica. Y hacia el este, una vez dejamos atrás el faro que alumbra esta parte de la costa, llegamos a un observatorio de excepción: el promontorio de San Juan de Gaztelugatxe, uno de los rincones más atractivos de la costa vizcaína. El islote está unido a tierra por una cinta rocosa que refuerza un puente y que conduce a la parte más alta, donde se levanta una ermita. El enclave está emplazado en un paraje de extraordinaria belleza y merece la pena auparse hasta la ermita.





    Cerrar Ruta 3













País Vasco



Rioja alavesa y Vitoria

Álava es la provincia más meridional de Euskadi. Limita al norte con Vizcaya y Guipúzcoa, al oeste con Burgos, al sur con La Rioja y al este con Navarra. Tras una estancia de cuatro días en la Comunidad Autónoma de La Rioja realicé una interesante excursión por la Rioja alavesa (Laguardia, Elciego y Labastida) y Vitoria, la brillante capital vasca.


Álava Vitoria
Pl. Virgen Blanca. Vitoria



Ruta
  • Trayectos:
    1/ De Logroño a Laguardia.
    2/ De Laguardia a Elciego y Labastida.
    3/ De Labastida a Vitoria.
    4/ De Vitoria a Santurde (La Rioja).
  • Alojamiento: Casa rural Edulis, en Santurde.
  • Lo mejor:
    - Laguardia, un pueblo encantador.
    - El casco viejo de Vitoria.
    - Distancias realativamente cortas, ideales para cubrilas en coche.

1/ Rioja alavesa

La Rioja alavesa es una tierra salpicada de viñedos y pueblos encantadores que se extiende desde el río Ebro al sur, hasta la sierra de Cantabria al norte. En nuestro caso, penetramos en esta comarca partiendo de Logroño, la capital de La Comunidad Autónoma de La Rioja.


Logroño
Río Ebro. Logroño

Laguardia fue el primer pueblo en donde nos detuvimos. Visitamos su coqueto casco viejo, de calles y casonas exquisitamente empedradas, y a continuación partimos hacia Elciego para ver la bodega Marqués de Riscal, un moderno hotel inspirado en la estructura del Guggenheim, con una retorcida chapa de aluminio decorando su fachada. Finalmente, almorzamos en Labastida, pueblo que celebraba las fiestas patronales en honor a la virgen de la Asunción.




2/ Vitoria

Abandonamos la Rioja alavesa y marchamos hacia Vitoria, la encantadora y límpida capital de Álava y del País Vasco. Una tarde en la ciudad fue suficiente para contemplar y admirar su hermoso casco viejo, con la plaza de la Virgen Blanca como inequívoco centro neurálgico y con sus fantásticas zonas verdes rodeando la zona peatonal.

Estacionamos el vehículo cerca del parque de la Florida, a pocos pasos de la estación de Renfe, e iniciamos la ruta a pie aproximándonos a la céntrica plaza de la Virgen Blanca, que acoge el monumento a la Batalla de Vitoria. Antes de penetrar en el compacto casco viejo, nos asomamos a la vecina plaza de España, de arquitectura neoclásica.

Ahora sí, nos adentramos en el casco antiguo a través de la plaza del Machete, que acoge la estatua de Don Celedón, célebre por ser el artífice del comienzo de la Fiesta Mayor de Vitoria. Por la calle Cuchillería alcanzamos el punto más elevado del antiguo Gasteiz, que alberga la vieja catedral de Santa María y las murallas. En otra plaza, de la Brullería, admiramos bellos edificios de los siglos XV y XVI, así como la Torre de Doña Ochanda, una casa fuerte del siglo XV provista de una robusta muralla.

Finalizamos la ruta donde la iniciamos, en el parque de la Florida, cerca de la catedral Nueva, si bien aún tuvimos tiempo de acercarnos al palacio de Ajuria Enea, residencia oficial del lehendakari del Gobierno Vasco. A última hora de la tarde regresamos a La Rioja, a tiempo de alojarnos en la casa rural de Santurde.











País Vasco



San Sebastián

Guipúzcoa, la provincia vasca que menos veces he pisado, limita al oeste con Vizcaya, al sur con Álava, al sureste con Navarra y al noreste con Francia. Pasar un día en San Sebastián no entraba en nuestros planes iniciales, pero claro, nos alojábamos en Pamplona, a tan sólo noventa kilómetros, y aleccionados por nuestro buen amigo Rubén, que hizo de anfitrión, la excursión tomó forma pese a la incesante lluvia que nos acompañó todo el día.


Guipúzcoa San Sebastián
San Sebastián



Ruta
  • Trayecto: De Pamplona a San Sebastián (i/v).
  • Alojamiento: Hotel Iruña Park de Pamplona.
  • Lo mejor:
    - Pasear por la Concha.
    - Ir de pinchos por las tascas del centro.
  • Lo peor:
    - Estuvo lloviendo toda la tarde, sólo mi colega Rubén llevó paraguas.

San Sebastián es una de las ciudades más bonitas de España. Pasear por la Concha en cualquier época del año constituye uno de los atractivos de esta urbe; pero la incesane lluvia, conocida aquí como chirimiri, nos aguó groso modo la jornada. "¿A quién se le ocurre venir a San Sebastián en invierno y sin paraguas?", nos preguntó con sorna nuestro colega Rubén.


La Concha
La Concha
La Concha
La Concha
La Concha
La Concha
La Concha
La Concha

Echamos un rápido vistazo al puerto y de inmediato, apremiados por una agua que no dejaba de caer, pusimos en marcha el plan B, que consistió en callejear por el exquisito casco histórico de la ciudad. El centro de San Sebastián destaca por la catedral, por sus casas señoriales y también por las muchas tabernas donde mover el bigote de forma rápida. En una de estas tascas degustamos nosotros la especialidad de la casa: buenos pinchos regados con un excelente vino riojano.


Puerto
Puerto
Casco Viejo
Casco viejo

TOPÓNIMO: Por cierto, como ocurre con Santander, Santurce, Santurde, Santoña o San Vicente de la Barquera, el topónimo de San Sebastián está escrito en una lengua prerromana que se hablaba en la península hace miles de años y de la cual derivan el euskera y buena parte del castellano.
SANDE = "arenal" + BASTIAN = "obstrucción". Este sería el cambio: SANDEBASTIAN > SAN SEBASTIAN.
Donosti es el nombre vascuence con el que se conoce a la ciudad, pero San Sebastián también está escrito es protoesukera. Lo único que ha hecho el castellano es adaptarlo a una voz conocida, ha santificado el nombre. En España, los topónimos de buena parte de los pueblos que contienen las voces SAN/SANTA/SANTO/ no tienen nada que ver con el santoral. La Iglesia se encargó de lavarles la cara.








© www.josecanovas.com