mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico
Ciudad de Soria   Agosto 2018
Alameda de Cervantes I Casco viejo I Parque del Duero I Ermita San Saturio

Soria seduce al viajero. Machado se inspiró en ella para escribir bellos poemas, Gabinete Caligari le dedicó una canción, y yo, que me siento medio soriano, gracias a esta humilde página web os quiero mostrar de qué pasta está hecha: casco viejo, río Duero, ermita de San Saturio...

TOPÓNIMO: Nuestros expertos no se ponen de acuerdo sobre el origen de este nombre. El disparate más grande que he leído sobre su origen nos habla de un castillo propiedad de un capitán griego llamado Dórico (¿un griego fundando una ciudad castellana?); otras teorías relacionan el nombre con Dauria, a su vez drivado de daurius, por lo del río Duero (pero daurius se parece a Soria como un huevo a una castaña), y Pedro de Rúa dice que vendría de Sarra, nombre de la ciudad de Tiro (¿?).
Si estos sabios investigaran un poco se darían cuenta de que esta voz se repite en España: Suria en Barcelona (a orillas del río Cardener), Oria en Almería, río Oria en Guipúzcoa... Estas voces nos dan una pista sobre su topónimo, que sería euskérico:
SO = "acción de mirar, mirador" + URI = "río" + A = "artículo euskérico".
SOURIA > SORIA
sería "el mirador sobre el río". El río Duero, a su paso por Soria, avanza por un estrecho cortado que se torna más escarpado a la altura de la ermita de San Saturio. Cualquiera de estos cerros podría ser ese magnífico mirador.


soria sansaturio
San Saturio


Consejos e información útil
  • Soria es una capital pequeña. Podéis aparacar cerca del centro y moveros a pie tranquilamente.
  • Recorred a pie la senda del Duero, alrededor de Soto Playa. Es un lugar muy tranquilo y agradable.
  • Se puede llegar en coche a los pies de la ermita de San Saturio, pero yo recomiendo que dejéis los vehículos en la carretera (junto al puente del Duero) y caminéis por la ribera del río.
  • El restaurante Ecus, en el casco viejo, es ideal para los sibaritas de la buena comida.
  • No os vayáis de Soria sin probar sus famosos torreznos. Acompañadlos con cerveza o una buena copa de vino.

  • Trayectos: de Judes a Soria (i/v).
  • Restaurante: Ecus, en la calle Numancia. Excelente relación calidad-precio.
  • Lo mejor:
    - La plaza Mayor.
    - La senda junto al Duero, en Soto Playa.
    - La ermita de San Saturio.
  • Lo peor:
    - El chaparrón vespertino, algo normal en verano.
    - La falta de inversión en infraestructuras. Soria pierde población año tras año.



Casco viejo

Llegamos a Soria procedentes del Alto Jalón, por la autovía A-15 vía Almazán. Estacionamos el vehículo muy cerca de la Alameda de Cervantes y desde allí nos movimos a pie hasta la plaza Mariano Granados, donde comienza la peatonal calle del Collado. A mano derecha pudimos admirar la vieja iglesia de San Juan.

El casco viejo de Soria es pequeño, se visita en una mañana. No debéis perderos la plaza de San Blas, el palacio de los Condes de Gómara y la plaza Mayor, presidida por el Ayuntamiento y la iglesia de Nuestra Señora de la Mayor, del siglo XVI. Descendiendo por la calle Zapatería podréis ver las ruinas del templo románico de San Nicolás (s. XII-XIII) y la concatedral de San Pedro. Por último, os invito a que descanséis en la Alameda de Cervantes, uno de los parques más emblemáticos y bonitos de la capital, cuya construcción se remonta al siglo XII.





Puente del Duero y Soto Playa

Al puente del Duero se accede por la calle que acoge la concatedral de San Pedro. Construido en el siglo XII, en origen fue una estructura de origen románico. Desde el centro disfrutamos de una fantástica panorámica del río Duero, que al pasar bajo los ocho arcos avanza represado.

A la derecha del puente, una senda nos condujo a los Arcos de San Juan, pertenecientes al claustro del monasterio de San Juan del Duero, del siglo XII, lo único que queda en pie de todo el edificio. La entrada sólo costaba un euro, vamos a precios sorianos.

Y a la izquierda del puente, por otra senda construida con tablones de madera, descendimos junto al Duero para deleitarnos con hermosas vistas del río y del puente del Duero. Un pequeño puente de madera nos trasladó hasta el interior de la isla de Soto Playa, donde contemplamos un pequeño salto de agua. Quisimos almorzar en el restaurante de Soto Playa, pero estaba completo. Es lo que ocurre cuando se visita Soria en agosto. Si no reservas, no comes.

TOPÓNIMO: Javier Goitia lo explica muy bien en su web. El río Duero no deriva del celta dubr o dwfr. Estaría escrito en lengua euskérica:
U = "agua" + ERO = "repetición, frecuencia (en este caso se refiere a afluentes y cursos de agua)".
UERO > DUERO (la 'd' sería una prótesis añadida, para mejorar su prosodia)
, sería una presencia muy densa de manifestaciones acuosas (ríos arroyos, fuentes, lagunas, balsas...). El Duero es el río con la mayor y más regular cuenca de recepción de España. En la península abundan los topónimos como tuero y suero, con idéntico o parecido significado.





Ermita de San Saturio

A San Saturio se puede llegar a pie o en coche desde Soria. Desde la misma ciudad parte una senda que desciende hasta el puente de San Saturio, si bien nosotros realizamos un híbrido (a pie + coche), pues estacionamos los vehículos en un pequeño aparcamiento ubicado en la N-122 (Soria-Zaragoza). Desde allí cubrimos a pie los 1,4 km que nos separaban de San Saturio. (Este tramo, asfaltado, se puede realizar en coche).


sendasaturio
Inicio paseo San Saturio. Aparcamiento


1. Monasterio de San Polo

El primer tramo del paseo de San Saturio, tan estrecho que apenas cabe un coche, nos condujo al pequeño monasterio de San Polo, construido en el siglo XII por los templarios, y que estuvo habitado hasta 1312. Edificio y paseo inpiraron a Gerardo Diego y por supuesto a Antonio Machado.


sanpolo
Monasterio de San Polo
sanpolo2
Monasterio de San Polo


2. Ermita de San Saturio

Al otro lado del monasterio de San Polo, el paseo de San Saturio pasa bajo el oxidado puente ferroviario de la clausurada línea que un día uniera Soria con Pamplona (he aquí una prueba más de la nula inversión en infraestructuras en la provincia). Durante el siguiente kilómetro, el paseo discurre en paralelo al río Duero, cuyo cauce desciende de forma pausada hacia la ermita más hermosa de Soria. (Os aconsejo que realicéis este camino a media tarde; eso sí, llevad repelente de mosquitos).

El acceso a la ermita de San Saturio es gratuito (detalles sorianos). Las aportaciones las podéis realizar comprando artículos en la pequeña tienda ubicada en la planta superior o encendiendo velas con monedas de 20 cts.

La Cueva de San Prudencio es la entrada a San Saturio. La tradición cuenta que en el siglo VI el noble soriano Saturio repartió sus riquezas entre los pobres y se instaló en ella. La ermita, con paredes labradas en la roca, con sus salas, habitaciones y capilla, y con diversas ventanas que se asoman al Duero, se construyó siglos después, en el XVII). Todo el edificio aporta paz y relajación al viejero. Se trata de un lugar maravilloso, junto al Duero, con la ciudad de Soria asomando por encima de las colinas.




∧ Volver arriba


soria


SORIA



viajesgold


DESTINOS