José Cánovas
Viajero

Cataluña



Gerona

Gerona fue fundada por los romanos con el nombre de Gerunda, si bien ya existía en el lugar un poblado íbero que llevaría por nombre algo parecido a Gerona o Girona. La ubicación era idónea, en la unión de los ríos Oñar y Ter, sobre una colina que dominaba una extensa vega.


gerona gerona
Río Oñar desde el puente de Piedra


Consejos e información útil
  • Un tren Regional fue el medio de transporte elegido para realizar esta excursión de un día.
  • El Regional partió a las 8'45 de la mañana de la estación de Sants y llegó a Gerona sobre las 10'20. El precio ida y vuelta salió por unos 18€.
  • Regresamos a Barcelona en el Regional de las 17'30 y llegamos a casa en dos horas, con retraso y viajando de pie. Por este motivo, os aconsejo que paguéis un poco más para viajar en un tren de Media Distancia, que apenas efectúa paradas intermedias y os garantizará asientos.
  • Si compráis el billete hasta Gerona en Cornellá o en cualquier otra población, os saldrá más ventajoso, porque os incluirá el trayecto hasta Barcelona (i/v) y el de Barcelona a Gerona (i/v).
  • El taquillero de Cornellá nos aseguró que los niños de cuatro años no pagaban billete, pero el revisor nos lo hizo pagar cuando íbamos a bordo del Regional. "En Cataluña pagan los niños de cuatro años, pero no en el resto de España", nos restregó el hombre.
  • El centro de Gerona se visita en un día. Nuestra ruta incluyó los baños árabes (2€) y un paseo por la muralla. La catedral, como era de pago, no la visitamos.
  • El tema independentista impregna todos los rincones de la ciudad con el dichoso color amarillo. Es una pena que una ciudad tan bonita como Gerona sucumba ante la locura colectiva de una parte de la población, que cegada por el odio y la sinrazón relega a ciudadanos de segunda a los que nos sentimos españoles en esta hermosa tierra. Es como si fuéramos bichos raros.
  • En un viejo plano de la ciudad que llevé para orientarme figuraba, con letras mayúsculas, la plaza de la Constitución. Pero en el mapa turístico que me dieron en la oficina de turismo comprobé con desilusión que las autoridades (in)competentes del Ayuntamiento lo habían sustituido por otro nombre que no viene al caso, una absurda fecha que deriva en un pretexto más para colgar banderitas en las fachadas. ¿Tanto daño les hace a los gerundenses la constitución, una Carta Magna que firmaron los catalanes y que debe unirnos a todos con el fin de convivir en paz y democracia? Por cierto, en algunos balcones colgaban enormes pancartas solicitando "Democracia" para el pueblo catalán, algunas escritas en inglés. A estos ciudadanos despistados hay que recordarles que, gracias a la constitución que votamos en 1978, hoy día pueden colgar dichos carteles con total libertad. En otros países los pasarían por la quilla.

Ruta
  • Trayectos en tren:
    1/ De Cornellà a Barcelona-Sants (i/v) en Cercanías.
    2/ De Barcelona-Sants a Gerona (i/v) en Regional.
  • Almuerzo: Restaurante Pont de Pedra, en la Rambla: platos preparados a un precio razonable.
  • Lo mejor:
    - Los Baños Árabes.
    - Caminar por algunos tramos de la muralla.
  • Lo peor:
    - Mi hija de cuatro años tuvo que pagar billete cuando íbamos en el Regional. El taquillero de Cornellá nos aseguró que no tenía que pagar. ¿?
    - El regreso a Barcelona en el Regional. Acumuló retraso y, como solo tenía tres vagones, no pudimos sentarnos.


1/ El trayecto en tren

El viaje a Gerona comienza en la estación de Renfe de Cornellá. Un Cercanías nos condujo en diez minutos hasta la barcelonesa estación de Sants y a las 8'45 partimos hacia Gerona a bordo de un Regional. Viajamos vía Sant Celoni, cómodamente sentados, y solo hubo un contratiempo: el revisor nos hizo pagar el billete de nuestra hija. "En Cataluña, a diferencia del resto de España, los niños de cuatro años deben pagar billete. Son cosas de la Generalitat", nos dijo el hombre en varias ocasiones y en voz alta, para que todo el mundo pudiera oírle bien. Sin más contratiempos, llegamos a Gerona a las 10'20, a la hora prevista.


estacioncornella
Estación de Cornellá
estacionsants
Estación de Sants
estaciongerona
Estación de Gerona


2/ Río Oñar, Sant Feliu y Baños Árabes

Tardamos quince minutos en recorrer la corta distancina que separa la estación de tren del puente de Piedra, construido sobre el río Oñar en 1856, bajo reinado de Isabel II. El puente ofrece una de las estampas más bonitas de Gerona: las fachadas de origen medieval, en tonos pastel, que jalonan la orilla del río. Un paseo por la animada y porticada rambla de la Llibertat nos acercó a otros dos puentes: el de las Peixateries Velles y el de Sant Feliu.

Cerca del puente de Sant Feliu se levanta la iglesia de Sant Feliu (siglos XIII-XVI), caracterizada por su alta torre. Junto a las escalinatas de la fachada principal se encuentra La Lleona, un pequeño monumento que también se asocia con la imagen de la ciudad. En la parte alta de la iglesia vimos un tramo de la muralla romana.

Junto a la muralla romana se encuentran los Baños Árabes, edificio románico del siglo XII inspirado en las termas o baños públicos romanos. La entrada costó 2€ y valió la pena. En su interior vimos diferentes salas: el vestuario o apoditerio, con su piscina octogonal envuelta de columnas con capiteles; el frigidario o sala fría, el tepidario o sala tibia y el caldario o sala caliente; todo en buen estado de conservación. Unas escaleras que conducían a la azotea nos permitió disfrutar de unas magníficas vistas de Gerona.





3/ Sant Daniel, Murallas y el Call (barrio judío)

La segunda parte de la visita a Gerona comienza en el valle de Sant Daniel. En la parte baja del valle, muy cerca de los Baños Árabes, se localizan la iglesia de Sant Nicolau, un templo románico lombardo del siglo XII, y el monasterio de Sant Pere de Galligants, que acoge el museo de Arqueología (4€, que no visitamos).

La siguiente etapa nos llevó al corazón de la Ciudad Vieja. Cruzamos la muralla romana a la altura de los Baños Árabes y fuimos a parar a las empinadas escalinatas que conducen a la catedral de Gerona, que por supuesto subimos. Dejamos atrás la plaza de la Catedral y en los jardines de la Francesa iniciamos una caminata por la parte superior de la muralla Carolingia. En los jardines de los Alemanes (unión de las murallas Carolingia y Medieval), debido a la muchedumbre que se agolpaba, finalizamos la caminata.

Pusimos la guinda a nuestro paso por el casco antiguo, penetrando en el barrio judío o Call, compuesto por empinadas y angostas callejuelas que en época medieval dieron albergue a una dilatada comunidad judía. Recorrimos Sant Llorenç, una de las calles más representativas de la judería, y luego nos desplazamos hasta las escalinatas de Sant Martí, para admirar el palacio de de los Agullana, una mansión noble de los siglos XIV-XVII.











Cataluña



El Priorat

A mediados de septiembre, con los últimos coletazos del verano, recorrí la comarca tarraconense del Priorat. Me alojé en una casa rural de El Lloar, entre viñedos y montañas que otorgan a la comarca su característica seña de identidad.


lloar
El Lloar
siurana
Siurana


Consejos e información útil

Estas son mis recomendaciones para disfrutar tres días en el Priorat:

  • El coche propio es imprescindible si queréis descubrir los mejores rincones de la comarca.
  • Y por supuesto, para alojarse no hay nada como elegir una buena casa rural. Nosotros estuvimos en Cal Llorencet, en El Lloar, una casona de cuatro plantas con bodega y piscina.
  • La forma más rápida de llegar a El Lloar desde Barcelona es a través de la AP-7. En Tarragona tomáis la T-11 hasta Reus y luego seguís por la N-420 hasta Falset. La comarcal T-710 os conducirá hasta Gratallops, pueblo que dista 4 kilómetros de El Lloar.
  • El Lloar es un pueblo tranquilo rodeado de viñedos. Por eso os aconsejo que visitéis alguna bodega. Nosotros fuimos a la bodega Torres, a las afueras de El Lloar.
  • Otra excursión que podéis realizar a pie desde El Lloar es a las cuevas de Rogerals por el camino de les Bassetes.
  • A una hora de El Lloar encontraréis Siurana, pueblo encantador encaramado en lo alto de un roquedal, sobre el pantano homónimo.
  • Las carreteras del Priorat son desesperantes, cargadas de curvas que no acaban nunca. Aparte de paciencia, para aquellos que os mareéis os recomiendo que toméis biodramina antes de iniciar las rutas.

Mapa completo del circuito


priorat



Etapas y rutas del viaje



lloar El Lloar

El Lloar, bodegas Torres y camí de les Bassetes
Primer y segundo día

    El Lloar es un pueblo pequeño ubicado al sur del Priorat, junto al río Montsant. Es el lugar ideal para relajarse y realizar excursiones por sus alrededores, como a las bodegas Torres y a las cuevas de Rogerals.


    lloar lloar2
    Cal Llorencet. El Lloar


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ El Lloar.
      2/ Bodegas Torres.
      3/ Camí de les Bassetes.
    • Alojamiento: Casa rural Cal Llorencet, en El Lloar.
    • Lo mejor:
      - Cal Llorencet. La casa reunía todos los requisitos que buscábamos.
      - La cata de vino.
      - El camino de les Bassetes, entre viñas, almendros, pinos, apta para niños pequeños.
    • Lo peor:
      - La lluvia apareció la primera jornada y truncó el anhelado baño en la piscina.


    1/ El Lloar

    El Priorat está repleto de pueblos diminutos con encanto. Uno de ellos es El Lloar. Ubicado junto al valle del río Montsant, el pueblo ofrece al visitante relajación y paz a dos horas exactas de Barcelona, en un marco inigualable de viñedos, almendros, olivos y altas montañas cuajadas de pinos.

    El Lloar fue un antiguo camino de paso entre el Ebro y Tarragona. Sus calles empinadas se asoman al río Montsant y entre sus atractivos destaca el Balcón del Priorat, la iglesia de Sant Miquel Arcàngel (1778), las bodegas Torres y las cuevas de Rogerals.





    2/ Bodegas Torres

    El Priorat disfruta de un clima benigno que ya supieron valorar los primeros cartujos que se instalaron en la comarca. Su sabiduría y su amor por el vino pusieron en el mapa a estas tierras, propiciando la aparición de muchas bodegas.

    Bodegas Torres ha sido una de las últimas empresas en cultivar viñas en la comarca. El Lloar acoge varias hectáreas de sus viñedos. Existen visitas guiadas de una hora y media de duración, a 17€ por barba, donde se pueden ver las viñas, la selección de la uva, las bodegas y, por supuesto, con cata incluida de los dos únicos vinos que embotellan: Salmos y Perpetual, que llevan el sello Denominación de Origen del Priorat.





    3/ Camino de les Bassetes

    Senda:

    • Longitud: 3 km (i/v).
    • Dificultad: baja.
    • Tiempo empleado con niños de tres años: poco más de una hora.
    • Lo mejor: por el camino recogimos almendras, piñones y uvas no aptas para la vendimia.

    El inicio de esta senda, una de las más importantes que salen de El Lloar, se encuentra al norte del pueblo, en la prolongación de la calle Mayor. Apta para niños de tres años, los primeros metros son los más complicados. La pista gana altura por un terreno pedregoso. Al término del mismo se alcanzan los viñedos de las bodegas Torres, cuyo centro de visitantes dejaremos a la derecha.

    En el tramo final, la pista serpentea entre viñedos y almendros, hasta que se llega a la zona escarpada de las cuevas de Rogerals. Nosotros las vimos a cierta distancia. Unos metros más arriba se encuentra la Font de Minfami, de origen árabe, que ya no visitamos.





    Cerrar El Lloar


siurana Ruta 1: Sierras de Montsant y Prades

Parque Natural Serra de Montsant y Siurana
Tercer día

    Esta ruta, la única que realizamos por el Priorat, nos conduce hasta el extremo septentrional de la comarca. Comienza en El Lloar y, a través de la sierra del Montsant, concluye en la sierra de Prades, concretamente en Siurana, uno de los pueblos más encantadores de Cataluña.


    siurana siurana
    Siurana


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ Del Lloar a Siurana por la sierra del Montsant.
      2/ De Siurana al Lloar por Poboleda.
    • Alojamiento: Casa rural Cal Llorencet, en El Lloar.
    • Lo mejor:
      - La ruta en sí misma, recorriendo los pueblos del Priorat entre olivos, almendros y viñedos.
      - La vista panorámica desde Siurana.
    • Lo peor:
      - Salimos un pelín tarde. Nos atrapó la noche y no pudimos ver la cartuja de Escaladei.
      - Carreteras zigzagueantes con continuos sube y baja.
      - Hizo frío en Siurana.


    1/ Sierra del Montsant

    Empleamos una hora en llegar a Siurana desde El Lloar por el costado sur de la sierra del Montsant. A partir de La Vilella Baixa, pueblo pintoresco de calles empinadas y de casas altísimas que divisamos desde el puente, accedimos al entorno del Parque Natural Serra del Montsant, con montañas características que alternan partes arcillosas y de gres con fabulosas formaciones geomorfológicas que dan lugar a precipicios, estrechos y barrancos.

    Pasamos por Escaladei, pueblo que aloja una cartuja fundada en el siglo XII, cuyas ruinas no vimos por falta de tiempo, y también por La Morera de Montsant, antiguo pueblecito de origen musulmán ubicado bajo la muralla de piedra de la sierra de Montsant.





    2/ Siurana

    El acceso a Siurana no tiene desperdicio. A partir de Cornudella de Montsant se toma una retorcida carretera que se adentra en las montañas pedregosas de Prades, que hacen de la zona un centro de escalada de fama internacional, con más de mil vías repartidas por sus alrededores.

    Estacionamos el coche en el aparcamiento superior, pasado el cámping, en el lugar que ocupó el castillo árabe. Aquí, sobre el barranco del río Siurana, vimos los restos del castillo y también una de estas vías de escalada.

    En diez minutos de caminata nos situamos en el corazón de Siurana, cuyo centro histórico se halla rodeado de legendarios precipicios. Todo el pueblo es un expléndido mirador. Por un lado tenemos las montañas de Prades y por otro el pantano de Siurana, al que se asoma la iglesia románica de Santa María. El interior del templo lo podréis ver al módico precio de un euro y en el exterior debéis prestar atención a la tumba de la Reina Mora, que en tiempos de la reconquista prefirió lanzarse al barranco del río Siurana antes que ser apresada.





    Cerrar Ruta 1












Cataluña



Tarragona

El año 218 a.C. se fundó Tarraco, la primera ciudad romana en levantarse fuera de Italia. Un par de siglos más tarde, en el 27 a.C., Tarraco se convertió en la brillante capital de la provincia romana de Hispania Citerior. La importancia de esta ciudad para el Imperio se tradujo en una riqueza patrimonial excepcional, cuyo legado todavía se puede admirar hoy día. Aquí os detallo lo que dio de sí una jornada en el casco histórico, con ida y vuelta en tren desde Cornellà.


Tarragona tarragona
Anfiteatro romano


Consejos e información útil
  • El Regional Exprés es la alternativa al coche para realizar esta excursión de un día.
  • El Regional parte cada día a las 9,03 de la mañana de la estación de Sants y llega a Tarragona a las 10:06. Cuesta 16'10€ ida y vuelta.
  • Si compráis el billete hasta Tarragona en Cornellà, os saldrá más ventajoso, porque os incluye los tramos Cornellà-Barcelona (i/v) y Barcelona-Tarragona (i/v).
  • Si vais dos personas con un niño menor de cuatro años, viajar en tren os saldrá más barato y rápido que en coche.
  • Si queréis ver los cuatro yacimientos arqueológicos más importantes de Tarragona (Anfiteatro, Circo, Murallas y Fórum Local o de la Colonia) adquirid la Entrada Conjunta Bonificada, que cuesta 7,40€.
  • Si tenéis carné de estudiante, llevadlo, porque la Entrada Conjunta Bonificada os saldrá por la mitad de precio.
  • A la azotea de la torre del Pretorio, incluida en la entrada del Circo romano, se puede subir en ascensor.

Ruta
  • Trayectos en tren:
    1/ De Cornellà a Barcelona-Sants (i/v).
    2/ De Barcelona-Sants a Tarragona (i/v).
  • Almuerzo: Restaurante Cocvla, del hotel Urbis Centre.
  • Lo mejor:
    - El restaurante, bien ubicado, junto a la Rambla Nova.
    - Precio más económico al comprar una entrada conjunta para los monumentos romanos, con descuento para estudiantes.
  • Lo peor:
    - El Regional Exprés con destino a Madrid no tenía servicio de bar.
    - El Foro Local o de la Colonia, incluido en la entrada combinada, estaba cerrado por falta de personal. (¡Inaudito!, teniendo en cuenta que estábamos en plena Semana Santa).


1/ Anfiteatro y Circo

La excursión comienza de buena mañana, desplazándonos en tren desde Cornellà hasta la estación de Barcelona-Sants. Aquí nos aguarda el Regional Exprés, que en una hora nos deja con total comodidad en Tarragona. La estación está junto a la playa, muy cerca de la Rambla Nova, que culmina en la baranda del "Balcón del Mediterráneo", a 35 metros de altura, el mejor mirador para contemplar el mar.

Muy cerca del "Balcón" se encuentra el Anfiteatro romano, el primer yacimiento arqueológico que visitamos. Construido en el siglo II d.C., en su interior podéis ver restos de las gradas, tumbas visigodas y una iglesia románica dedicada a la virgen del Milagro, del siglo XII (edificada sobre una ermita visigoda del siglo VI). De camino al Circo pasaréis por el parque del Anfiteatro, que acoge una zona ajardinada con diferentes plantas y árboles que se usaban en época romana.

Del Circo romano queda poco, pues en época reciente su trazado fue engullido por edificios de nueva factura. No obstante, hoy día todavía es visible una parte del graderío, fácilmente accesible a pie, tanto por la parte superior como por la inferior, a través de largos túneles iluminados. Junto al circo se alza la torre del Pretorio, de origen romano, a cuya azotea podéis subir en ascensor para contemplar una buena panorámica de la ciudad.





2/ Murallas y Fórum

La segunda parte de la visita a Tarragona comienza en la plaza del Rey, junto a la torre del Pretorio. Desde aquí enfilamos hacia la plaza del Fórum, lugar que ocupó el antiguo foro romano, del que todavía quedan algunos restos. Junto a la plaza, previo pago, podréis visitar la catedral de Tarragona, comenzada en el siglo XII.

Otro monumento que no debéis perderos de la antigua Tarraco es la Muralla romana, levantada en el año 200 a.C., lo que a la postre sería la primera base estable de Roma en Hispania. El primigenio muro sorprende por su envergadura: 6 metros de alto por 4m de ancho, reforzado con torres como la del Paborde, que podréis ver al recorrer el perímetro.

La última visita de la jornada, que debíamos realizar tras almorzar en el restaurante Cocvla del hotel Urbis Centre, correspondía al Fórum de la Colonia. Pero icomprensiblemente, pese a estar en Semana Santa, el yacimiento estaba cerrado por falta de personal. Afortunadamente, el foro es visible desde la calle, a través de la verja que rodea el perímetro.











Cataluña



Centro de Osona

El solsticio de verano, en San Juan, fue la fecha elegida para disfrutar en familia de un fin de semana en plena naturaleza. El lugar elegido fue Mas El Senyer, una masía de finales del siglo XVI emplazada en Gurb, en la barcelonesa comarca de Osona, a unos quince kilómetros de Vic.

TOPÓNIMO: Los estudiosos nos dicen que en Osona vivieron los ausetanos, otros dicen que el nombre proviene de un tal Ausenio o que la ciudad de Vic se llamaba también Ausa. Mi amigo Jon Goitia nos resuelve el topónimo de un plumazo. Estaría escrito en la primitiva lengua que se hablaba en la penínula Ibérica, emparentada con el actual euskera:
O = "grande" + SO = "grande, muy grande" + NA = "llano".
OSONA, sin cambiar una letra, sería "la gran planicie o llanura". El nombre haría referencia a la actual plana de Vic.
Por cierto, en castellano cuando queremos enfatizar un nombre utilizamos la preposición "SO", sin saber que era un adjetivo en su origen: so cabrón: gran cabrón, so memo: gran memo...


mas el senyer Barcelona
Mas El Senyer. Gurb


Estancia
  • Trayectos:
    1/ De Vic a Mas El Senyer (Gurb).
    2/ El casco viejo de Vic.
    3/ La ermita de Santa Perpetua.
  • Alojamiento: Casa rural Mas el Senyer, en Gurb.
  • Lo mejor:
    - La estancia en Mas El Senyer. Formidable.
    - La plaza Mayor de Vic.
    - Las vistas desde la ermita de Sta. Perpetua.
  • Lo peor:
    - Encontramos mucha caravana en la C-17 a la ida.


1/ Gurb y ermita Santa Perpetura

Mas El Senyer es una masía del año 1595 establecida a siete kilómetros de la C-17, en la carretera que comunica Gurb con Sant Bartomeu de Grau, en un entorno idílico y sinigual, rodeada de bosques y naturaleza virgen. La estancia fue maravillosa, ideal para celebrar un cumpleaños y la entrada del verano.

A tres kilómetros de Mas El Senyer se encuentra la bonita ermita de Santa Perpetua. Para llegar hasta ella seguimos una pista de tierra apta para 4x4 y valió la pena. Encaramada en lo alto de una loma, desde arriba tuvimos unas hermosas vistas de la plana de Vic y del Montseny.





2/ Vic

Siempre que puedo realizo alguna excursión provechosa por los alrededores de los lugares en los que me hospedo, y tratándose de la bella comarca de Osona, la escapada fue para conocer Vic, su capital. Era día de mercado y la plaza Mayor estaba intransitable. Encontramos más tranquilidad transitando por las calles peatonales del centro histórico, del que cabe destacar el templo romano de Ausa (siglo II de nuestra era); la catedral, de estilos románico y neoclásico, y algunas casas y palacios: Casa Bayés, Casa de la Ciutat, Casa Cortada, Casa Clariana, Palau Episcopal, etc.












Cataluña



Pla del Estany

El Pla de l'Estany es una comarca rica en agua. Se encuentra entre dos cuencas fluviales, la del Fluvià al norte y la del Ter al sur. El nombre le viene dado por la presencia de numerosos lagos, siendo el más conocido de todos el lago de Banyoles.


Banyoles Banyoles
Lago de Banyoles


Ruta
  • Trayectos:
    1/ De Barcelona al lago de Banyoles.
    2/ La ciudad vieja de Banyoles.
  • Lo mejor:
    - Un paseo a pie o en bicicleta por la orilla del lago.
    - La plaza Mayor de Banyoles.
    - Los canales de riego que recorren las calles de la localidad.
  • Lo peor:
    - Los mosquitos. Mejor usar repelente.


1/ Lago de Banyoles

El lago de Banyoles fue declarado paisaje pintoresco en 1951 y en 1992 fue subsede de remo de los Juegos Olímpicos. Su origen es cárstico y tectónico y está alimentado por aguas subterráneas procedentes de la alta Garrotxa. Como la mayoría de lagos profundos, está habitado por mitos y leyendas, la más conocida habla, cómo no, de un monstruo marino: el Clot del Drac, un dragón que se comía a la gente que se acercaba al lago.

TOPÓNIMO: Para buscar el topónimo de bañolas hay que explicar un concepto básico: la procedencia de la palabra lago. Mi amigo Jon Goitia nos explica en su web que lago procede de UGAÑO:
UGA = "masa de agua" + ÑO = "pequeño".
UGAÑO > GAÑO > GALLO sería el cambio.
Este concepto explicaría por qué España está llena de lagos y ríos que llevan la voz gallo: laguna Gallocanta en Teruel, lago Gallecs en Mollet del Vallés, río Gallo en Guadalajara, río Gállego en Huesca y Zaragoza...
La voz "gallo" estaría escrita en la primitiva lengua que se hablaba en la península Ibérica, emparentada con el actual euskera. Y el lago Bañolas también formaría parte de este primitivo idioma:
GALLO = "el lago" + OLA = "redondo" + K = "plural".
GALLOLAK > BALLOLAK > BAÑOLAS sería el cambio.
Bañolas son "los dos lagos redondos" y estaría escrito en lengua euskérica. Ni catalán ni castellano.





2/ Casco viejo de Banyoles

El centro de Banyoles se encuentra a un kilómetro del lago. Se puede ir caminando, pero nosotros, que íbamos con un bebé, nos desplazamos en coche. Estacionamos en una calle de nueva factura y tras una corta caminata alcanzamos la plaza Mayor, del siglo XIII. De forma cuadrada, la plaza alberga grandes arcadas que le dan un aire armónico. En las calles anexas pudimos ver pequeños ríos de agua que, a modo de acequias o canales, surcan parte del casco viejo, perfectamente integrados en la trama urbana.

El casco histórico de Banyoles comienza en la plaza Mayor. Por las calles Major y Nou fuimos a parar al monasterio de Sant Esteve, que conserva restos de épocas muy diversas. De regreso al casco viejo admiramos casas del siglo XII, XIII y XIV, para acabar frente a la iglesia de Santa María dels Turers, de estilo gótico catalán.












Cataluña



Baix Empordà

Octubre puede ser el mes idóneo para recorrer la costa catalana, como ha sido mi caso con la comarca gerundense del Baix Empordà, que junto a la Selva, conforma el sur de la Costa Brava. Este hermoso y accidentado rincón del litoral catalán, uno de mis preferidos para disfrutar de la playa en verano, es ideal para recorrerlo en un fin de semana, y si encima te alojas en el Parador Nacional de Aiguablava, mejor que mejor.

Al día siguiente, penetré en el interior de la comarca, desde Begur hasta La Bisbal d'Empordà, la capital comarcal.


calella
Calella de Palafrugell
pals
Pals


Consejos e información útil

Estas son mis recomendaciones para disfrutar de un fin de semana en la comarca:

  • El coche propio resultó el medio ideal para descubrir los mejores enclaves de la comarca.
  • La forma más rápida de llegar a Sant Feliu de Guíxols desde Barcelona es a través de la AP-7, con salida en Vidreres.
  • A comienzos de otoño, el Parador Nacional tiene interesantes ofertas para alojarse a buen precio, con desayuno incluido.
  • En octubre el agua del mar todavía está caliente. No olvidéis el bañador porque os podréis bañar en calas tan sorprendentes como la de Aiguablava.
  • Moverse por la zona en otoño es muy aconsejable para aquellos que buscáis tranquilidad y huis de las kilométricas caravanas que se producen en los meses estivales.

Mapa completo del circuito


costa brava



Etapas y rutas del viaje



aiguablava Ruta 1: Costa Brava Sur

S. Feliu de Guíxols, Calella, Sant Sebastià y Aiguablava
Primer día

    El circuito de dos días por el Baix Empordà comienza en la Costa Brava. El primer día recorrimos en coche el litoral, desde Sant Feliu de Guíxols hasta Aiguablava, población que acoge el Parador Nacional. Se trata de una ruta fácil y agradable, ideal para realizarla tranquilamente en coche.


    Baix Empordá Aiguablava
    Parador de Aiguablava


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ De Barcelona a Sant Feliu de Guíxols.
      2/ De Sant Feliu a Calella de Palafrugell.
      3/ Faro de Sant Sebastià y Aiguablava.
    • Alojamiento: Parador Nacional de Aiguablava.
    • Lo mejor:
      - Calella de Palafrugell.
      - Las vistas desde el faro de Sant Sebastià.
      - La cala de Aiguablava y el Parador Nacional.
    • Lo peor:
      - Debí bañarme en las calas de aguas cristalinas de Calella.

    La mañana del primer día, tras partir de Cornellà, hicimos escala en Sant Feliu de Guíxols, ciudad costera que cuenta con una hermosa playa y un monasterio del siglo XII. A continuación realizamos parada y también fonda en Calella de Palafrugell, pintoresco pueblo jalonado de casitas blancas que se asoman a encantadoras calas repletas de barcas.

    Por la tarde, después de avistar la playa de Llafranc, nos desplazamos hasta el faro de Sant Sebastià, encaramado en lo alto de una colina que domina el mar con abruptos acantilados y frondosos bosques. No os perdáis las ruinas de un poblado ibérico; están junto al aparcamiento y la ermita de Sant Sebastià.


    Aiguablava
    Cala de Aiguablava


    Posteriormente, tras un corto paseo por la playa de Tamariu, alcanzamos la cala de Aiguablava. Había estado muchas veces en la Costa Brava, pero nunca había pasado la noche en un hotel. El Parador Nacional de Aiguablava, ubicado en un paraje de singular belleza, entre pinos, calas abruptas y aguas de color turquesa, fue el lugar ideal para pasar la noche y tomar mi anhelado baño en la cala.





    Cerrar Ruta 1


pals Ruta 2: Interior del Baix Empordà

Begur, Pals, Palau-Sator, Peratallada y La Bisbal
Segundo día

    Esta ruta por el interior del Baix Empordà la realicé en una jornada, tras disfrutar una noche en el Parador Nacional de Aiguablava. Atravesé la comarca de este a oeste, visitando los pueblos medievales de Begur, Pals, Palau-Sator y Peratallada. La última parada corresponde a La Bisbal de Empordà, la capital de la comarca.


    Baix Empordá Pals
    Centro de Pals


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ De Aiguablava a Begur y Sa Riera.
      2/ Núcleos medievales de Pals, Palau-Sator y Peratallada.
      3/ La Bisbal d'Empordà.
    • Alojamiento: Parador Nacional de Aiguablava.
    • Lo mejor:
      - El casco viejo de Begur.
      - Los núcleos de Pals y Peratallada.
    • Lo peor:
      - La señalización viaria en la C65, entre Cassà de la Selva y Llagostera; faltan letreros que indiquen cómo ir directamente a Vidreres o a Barcelona.

    Esta ruta por el Baix Empordà comienza en el Parador Nacional de Aiguablava, en plena Costa Brava. Una vez tomamos el suculento desayuno en el hotel, iniciamos el circuito turístico avanzando hacia el norte por la sinuosa carretera de la costa, que nos regaló una hermosa panorámica de altos acantilados y pequeñas calas.

    La primera parada en la ruta corresponde a Begur, pueblo del que dependen hermosas calas, como Sa Riera (la visitamos a continuación), y que cuenta con un castillo y con espléndidas casas de indianos. Recorrer a pie el compacto casco viejo fue un deleite para la vista.


    Begur
    Castillo de Begur

    A mediodía dejamos atrás la costa y nos adentramos por el interior de la comarca para visitar los núcleos medievales de Pals, Palau-Sator y Peratallada. Por último, antes de regresar a casa, recorrimos el casco viejo de La Bisbal d'Empordà, la capital de la comarca, cuya economía gira en torno a la cerámica.





    Cerrar Ruta 2











Cataluña



Mont-Rebei

La leridana sierra del Montsec marca la frontera natural entre las comarcas del Pallars Jussà al norte y la Noguera al sur. En su parte occidental, haciendo frontera con Aragón, se encuentra Mont-rebei, congosto modelado durante millones de años por el río Noguera Ribagorzana que constituye un verdadero espectáculo paisajístico.


Mont-Rebei Mont-Rebei
Mont-rebei


Ruta
  • Trayectos:
    1/ De Lleida a Benabarre y Pont de Montanyana (Huesca).
    2/ De Pont de Montanyana a Mont-rebei.
    3/ De Mont-rebei a Tremp.
  • Lo mejor:
    - El congosto de Mont-rebei.
    - Las vistas de los Pirineos desde el coll de Montllobar.
  • Lo peor:
    - Mucho fango en el aparcamiento de Mont-rebei.
    - Algunos tramos de la senda, junto al precipicio, eran muy estrechos.


1/ Huesca

Esta ruta comienza en Lleida, adonde llegamos procedentes de Barcelona por la A-2. Tomamos la N-230 en dirección al Valle de Arán y, entrados en la provincia de Huesca, realizamos una breve parada en Benabarre, concretamente en la chocolatería Brescó, localizada junto a la carretera. Recomiendo encarecidamente que realicéis una parada para probar un exquisito chocolate a la taza.


Brescó
Chocolates Brescó. Benabarre
Brescó
Chocolates Brescó. Benabarre


2/ Congosto de Mont-rebei

Continuando por la N-230 alcanzamos Pont de Montanyana, población oscense asentada junto al río Noguera Ribagorzana, en el límite con Cataluña. La villa es el origen de la carretera local que, por territorio leridano, nos situará en el aparcamiento del acceso norte del congosto de Mont-rebei. Seguidamente iniciamos la excursión a pie por una senda esculpida en la pared que recorre todo el desfiladero, proporcionándonos unas vistas espectaculares del río Noguera Ribagorzana, con sus aguas retenidas por la presa de Canelles. El pantano, como muestro en algunas fotos, es idóneo para la práctica del piragüismo.





3/ Tremp

Por la tarde, después de almorzar en un vertiginoso mirador del congosto, junto al precipicio, marchamos hacia Tremp por la carretera comarcal C-1311. A mitad de camino nos detuvimos en el puerto de Montllobar, cuya cresta nos ofreció una interesante perspectiva de Tremp, la capital del Pallars Jussà, y de los Pirineos.

Quince minutos tardamos en descender del puerto y alcanzar la localidad de Tremp. Realizamos un agradable paseo por la villa, prestando atención a su núcleo antiguo, organizado en torno al desaparecido recinto amurallado.


Montllobar
Puerto de Montllobar
Mont-rebei
Tremp









Cataluña



Este de Osona

Esta interesante ruta, pensada para realizarla en un día, transcurre por el noreste de la comarca de Osona, entre el río Ter y la provincia de Gerona. El eje vertebrador es la carretera C-15, que discurre por un paraje de extraordinaria belleza, dominado por altas montañas y por la presencia del profundo valle del río Ter.

TOPÓNIMO: Los estudiosos nos dicen que en Osona vivieron los ausetanos, otros dicen que el nombre proviene de un tal Ausenio o que la ciudad de Vic se llamaba también Ausa. Mi amigo Jon Goitia nos resuelve el topónimo de un plumazo. Estaría escrito en la primitiva lengua que se hablaba en la penínula Ibérica, emparentada con el actual euskera:
O = "grande" + SO = "grande, muy grande" + NA = "llano".
OSONA, sin cambiar una letra, sería "la gran planicie o llanura". El nombre haría referencia a la actual plana de Vic.
Por cierto, en castellano cuando queremos enfatizar un nombre utilizamos la preposición "SO", sin saber que era un adjetivo en su origen: so cabrón: gran cabrón, so memo: gran memo...


Osona Cabrera
Santuario de Cabrera


Ruta
  • Trayectos:
    1/ Cornellá a Manlleu y Tavertet.
    2/ De Tavertet a Rupit.
    3/ De Rupit al santuario de Cabrera.
  • Lo mejor:
    - Las vistas del pantano de Sau desde Tavertet.
    - El santuario de Cabrera.
  • Lo peor:
    - El camino que ascendía al santuario de Cabrera, retorcido y bacheado a más no poder. Me mareé.

La ruta comienza en Manlleu, población situada al norte de Vic que pone fin al trayecto por la autovía C-17. Al comienzo de la nueva vía, en un area de servicio, hacemos un alto para adquirir un litro de leche fresca en un dispensador automático. Costumbres de la zona.

La carretera C-15 asciende de forma gradual por una zona boscosa al norte del Ter. El río queda abajo, serpenteando por el fondo del valle. Un desvío a la derecha conduce, en quince minutos, a Tavertet, bonito pueblo empedrado ubicado en lo alto de una montaña que se alza 400 metros por encima del valle de Sau. El pueblo es de postal, con casas de piedra, calles también empedradas y exquisitos miradores hacia el abismo. Nosotros tuvimos la oportunidad de entrar en una casa-museo para contemplar cómo era el modo de vida de los lugareños años atrás. A las afueras de la villa realizamos una excursión por las crestas de la montaña para contemplar unas impagables vistas del río Ter y el pantano de Sau.

Por la tarde, después de almorzar exquisitos platos tradicionales de la zona en un restaurante de Tavertet, continuamos por la C-15 hacia el este, hasta alcanzar Rupit, uno de los pueblos con más encanto de Cataluña. Estacionamos el coche en un aparcamiento ubicado a las afueras, en la parte baja, y accedimos a pie al núcleo antiguo por un estrecho puente levadizo que salvaba las cristalinas aguas del río. El viejo Rupit os enamorará: casas de piedra con balcones de madera, zona peatonal libre de coches, restaurantes, en fin, es el pueblo ideal para gozar de unas horas de paz entre las montañas de Collsacabra y las Guilleries.

De regreso a Manlleu, a la altura de Cantonigrós, tomamos un desvío a la derecha que nos condujo, con más pena que gloria por una angosta pista de tierra de más de seis kilómetros, hasta el santuario de la Mare de Déu de Cabrera (del siglo XVII), ubicado en lo alto de un risco en pleno corazón de la sierra de Collsacabra.












Cataluña



Delta del Ebro

El Parque Natural del Delta del Ebro, con sus 320 km2 de superficie, es uno de estos enclaves peninsulares que merece la pena ser visitado. Yo tengo la suerte de haberlo recorrido en dos ocasiones, la primera me alojé en un cámping en Riumar y la segunda, la que os muestro en esta página, en un sencillo hotel de L'Ampolla.


Delta del Ebro Delta del Ebro
Deltebre


Ruta
  • Trayectos:
    1/ De Barcelona a L'Ampolla.
    2/ De L'Ampolla a Deltebre.
    3/ De Deltebre a Riumar.
    4/ Crucero por el Delta.
  • Alojamiento: Hotel La Roca Plana, en L'Ampolla.
  • Lo mejor:
    - El hotel: acogedor, tanquilo y con buenas vistas del puerto.
    - El faro de Riumar y las vistas del delta que brinda.
    - El crucerito por el río Ebro.
  • Lo peor:
    - Las plagas de mosquitos.


1/ L'Ampolla, Deltebre y Riumar

Si te desplazas desde Barcelona, como fue nuestro caso, L'Ampolla es la puerta norte del delta del Ebro. Su perfecta ubicación, en el golfo de Sant Jordi, le proporciona al municipio exquisitas playas de fina arena en aguas tranquilas. El viaje lo realizamos en febrero, y en lugar de playas nos dedicamos a recorrer el puerto, pues junto a él se encontraba nuestro hotel.

Al día siguiente, partimos de L'Ampolla en dirección sur y a la altura de Camarles, entramos en el delta del Ebro por una estrecha carretera (TV-3401) que serpenteaba entre arrozales y acequias. Quince minutos después alcanzamos Deltebre, que junto a Sant Jaume d'Enveja, conforman los dos últimos municipios que baña el Ebro antes de morir en el Mediterráneo. El sol en lo alto y una alta temperatura, fuera de lo habitual para un mes de febrero, amenizó nuestro primer paseo por la ribera del gran río ibérico.

Al este de Deltebre, siguiendo la T-340 por la orilla norte del Ebro, se llega a Riumar, una urbanización que cuenta con playa propia, además de un cámping que me sirvió de alojamiento unos años atrás. Aparte de contemplar dunas, podréis acercaros a un faro de madera desde el que podréis contemplar aves y los últimos metros del río antes de fundirse con las aguas del mar.





2/ Crucero por el delta

Al final de la T-340, antes de llegar a la urbanización de Riumar, encontraremos el embarcadero de Buda, el punto de partida de excursiones en barco por la parte final del delta.

El embarcadero está a cinco kilómetros de la desembocadura y durante la apacible travesía es posible avistar aves en su medio natural. A mano derecha podréis contemplar la isla de Buda y a la izquierda el faro de Riumar. El barco, una vez alcanza el mar en la punta del Galatxo, da media vuelta y remonta el río para completar, en poco más de media hora, esta maravillosa excursión.











Cataluña



Ruta de Dalí

Conocer el legado de Salvador Dalí, el pintor más excéntrico que ha parido Cataluña, es un buen pretexto para disfrutar de un fin de semana en la comarca gerundense del Alt Empordà. El magnífico complejo turístico de Torremirona, cerca de Figueres, fue el elegido para alojarnos.


Ruta de Dalí Museo Dalí
Museo Dalí (Figueres)


Ruta
  • Trayectos:
    1/ De Barcelona a Figueres y Torremirona.
    2/ De Figueres al monasterio de Sant Pere de Rodes.
    3/ De Sant Pere a Cadaqués y Portlligat.
  • Alojamiento: Hotel Torremirona Golf & Spa.
  • Lo mejor:
    - El museo Dalí de Figueres.
    - El monasterio de Sant Pere de Rodes.
    - El pueblo de Cadaqués.
    - La cala de Portlligat.
  • Lo peor:
    - En Cadaqués coincidimos con una concentración de moteros; demasiada gente para un pueblo tan pequeño.


1er día: Figueres y Torremirona

Figueres

Mi particular ruta de Dalí, realizada en un mes de enero, fue una mezcla a partes iguales de montaña y mar. Figueres, la dinámica y cultural capital del Alt Empordà, fue el primer destino en donde nos detuvimos. Un paseo por el casco viejo nos condujo hasta el Museo Dalí, el principal foco de atracción de la ciudad, de visita más que obligada.


Torremirona
Museo Dalí. Figueres
museodali2
Museo Dalí. Figueres


Hotel Torremirona

A última hora de la tarde nos acomodamos en el hotel Torremirona, en cuyas instalaciones deportivas pudimos relajarnos haciendo uso del circuito termal que habíamos contratado. Torremirona se encuentra al oeste de Figueres, a quince minutos en coche.


Torremirona
Hotel Torremirona
Torremirona
Hotel Torremirona


2º día: P. Natural Cabo de Creus

Sant Pere de Rodes

Al día siguiente nos dirigimos hacia el Parque Natural del Cabo de Creus, en cuya retorcida orografía se localizan interesantes enclaves, que por supuesto visitamos. Uno de ellos fue un dolmen milenario y el segundo, emplazado a 520 metros de altura sobre el nivel del mar, fue el monasterio de Sant Pere de Rodes, del siglo IX, uno de los principales monumentos románicos de Cataluña.

Por norma general, cobran unos euros por visitar el monasterio, pero ese fin de semana el acceso era gratuito. El monasterio, pese a encontrarse en un estado semirruinoso, se puede visitar perfectamente con la ayuda de pasarelas: conducen al campanario, al claustro, al interior de la nave central... El interior está iluminado, pero no está acondicionado para carritos. Por cierto, desde el camino que conduce al monasterio tendréis la mejor panorámica del edificio, del parque natural, del mar e incluso de los Pirineos, que en nuestro caso, los vimos cubiertos de un manto blanco.




Cadaqués

A mediodía, tras un sinuoso descenso por la montaña que nos bridó unas preciosas vistas de Port de la Selva, alcanzamos Cadaqués, quizá la localidad de la Costa Brava más retratada y pintada por los artistas, gracias en parte a la figura del genial Salvador Dalí. A destacar: las callejuelas del pueblo, el puerto de pescadores y su bello entorno natural dentro del cabo de Creus.




Portlligat

Al norte de Cadaqués, en una pequeña cala de aguas cristalinas, se encuentra el núcleo de pescadores de Portlligat. Este bello enclave, que acoge la casa-museo de Dalí, inspiró como ningún otro lugar al excéntrico pintor. Actualmente la casa se puede visitar previa cita.


portlligat
Casa-Museo de Dalí








Cataluña



Castillos de Lérida

En algunas ocasiones, cuando me dirijo al Pirineo oscense, me gusta detenerme por el camino para realizar alguna visita esporádica a algún enclave interesante. En esta ocasión, la ruta me condujo hasta los castillos de Montclar y Montsonís, erigidos al sur del río Segre, en la leridana comarca del Urgell.


Mapa de Montsonís Montsonís
Montsonís


Ruta
  • Trayectos:
    1/ De Barcelona a Cervera y Agramunt.
    2/ De Agramunt a Montclar d'Urgell.
    3/ De Montclar a Montsonís.
    4/ De Montsonís a Benasque (Huesca).
  • Lo mejor:
    - Los castillos de Montclar y Montsonís.


1/ Castillo de Montclar

Agramunt, población de l'Urgell con sabor a turrón artesano, es el inicio de esta interesante ruta por la comarca leridana del Urgell. Desde Barcelona tomamos la A-2 hasta Cervera y luego nos deviamos hacia el norte por la L-303.

La ruta prosigue hacia el norte por la carretera C-14, que une Agramunt con Artesa de Segre. Transcurridos diez kilómetros de la primera, dimos con el desvío que nos condujo, en poco más de un kilómetro, hasta Montclar d'Urgell, pequeño núcleo ubicado junto al canal de Urgell que acoge el primero de los castillos que visitamos, un edificio levantado entre los siglos XVI y XVII sobre los restos de una torre romana.


montclar
Fachada del castillo
montclar
Interior del castillo


2/ Montsonís

Unos kilómetros más al norte, muy cerca del río Segre, alcanzamos Montsonís, bonito pueblo levantado en la ladera de una montaña cuajada de pinos. En la parte alta, dominando la villa, se alza el robusto castillo, del siglo XVII. Su interior, cuya visita recomiendo, acoge diferentes salas donde se puede ver cómo vivían los señores del castillo. Los aposentos, la cámara, la cocina y el comedor parecen haberse detenido en el tiempo. En los pasillos podréis encotrar un buen lote de escudos y armaduras, artilugios medievales que seguro volverán locos a los amantes de las fotos. Y desde la torre del patio tendréis una maravillosa panorámica del pueblo y de la plana de Urgell.










© www.josecanovas.com