José Cánovas
Viajero

Rutas por España en
avión + coche, tren, bus...



Rías Bajas (Pontevedra)

Las Rías Bajas o Baixas son exclusivas del suroeste de Galicia. Comienzan en la provincia de A Coruña: ría de Corcubión, ría de Muros y costa norte de la ría de Arousa, y prosiguen por el litoral de Pontevedra (sur de Arousa, ría de Pontevedra y ría de Vigo), finalizando en el estuario del Miño, río que en su parte final hace frontera con Portugal.


Pontevedra
Ría de Pontevedra
gaviota
Bateas de O Grove


Consejos e información útil

Estas son mis recomendaciones para disfrutar de cuatro días en las Rías Bajas:

  • La fórmula avión + coche de alquiler es ideal si se quiere explorar la región con comodidad.
  • Si viajáis en temporada baja, como fue mi caso, ganaréis tiempo en las visitas, porque no encontraréis turistas. En Tui, por ejemplo, visitamos la catedral-fortaleza en solitario y en los molinos del Folón sólo nos topamos con dos senderistas.
  • Pontevedra es ideal para alojaros, emplazada en el corazón de las Rías Bajas, muy cerca del aeropuerto de Vigo.
  • Si vais con niños pequeños, pensad que podréis alquilar la sillita para el coche a un precio razonable (a nosotros nos costó 50€ los cuatro días).
  • En función de los días que dispongáis, visitad una ría por jornada.
  • Si queréis realizar una excursión en barco a una batea, que incluya vino y mejillones a destajo, acercaos a O Grove, en la ría de Arousa. Si viajáis fuera de temporada, planificad la excursión para el fin de semana y presentaos en el puerto antes de las doce.
  • Si queréis probar buenas ostras, tenéis que ir a Arcade, en la ría de Vigo.
  • La senda de los molinos de Meis, junto al río Armenteira, es apta para realizarla con cochecitos de bebé, incluso hay aseos limpios en la ruta.
  • Si sois creyentes, encomendaos al apostol Santiago para que ahuyente los temporales, y si no lo sois, buscad un trébol de cuatro hojas para que os dé suerte.
  • No olvidéis el paraguas. En Galicia es imprescindible.
  • Este brillante circuito por las Rías Bajas se ha completado con una magnífica excursión a Valença do Minho, en Portugal.


Mapa completo del circuito


rias bajas



Etapas y rutas del viaje



riavigo Ruta 1: Ría de Vigo
Vigo, Cangas de Morrazo y Baiona
Primer día

    La ría de Vigo tiene una longitud de treinta kilómetros y es la más septentrional de las rías pontevedresas. Como sus vecinas del norte, se estira de suroeste a noreste, desde Baiona hasta la ensenada de San Simón. Sus poblaciones más importantes son Vigo, Baiona, Cangas de Morrazo, Moaña y Redondela.


    Ría de Vigo cangas
    Cangas de Morrazo


    Ruta

    • Trayectos: Avión Barcelona-Vigo (i/v) y coche de alquiler.
      1/ Del aeropuerto a Vigo.
      2/ Travesía en barco entre Vigo y Cangas (i/v).
      3/ De Vigo a Baiona.
      4/ De Baiona a Pontevedra.
    • Alojamiento: Hotel Room de Pontevedra.
    • Lo mejor:
      - Navegar por la ría de Vigo.
      - El restaurante La Codorniz, en el puerto de Vigo. Buena relación calidad-precio.
      - Baiona: el parador y el casco antiguo.
    • Lo peor:
      - Aparcar en Vigo. El párking subterráneo nos costó más de 9€.


    1/ Vigo y Cangas

    Este viaje de cuatro días comienza en el aeropuerto Peinador de Vigo. De buena mañana, tras montar en el coche de alquiler que habíamos reservado, partimos hacia Vigo, la ciudad más grande de Galicia, por delante de A Coruña. En el centro histórico es muy complicado estacionar, por lo que os recomiendo que dejéis el coche en un aparcamiento subterráneo. Nosotros lo aparcamos al inicio de la rúa Príncipe, avenida peatonal próxima al centro histórico.


    Vuelo
    Vuelo Barcelona-Vigo

    Caminando por la calle Príncipe enfilamos hacia la céntrica plaza del Sol, la antigua puerta de la muralla. Admiramos algunos edificios emblemáticos y luego penetramos en el casco viejo para contemplar la plaza de la Constitución. A través de calles peatonales descendimos hasta el puerto deportivo y a las doce y media cruzamos en ferry la ría de Vigo hasta la vecina Cangas.

    Nota: El barco une Vigo con Cangas (y viceversa) cada media hora. El trayecto dura unos veinte minutos, cuesta 2,5€ y regala exquisitas vistas de la ría, con el puente colgante de Rande al este y las islas Cíes al oeste. A finales de invierno, aunque luzca el sol, es conveniente portar ropa de abrigo para combatir el aire frío que se cuela por el centro de la ría.

    Atracamos en el puerto de Cangas tras la fantástica travesía y, sin perder un segundo, recorrimos a pie este bonito pueblo de la comarca del Morrazo. ¿Qué debéis ver en el casco histórico de Cangas? La plaza de abastos, la capilla del Hospital (año 1711), la excolegiata de Santiago..., aunque lo mejor fue caminar sin prisa por el paseo marítimo. Regresamos a Vigo en un nuevo ferry, a tiempo de almorzar en un restaurante del puerto, La Codorniz (buena relación calidad-precio).





    2/ Baiona

    Esa tarde, tras la visita a Vigo y Cangas, partimos hacia Baiona por la carretera de la costa. Estacionamos el vehículo en el paseo marítimo, vía que recorrimos a pie para alcanzar la fortaleza de Monterreal, una impresionante fortificación, con tres kilómetros de muralla, situada en la cima de un monte que abarca varias épocas, desde la medieval hasta el renacimiento, y que en la actualidad acoge un Parador Nacional.

    Junto a la fortaleza, por una senda que parte de un parque infantil, podréis ver la tumba del primer indígena americano fallecido en Europa. Hacia la bahía, en la playa Ribeira, avistaréis una réplica de la carabela "La Pinta" y si rodeáis el monte, podéis pasear junto al mar por la senda Monte Boi, que os proporcionará buenas sensaciones.

    Otro foco de interés que no debéis perderos se encuentra en el centro histórico, al cual se accede desde el paseo marítimo. A través de estrechas calles empedradas descubriréis numerosas casas señoriales y templos como la ex colegiata de Santa María, del siglo XIII, o la capilla de la Misericordia (s. XVII).

    A última hora de la tarde abandonamos Baiona por la autopista AG-57 (de pago) y en media hora, tras incorporarnos a la AP-9 (de pago) y cruzar la ría de Vigo por el puente de Rande, arribamos a Pontevedra, a tiempo de instalarnos en el hotel Room.





    Cerrar Ruta 1


riapontevedra Ruta 2: Ría de Pontevedra
Pontevedra, Combarro, Poio, Armenteira y molinos de Meis
Segundo día

    La ría de Pontevedra, ubicada entre las rías de Vigo y Arousa, destaca por la playas de Sansenxo, por los hórreos de Combarro, uno de los pueblos marineros más bonitos de Galicia, y por supuesto, por la entrañable y acogedora ciudad de Pontevedra, erigida al final de la ría, donde el río Lérez se funde con el mar.


    Ría de Pontevedra A Granxa
    Mirador de A Granxa


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ Ciudad de Pontevedra.
      2/ De Pontevedra a Combarro, mirador de A Granxa y mirador de Samieira.
      3/ Meis: Armenteira y molinos de Meis.
    • Alojamiento: Hotel Room de Pontevedra.
    • Lo mejor:
      - El casco histórico de Pontevedra.
      - Los hórreos de Combarro.
      - La ruta de la Piedra y el Agua, junto al río Armenteira.
    • Lo peor:
      - Mañana lluviosa y desapacible en Pontevedra.


    1/ Pontevedra

    La entrañable Pontevedra nos acogió durante cuatro noches. La proximidad del hotel al casco histórico nos permitió cenar en lugares maravillosos, probando la rica gastronomía gallega: buena carne de ternera en el Pepita Burguer, exquisito pulpo y vieira asada en el restaurante O Pulpeiro, pulpo a Feira en el restaurante Carabela...

    El casco viejo de Pontevedra se recorre en una mañana de forma pausada. A nosotros nos acompañó una lluvia fina que no llegó ser molesta. Comenzamos en la plaza de la Ferraría, que acoge la iglesia de San Francisco y el santuario de la virgen Peregrina, y a través de estrechas callejuelas fuimos conociendo el rico patrimonio artístico de la ciudad: las ruinas de Santo Domingo, la basílica de Santa María, el palacio de los Mendoza (oficina de turismo), la casa donde vivió el novelista Ramón del Valle-Inclán... Visitamos también el mercado de Abastos, junto al río Lérez, y las plazas de Teucro, Curros Enríquez, Méndez Núñez y de la Leña, quizá la más bonita de la ciudad.





    2/ Ría de Pontevedra

    Por la tarde, tras el almuerzo hamburguesero a base de rica ternera gallega en Pontevedra, partimos hacia Poio bordeando la costa norte de la ría por la PO-308. Nos detuvimos en el monasterio de Poio, un conjunto arquitectónico de gran belleza iniciado en el año 942 y a continuación, en el mismo municipio, nos acercamos a la ría para recorrer a pie Combarro, aldea de raíces marineras sembrada de curiosos hórreos (más de 30) que se asoman al mar. El pueblo contiene pequeñas plazas con encanto y humildes casas marineras con balcones de gusto barroco, inspiradas en la arquitectura de los pazos.

    Continuando por la carretera PO-308 en dirección a Sanxenxo, se encuentra el mirador de A Granxa, que ofrece un vista privilegiada de la ría de Pontevedra, con las bateas en primer término, y por la carretera que conduce a Armenteira existe otro brillante mirador, el de Samieira, que ofrece la mejor vista de la ría, de las bateas y la isla de Tambo. El mirador cuenta con un arco románico proveniente de las ruinas de una antigua ermita.





    3/ Armenteira y molinos de Meis

    La última visita de la tarde la dedicamos al concejo de Meis, e iniciamos la ruta por el monasterio de Sta. María de Armenteira, fundado en el siglo XII en un bello entorno dominado por el agua. El monasterio forma parte de la ruta de la Piedra y el Agua, un sendero (PR-G170) que sigue el curso del río Armenteira hasta su unión con el río Umia.

    En la parte intermedia del sendero PR-G170, junto a la rotonda de Barrantes (autovía VRG-4.1), se encuentra el parking que da acceso a la ruta de los Molinos de Meis. La senda, apta para realizarla con cochecitos de bebé, discurre junto al río Armenteira y nos muestra una serie de antiguos molinos de piedra. Pasaréis junto a acequias, veréis lavaderos y cruzaréis puentes de madera para alcanzar la aldea Labrega, un merendero con zona de juegos donde podréis iniciar el camino de vuelta.





    Cerrar Ruta 2


ria arousa Ruta 3: Ría de Arousa
O Grove, Cambados, isla de Arousa y ruta de río Umia
Tercer día

    La ría de Arousa es la más amplia de cuantas componen las Rías Bajas. Está dividida entre las provincias de A Coruña, al norte, y Pontevedra, al sur. En este viaje describiré algunos rincones del litoral pontevedrés, que tienen como plato fuerte O Grove, Cambados y una ruta a pie por el río Munia.


    Ría de Arousa Batea
    Batea en O Grove


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ De Pontevedra a playa Major.
      2/ O Grove y batea por la ría.
      3/ Cambados e isla de Arousa.
      4/ Ruta del río Umia.
    • Alojamiento: Hotel Room de Pontevedra.
    • Lo mejor:
      - La solitaria playa Major.
      - Mejillones a destajo y buen vino albariño en la excursión a la batea.
      - Agradable paseo junto al río Umia.
      - Exquisita cena en el restaurante O Pulpeiro de Pontevedra.


    1/ O Grove y las bateas

    Dedicamos el tercer día de viaje a la ría de Arousa. Para llegar hasta ella desde Pontevedra seguimos la costa norte de la ría de Pontevedra por la carretera PO-308. A la altura de la isla de Ons hicimos un alto en el camino para asomarnos a la amplia playa Major, cuya arena, blanca y fina, está protegida por un bosquete de pinos.

    Continuamos por la PO-308 hasta el istmo de O Grove y a partir de este punto penetramos en la península homónima por la PO-316. Al norte, frente a la isla de A Toxa (La Toja), alcanzamos O Grove, pueblo pesquero que se asoma a la ría de Arousa. A las doce del mediodía salía una excursión a las bateas de la ría y pudimos embarcar a tiempo. El catamarán circunnavegó la isla de A Toxa en una hora y cuarto. Durante la travesía, aparte de atiborrarnos de mejillones al vapor, refrescos y vino albariño, tuvimos la oportunidad de ver de cerca una batea de cultivos marinos, principalmente de mejillones y ostras.





    2/ Cambados, isla de Arousa y ruta del río Umia

    Tras el festín mejillonero en O Grove, continuamos la excursión por la ría de Arousa. A través de la autovía VRG-4.1 llegamos a Cambados, villa marinera famosa por sus pazos y sus casas señoriales de los siglos XVII y XVIII. Un paseo por el pueblo debe incluir la iglesia de Santa María y la plaza de Fefiñans, que acoge el bonito pazo del mismo nombre.

    La siguiente parada del día nos condujo hasta el corazón de la ría, lugar que ocupa la isla de Arousa. Llegamos a ella a través de un largo puente. En la isla no hay mucho que ver, al menos en invierno, porque en verano sí es aconsejable disfrutar de playas como las que visitamos: Cabodeiro.

    La última etapa del día, más tranquila y sosegada, nos llevó tierra adentro, hasta el cauce del río Umia en Ponte Arnelas. Estacionamos el vehículo muy cerca del puente e iniciamos la ruta por el margen derecho del río, por un tramo llano y apto para cochecitos de bebé. Aquí no encontraremos molinos, ni lavaderos, ni cascadas, pero os aseguro que hallaréis mucha paz paseando junto a las mansas aguas del río, que cuenta con buenas playas.





    Cerrar Ruta 3


Tui Ruta 4: Bajo Miño
Tui, Valença do Minho (Portugal), Molinos del Folón y A Guarda
Cuarto día

    El Bajo Miño ocupa un área muy bien definida, abarca desde el estuario (desembocadura) hasta la provincia de Orense. La orilla norte pertenece a la provincia de Pontevedra y la sur a la vecina Portugal.


    Bajo Miño Tui
    Tui desde Portugal


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ De Pontevedra a Tui.
      2/ Valença do Minho (Portugal).
      3/ Ruta de los molinos del Folón y del Picón (O Rosal).
      4/ Monte Santa Trega (A guarda).
    • Alojamiento: Hotel Room de Pontevedra.
    • Almuerzo: Restaurante O Lemoneiro, en Valença.
    • Lo mejor:
      - La catedral de Tui.
      - La fortaleza de Valença.
      - La excursión a los molinos del Folón.
      - Las vistas de Portugal y el río Miño desde el monte de Santa Trega.
    • Lo peor:
      - Era lunes por la mañana y la oficina de turismo de Tui estaba cerrada ¿?.
      - Camino muy tortuoso para llegar a los molinos del Folón.


    1/ Tui (Pontevedra)

    Esta ruta también comienza en Pontevedra. Avanzamos siempre en dirección sur, primeramente por la autopista de peaje AP-9 y, a partir de Vigo, de forma gratuita por la A-55, autovía que concluye en Tui, muy cerca de Portugal.

    Tui se encuentra en la orilla norte del Miño, junto a la frontera portuguesa, y está declarada Conjunto Histórico-Artístico. Estacionamos el vehículo muy cerca del centro, lo que nos permitió realizar la visita al casco viejo con total comodidad. Visitamos en solitario la catedral-fortaleza, una construcción de estilo románico, que nos brindó una bella panorámica de la ciudad, el río Miño y Valença do Minho. A continuación callejeamos algremente para descubrir antiguas sinagogas, conventos, capillas y los restos de la muralla Fernandina.





    2/ Valença do Minho (Portugal)

    Valença do Minho se encuentra en la ribera sur del Miño, río que en su tramo bajo hace frontera con España. Desde Tui, la ciudad más importante del sur de Pontevedra, se puede llegar a Valença a pie en quince minutos, cruzando el puente internacional.

    TOPÓNIMO: Valença-Valencia. La península Ibérica está llena de lugares que llevan este nombre: Valencia (la del Turia), València d'Aneu (Lérida), Valencia de Alcántara (Cáceres), Valencia de Don Juan (Toledo), e incluso Palencia. Y todas tienen algo en común: se hallan junto a cauces de ríos.


    Puente internacional

    Partimos de Tui a mediodía, por la calles de la ciudad, en un continuo descenso que nos condujo hasta el puente internacional de hierro, una estructura metálica de 318 metros de longitud que une Tui con Valença do Minho. El puente se inauguró en 1882 por el arquitecto Pelayo Mancebo, inspirándose en la Torre Eiffel. La parte superior es un paso ferroviario que une Vigo con Oporto y la inferior, por la que apenas caben dos coches, es utilizada también por los peregrinos que realizan el camino de Santiago.





    Fortaleza de Valença

    A quince minutos de Tui, cruzando a pie el puente internacional por los pasillos laterales (cinco minutos si se realiza en coche), se alza la imponente fortaleza de Valença do Minho. Desde fuera, su imponente muralla llama la atención de propios y visitantes, incluso se divisa perfectamente desde la catedral de Tui.

    Para visitar la fortaleza os aconsejo que dejéis el coche en el solar habilitado como aparcamiento ubicado junto a la entrada principal del recinto. Sólo os costará 1 euro. A través de la Puerta del Sol accedimos al interior de esta maravillosa ciudad monumental, totalmente empedrada, que acoge edificios de bella factura, con los clásicos balcones de hierro pintados de blanco. Dentro no debéis perderos la plaza de la República, la puerta do Meio y baluartes repletos de cañones como los del Carmo, Joao, o del Socorro. El almuerzo, a base de bacalao y carne, lo realizamos intramuros, en el restaurante O Lemoneiro.





    3/ Ruta de los molinos del Folón (Pontevedra)

    No fue sencillo dar con el aparcamiento de los molinos, en el municipio de O Rosal. Desde Tui seguimos el río Miño hacia su desembocadura por la carretera PO-552 y en O Rosal, tuvimos que zigzaguear por una estrecha carretera que ascendía por la montaña, entre cruceiros y casas desperdigadas por aquí y por allá.

    Los molinos del Folón y Picón, declarados Bien de Interés Cultural, son un conjunto etnográfico de más de sesenta molinos. Una senda circular, la PR-G94, de dificultad baja, une las dos vertientes de la montaña que alojan los molinos. Yo únicamente realicé la parte correspondiente al valle del río Folón (45 minutos ida y vuelta), lo que me permitió contemplar la mitad de los molinos. En la parte más alta del recorrido, de gran belleza paisajística, disfrutaréis con la visión de los molinos, rodeados de espumosos torrentes y cascadas, así como del estuario del Miño. Si tenéis tiempo os recomiendo que completéis el circuito para ver los molinos del Picón.





    4/ Monte Santa Trega (A Guarda - Pontevedra)

    Tras la excursión a los molinos del Folón, reanudamos nuestro circuito por el Bajo Miño cubriendo en coche los seis kilómetros que nos separaban de A Guarda, la población más meridional de la pronvincia de Pontevedra.

    A tres kilómetros de A Guarda, iniciamos el ascenso al monte de Santa Trega (Tecla), que acoge el castro homónimo, uno de los sitios arqueológicos más importantes de Galicia. La ciudad fue habitada en el siglo VI por un pueblo céltico, si bien, años después, los romanos también recalaran en ella.

    En lo alto del monte, a más de 300 metros de altitud, existe uno de los miradores más sorprendentes de Galicia. Mereció la pena auparnos hasta él con el coche para disfrutar de una fenomenal vista del estuario del Miño. En la orilla sur del río, perteneciente a Portugal, avistamos Caminha, bonita villa ubicada junto a la desembocadura del río más largo y caudaloso de Galicia, y hacia el oeste disfrutamos con unas maravillosa panorámica de A Guarda y la costa atlántica. En el mirador encontraréis un cruceiro, una ermita, restos de un castro ibérico y un restaurante panorámico.





    Cerrar Ruta 4


vuelo Regreso a Barcelona
De Pontevedra al aeropuerto Peinador de Vigo
Quinto día

    El quinto día, a primera hora de la mañana, cargamos las maletas en el coche y partimos ipso facto de Pontevedra hacia el aeropuerto Peinador de Vigo. Para no perder tiempo, en un día laborable, fue primordial tomar la autopista AP-9.


    Peinador vuelo
    Cordillera cantábrica desde el avión


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ De Pontevedra al aeropuerto Peinador de Vigo.
      2/ Vuelo Vigo-Barcelona El Prat.
    • Alojamiento: Hotel Room de Pontevedra.
    • Lo mejor:
      - Exquisita panorámica de la cordillera cantábrica y de los Pirineos.

    En algunas ocasiones, cuando vuelas en la parte posterior del avión y puedes evitar el ala, si el tiempo acompaña y el cristal está limpio, se puede disfrutar de unas magníficas vistas de todo lo que se cuece unos miles de metros más abajo.

    En esta ocasión, nos sentamos en el lado izquierdo del aeroplano y pudimos deleitarnos con una bella panorámica de la cordillera Cantábrica y los Pirineos, con las cimas cubiertas de un manto blanco.


    vuelo
    Vuelo Vigo-Barcelona
    vuelo
    Cordillera cantábrica

    vuelo
    Los Pirineos
    vuelo
    Los Pirineos


    Cerrar quinto día










© www.josecanovas.com