mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - España - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico y toponímico
Los Tres Templos. Guipúzcoa   Agosto 2019
ETAPA 4: Cestona I Azpeitia I Loyola I Azkoitia I La Antigua (Zumárraga) I Aranzazu I Oñate I Bergara
botonsubir1
Esta interesante ruta penetra en el corazón de Guipúzcoa, resigue el valle del río Urola desde Cestona hasta Zumárraga, pasa por Oñate y concluye en Bergara, en el valle del Deba. Los tres templos o santuarios (Loyola, La Antigua y Aránzazu) es sólo el pretexto para conocer villas y paisajes cargados de belleza y espiritualidad.

trestemplos loyola
Santuario de Loyola


Consejos e información útil

  • Trayectos:
    1/ De San Sebastián a Cestona.
    2/ De Cestona a Apeitia y Loyola.
    3/ De Azpeitia a Azkoitia.
    4/ Urretxu y La Antigua.
    5/ Aránzazu y Oñate.
    6/ Bergara.
  • Alojamiento: Hotel Ametzagaña, en San Sebastián.
  • Almuerzo: Taberna Galipan, en Azkoitia.
  • Lo mejor:
    - Remontar el frondoso valle del Urola por la carretera comarcal.
    - El casco antiguo de Oñate.
    - El puerto de Udana, entre Zumárraga y Oñate.
    - Contemplar en P. Nat. Aizkorri desde Aránzazu.
  • Lo peor:
    - Carretera plagada de ciclistas, lo que nos obligaba a circular muy lentos.



Cestona

Salimos desayunados de buena mañana del hotel Ametzagaña. Tomamos la autopista A-8 en dirección a Bilbao, hasta Zumaia, punto donde enlazamos con la comarcal GI-631, que remonta el valle del río Urola hasta Zumarraga. La primera parada en la ruta fue en Cestona, o Zestoa, nombre que el gobierno vasco ha decidido acuñar sin ton ni son (palabras textuales de Jon Goitia).

TOPÓNIMO: Jon Goitia lo deja muy claro en su web: Cestona está escrito en euskera y Zestoa no significa nada, es una cagada de órdago del gobierno vasco, que ha encargado a supuestos expertos la tarea de vasconizar topónimos. Goitia nos dice que Cestona es el nombre primigenio, el que no ha variado con el paso de los siglos. ¿Y qué significa?:
SE/SES = "cortado" + TO = "superior" + NA = "plano".
SESTONA > CESTONA
haría alusión a las suaves colinas que se levantan en el valle del río Urola. Su parte superior es plana (TONA), y se recorta sobre el río. ZESTOA, en cambio, no significa nada.
Cestona no está escrito en castellano. Eso es una estupidez. Que acabe en ONA no quiere decir nada. En Ona acaban también Artajona, Lejona, Pamplona...; y siempre estaríamos hablando de topónimos euskéricos. Para vasconizarla más sería suficiente con escribirla así: ZESTONA.

¿Qué hay que ver en Cestona?, villa que se ha hecho famosa gracias a un balneario. Primeramente, hay que llegar hasta la plaza Mayor para ver el Ayuntamiento y casonas como la del licenciado Juan Martínez (s. XVI). Luego hay que descender hasta el río Urola por un ascensor, cruzarlo por un bonito puente con lavadero, y pasear por la orilla opuesta hasta el bello palacio de Lili, una casa-torre de aspecto gótico de finales del siglo XV.





Azpeitia

Tras breves minutos de rodar río Urola arriba por la GI-631 llegamos a Azpeitia, villa industrial que cuenta con un coqueto casco viejo, y que destaca por albegrar el Museo Vasco del Ferrocarril y el santuario de Loyola.


1. Museo Vasco del Ferrocarril

Ubicado en las viejas instalaciones del desaparecido ferrocarril del Urola, el museo nos traslada a un pasado cargado de esplendor. En su antigua estación descansan locomotoras de vapor, vagones, tranvías..., que comparten escenario con diversas salas donde se exhibe maquinaria, maquetas, audiovisuales... A las 12 horas un tren realizaba un corto recorrido turístico de seis kilómetros hasta una población próxima, pero como íbamos justos de tiempo, no lo tomamos.





2. Casco viejo de Azpeitia

El río Urola y el macizo de Izarraiz otorgan a Azpeitia su peculiar razón de ser. El centro histórico, levantado junto al río, aglutina un buen puñado de casonas, entre las que destaca Casa Altuna (s. XVI), el palacio Basazabal, la Casa torre de Enparan y el Ayuntamiento. Otros edificios que sobresalen del resto son la parroquia de San Sebastián de Soreasu, con sus grandes columnas y, junto a ella, la Casa-palacio del músico Antxieta, de estilo mudéjar.





3. Santuario de Loyola

A un par de kilómetros al sur de Azpeitia, en una explanada situada junto al río Urola, se levanta el santuario de Loyola, compuesto por una serie de edificios que se han ido erigiendo en torno a la casa-torre medieval.


loyola2
Basílica de Loyola

En el centro del recinto sobresale con fuerza la basílica de Loyola, dominada por una cúpula y precedida por un amplio pórtico decorado en estilo churrigueresco, modalidad exuberante del barraco español.


loyola4
Basílica de Loyola
loyola3
Basílica de Loyola


Azkoitia

Ascendiendo por el valle del Urola, a unos cinco o seis kilómetros del santuario de Loyola, llegamos a Azkoitia, conocida como la "villa de los caballeritos", si bien yo la habría rebautizado como la "villa de las fuentes de agua". Mientras recorríamos a pie el casco viejo, a la vez que relizábamos una visita exprés, tratamos de localizar un restaurante donde almorzar.

La visita a Azkoitia fue rápida, eficiente para el primer cometido, el turístico: palacio Iribe, calle Mayor, iglesia de Santa María la Real, Casa Negra, mercado, plaza Herriko, Ayuntamiento...; y un tanto infructuosa para el segundo, pues sólo vimos un restaurante abierto en todo el pueblo, la taberna Galipan, sita en la plaza Balda (buenos platos a precios de Euskadi. Por cierto, sobraban algunos carteles reivindicativos).





Urretxu y La Antigua (Zumárraga)

En la comarca del Alto Urola, donde finaliza la carretera GI-631, se encuentran Zumárraga y Urretxu, villas rodeadas de altas montañas que han visto multiplicar su población gracias a la industria y a la llegada del ferrocarril.


1. Urretxu

Podríamos decir que la carretera GI-631 divide en dos los núcleos de Zumarraga y Urretxu o Villanueva de Urrechua. Nos tuvimos que desviar hacia la derecha para encarar la calle mayor de Urretxu, que nos condujo a la plaza de Iparraguirre. La plaza aglutina los principales atractivos de la ciudad: el monumento a José María Iparraguirre (compuso el Árbol de Guernika), la iglesia de Santa María de Tours (siglos XVI-XIX) y el palacio Ipeñarrieta-Corral, del siglo XVII.


urretxu
Santa María de Tours


TOPÓNIMO: Al parecer, los etimologistas no se ponen de acuerdo sobre el origen del topónimo de Urretxua. Unos dicen que proviene de "avellanedo" (URREITZ = "avellano" + TSU = "abundancial" + A = "artículo"). Otros dicen que podría venir de UR = "agua" o URRE = "oro".
Otra opción, la que yo propongo, haría alusión a la geografía. En este caso, Urretxua vendría de:
OR/ORR = "alto" + AITZ/AIX = "roca o montaña" + O = "grande" + A = "artículo euskerico".
ORRAITZO > ORREITZO > URREITXU (con el habitual cambio O/U en euskera)
sería "la montaña grande y eleveda" que se alza, poderosa, sobre el valle del Urola. Lo de las avellanas suena un poco a risa, sin embargo es la descripción que encontraremos en Wikipedia.


urretxu2
Monumento a Iparraguirre
urretxu3
Palacio Ipeñarrieta


2. Santuario de La Antigua

No fue fácil encontrar la ermita. Desde Urretxu seguimos las indicaciones y fuimos a parar a las afueras de Zumárraga, la villa natal de Miguel López de Legazpi, conquistador de Filipinas. El GPS y algunos carteles nos condujeron a una estrecha carretera que serpenteaba montaña arriba. Dos kilómetros después, la vía finalizó en el aparcamiento, o mejor dicho, en un fascinante balcón-mirador.

El lugar era maravilloso, rodeado de montañas y con el valle del Urola a nuestros pies. No me extraña que erigieran allí el santuario románico de Santa María, más conocido como La Antigua, un pequeño templo construido en madera, allá por el año 1366, que me impresionó por su extrema belleza. Por cierto, en el entremado de vigas de madera se esconde la figura de un pequeño dragón. ¿Sabríais verlo?





Oñate y Aránzazu

Más allá del Alto Urola, donde Guipúzcoa y Álava se dan la mano, se encuentra el Parque Natural Aizkorri-Aratz, que cobija altas cimas, verdes prados y profundos valles. Oñate y el santuario de Aránzazu son la puerta de entrada a este magnífico espacio natural.


1. Puerto de Udana

Partimos de Zumárraga por una nueva carretera, la GI-2630, que en poco más de veinte minutos nos catapultó hasta el puerto de Udana, a 521 metros de altitud. Atrás quedó el valle del Urola, ahora nos recibía un nuevo río, el Olarán, que desagua en el valle del Deba. El puerto nos brindó una fantástica panorámica del Parque Natural de Aizkorri-Aratz.


udana
Puerto de Udana
udana2
Puerto de Udana


2. Santuario de Aránzazu

El descenso del puerto, por el valle del río Olaran, concluyó en Oñate/Oñati, villa monumental que decidimos visitar a nuestro regreso de Aránzazu. Para llegar al santuario tuvimos que tomar una nueva carretera local, que en nueve kilómetros de continua subida nos depositó frente al estrambótico y descomunal templo.


aranzazu
Santuario de Aránzazu

Podríamos catalogar de chiflados a los que decidieron erigir Aránzazu en el entorno del Parque Natural Aizkorri-Aratz. Un lugar tan bello, verde y agreste no encaja con un templo de corte moderno, transgresor y hasta futurista. No digamos el aparcamiento, demasiado voluminoso y recargado de cemento, que tampoco lidia con ese desbordante entorno natural. De Aránzazu me quedo con el paisaje. El templo se lo dejo a los devotos.


aranzazu2
Santuario de Aránzazu
aranzazu3
Entorno de Aránzazu


3. Oñate/Oñati

A nuestro regreso de Aránzazu realizamos una parada obligada en Oñate/Oñati, ciudad que fue un señorío independiente hasta mediados del siglo XIX. En esta villa monumental vimos ejemplos arquitectónicos que van desde el gótico de la iglesia de San Miguel al bellísimo renacentismo de la universidad de Sancti Spiritus. De la iglesia, lo que má me impactó fue que estaba asentada sobre el cauce del río Olarán. Oñate cuenta con abundantes casas-torre y palacios, además de una vieja estación que ya no presta servicio. Junto al edificio ferroviario admiré una robusta locomotora de vapor.

TOPÓNIMO: En la oficina de turismo de Oyarzun, un joven empleado me explicó que algunas villas vascas tenían doble nomenclatura, en vasco y en castellano. "Oñate está escrito en castellano y Oñati en vasco", me dijo. Y yo le respondí que en el caso de Oñati, ambas voces estaban escritas en vasco. Oñate es un nombre muy antiguo, es el que figura en la estación de tren y el que, atendiendo a la geografía, tiene una explicación más lógica:
OÑA = "peña, montaña" + ATE = "desfiladero, paso".
OÑATE
sería "un paso entre montañas". De hecho, la villa se encuentra entre los valles del Urola y el Deba, en una zona de tránsito. OÑATI, podría significar "abundancia de peñas", de OÑA + TZI.
El gobierno vasco la pifia pensando que Oñate está escrito en castellano. Y claro, todo lo que suene a castellano en euskadi...





Bergara

Partimos de Oñate pasadas las siete, en dirección al valle del Deba. Llegamos pronto a Bergara, que tiene un núcleo largo y disperso a lo largo del río. En torno a la plaza San Martín se agrupan sus edificios más emblemáticos, pero los vimos de pasada mientras tratábamos de estacionar el vehículo, en vano.


bergara2
Palacio Ozaeta

Previamente, nos habíamos detenido unos minutos para admirar el palacio de Ozaeta, perteneciente a una de las familias más antiguas y de mayor abolengo de Guipúzcoa. Situado al sur del municipio, junto al río Deba, el actual palacio comenzó a construirse a mediados del siglo XVI y se caracteriza por tener un cuerpo rectangular.


bergara
Puente sobre río Deba
bergara3
Palacio Ozaeta y río Deba

La ruta de los tres templos debía acabar en el valle del Deba, visitando Bergara y Elgoibar antes de alcanzar la costa y regresar a San Sebastián. Pero no pudo ser. Habíamos estirado la jornada al máximo, deteniéndonos en diversos pueblos del valle del Urola, en Oñate y en tres santuarios. Tampoco pudimos cenar en Bergara por no hallar aparcamiento. Como suelo decir, "nunca se puede ver todo de una vez". Ya habrá otra ocasión.


paisvasco


EUSKADI



fotocolumna


DESTINOS