José Cánovas
Viajero

Rutas intercontinentales



Riviera Maya (México)

La Riviera Maya es uno de los destinos turísticos más relevantes de México, y como cabía esperar, tras una semana de estancia, no salí defraudado. La península del Yucatán alberga algunas de las ruinas mayas más importantes de centroamérica, así como los maravillosos cenotes, enigmáticos agujeros por los que fluyen aguas cristalinas y que me dispuse a conocer contratando algunas excursiones o a bordo de un confortable taxi.


bahía principe
Hotel Gran Bahía Príncipe
pirámides
Pirámide Kukulcán. Chichén Itzá


Consejos e información útil

Aquí tenéis algunas recomendaciones que os serán útiles:

  • Para moveros por la Riviera Maya a buen precio existen taxis colectivos (furgonetas blancas) que circulan continuamente por la autovía entre Cancún y Tulum.
  • En Playa del Carmen existen numerosas agencias de viaje donde podréis contratar excursiones a Chichén Itzá y a otros recintos arqueológicos (incluyen guía, transporte, entrada y almuerzo).
  • Los taxis convencionales que esperan junto a los hoteles también son útiles para visitar ruinas mayas. Yo utilicé uno para acercarme a Cobá y al cenote Choo-Ha.
  • Para moveros por la zona arqueológica de Cobá os aconsejo que alquiléis una bicicleta.
  • A las ruinas de Tulum y al parque temático de Xel-Ha podéis acercaros en taxis colectivos, no es necesario que contratéis las excursiones en el hotel ni en Playa del Carmen.
  • En Chichén Itzá hay muchas tiendas de souvenirs donde poder adquirir calendarios mayas a buen precio.
  • Si pretendéis visitar el parque de Xel-Ha os recomiendo que compréis una cámara de fotos acuática. Le sacaréis partido.
  • Tanto en el viaje de ida como en el de vuelta a España hicimos transbordo en Madrid, con visita exprés incluida. En ambos casos disfrutamos de seis horas antes de tomar el siguiente avión, lo cual nos dio margen de sobra para contemplar bellos rincones de la capital.


Mapa completo de las rutas

yucatán



Hotel Bahía Príncipe y excursiones



bahia2 Hotel Gran Bahía Príncipe
Sector Cobá, Akumal y Tulum
Alojamiento

    El hotel Gran Bahía Príncipe se encuentra en la Riviera Maya, entre Playa del Carmen y Tulum. Dispone de tres sectores: Akumal, Tulum y Cobá, con sus respectivas recepciones, y en cada uno existen numerosas piscinas, restaurantes y accesos directos a la playa. Un tren une todos los recintos con la entrada principal, presidida por la zona comercial de la Hacienda de Doña Isabel. El hospedaje fue en régimen de todo incluido: alojamiento, bebida y comida.


    hotel bahia2
    Piscina sector Cobá


    Estancia

    • Trayectos:
      - Avión Barcelona-Cancún, vía Madrid (i/v).
      - Acceso en autobús entre el aeropuerto y el hotel (i/v).
    • Alojamiento: Hotel Gran Bahía Príncipe de Riviera Maya.
    • Lo mejor:
      - Los restaurantes a la carta.
      - Los chiringuitos de la playa.
      - Las aguas cristalinas de la playa.
    • Lo peor:
      - Nuestra habitación estaba en el sector Cobá, muy lejos de la playa.
      - Precios altos de las excursiones.

    En este viaje a la Riviera Maya mexicana, aparte de disfrutar del maravilloso hotel Gran Bahía Príncipe: playas que se asoman al mar Caribe, piscinas varias, exquisita gastronomía y servicios varios, también lo pasamos en grande realizando excursiones al interior de la península del Yucatán (estados de Yucatán y Quintana Roo).

    Pero hablemos del hotel Gran Bahía Príncipe. Emplazado al sur de la Riviera Maya, a orillas del mar Caribe, cuenta con tres sectores o complejos: Cobá, Akumal y Tulum, cada uno de ellos con su propia rececpción, piscina, restaurantes y zonas de ocio. Un trenecito une los complejos en cortos intervalos, aunque las distancias no son muy grandes para cubrirlas a pie. En los parterres, ajenas a los turistas, podréis ver enormes iguanas exponer sus cuerpos al sol. Imponen mucho pero son mansas y tranquilas, sólo comen isectos.

    A nosotros nos tocó dormir en el complejo Cobá, el más retirado de la playa. Cortas caminatas solucionaron el inconveniente. El primer día nos ofrecieron la opción de contratar excursiones, pero sus altos precios decantó la balanza hacia las agencias de viaje de Playa del Carmen. Lo que sí hicimos, por estar incluido en el precio, fue apuntarnos a cenar en tres restaurantes a la carta.





    Cerrar Hotel


pcarmen Ruta 1: Centro de la Riviera Maya
Playa del Carmen
1ª excursión

    Playa del Carmen es la ciudad de referencia donde buscar agencias de viaje que realicen excursiones por la Riviera Maya. Se encuentra frente a la isla de Cozumel, y una flota de taxis colectivos (furgonetas blancas) la une por un módico precio con los respectivos hoteles.


    playacarmen pcarmen
    Plaza Antigua. Playa del Carmen


    Ruta

    • Trayectos:
      - Taxi colectivo Hotel-Playa del Carmen (i/v).
    • Alojamiento: Hotel Gran Bahía Príncipe de Riviera Maya.
    • Lo mejor:
      - Contratamos la excursión a Chichén Itzá a buen precio.
    • Lo peor:
      - En los taxis colectivos fuimos como sardinas en lata.

    Un autobús colectivo nos condujo en media hora hasta Playa del Carmen. La parada de los “Colectivos” estaba junto a la avenida Juárez, muy cerca del centro de la población. El viaje costó 60 pesos por barba (unos 4€).

    Playa del Carmen se encuentra a 60 kilómetros al sur de Cancún y a simple vista parecí una ciudad destartalada y descuidada. Al menos, a plena luz del día ofrecía al visitante una cierta seguridad. Localizamos la agencia de viajes Sergio’s en la Quinta Avenida, a escasos metros de la plaza Vieja. Muchos comerciantes nos habían invitado a que pasáramos a ver el interior de sus tiendas. Algunos de estos chicos andaban un tanto desesperados por vender algo y no dejaban de llamarnos: “españoles, qué tal”, “hola españoles”, “de dónde son ustedes”. La verdad es que eran un poco pesados.

    Contratamos la excursión a Chichén Itzá (75$ los dos) y antes de regresar al hotel dimos una vuelta por Playa del Carmen. Cerca de la playa descubrimos una amplia zona comercial compuesta por restaurantes, bares, tiendas de ropa, joyerías y agencias de viajes. A pocos metros de distancia se encontraba el muelle desde el que partían los barcos a la cercana isla de Cozumel. Desde el puerto se podía ver la isla. En una esquina de la plaza Vieja había una tienda de souvenirs gigantesca que tenía precios etiquetados en los productos. Aprovechamos que no había que regatear con los vendedores para llevarnos un poco de todo a buen precio.





    Cerrar Ruta 1


tulum Ruta 2: Riviera Maya sur
Tulum y parque Xel-Ha
2ª excursión

    Esta excursión comprende la costa sur de la Riviera Maya, concretamente la zona arqueológica de Tulum (las únicas ruinas mayas que se asoman al mar) y el parque acuático de Xel-Ha, organizado en torno a un río que desemboca en el mar Caribe.


    tulum tulum
    Templo de Las Pinturas. Tulum


    Ruta

    • Trayectos (taxi colectivo):
      1/ Del hotel a Tulum.
      2/ De Tulum a Xel-Ha.
      3/ De Xel-Ha al hotel.
    • Alojamiento: Hotel Gran Bahía Príncipe de Riviera Maya.
    • Almuerzo: Restaurante "La Terraza" de Xel-Ha.
    • Lo mejor:
      - Un baño en la playa de Tulum, frente a las ruinas.
      - El descenso en flotador por el río de Xel-Ha.
      - La fauna marina que habitaba la laguna de Xel-Ha.
    • Lo peor:
      - En Tulum pasamos mucho calor, aunque lo mitigamos bañándonos en la playa.


    1/ Recinto arqueológico de Tulum

    Un taxi colectivo nos trasladó, en quince minutos, desde el hotel hasta Tulum. Los últimos 800 metros, desde la autovía hasta la entrada al recinto arqueológico, los cubrimos a pie, prescindiendo de unos trenecitos que aguardaban la llegada de turistas. Tulum fue una ciudad amurallada que se abandonó poco después de la llegada de los españoles a las costas del Yucatán. Acogió un importante centro de culto en honor al llamado “Dios Descendente”. Sus templos más destacados son el Castillo, ubicado cara al mar, y el de las Pinturas o de los Frescos.

    Compramos dos entradas a razón de 51 pesos cada una y accedimos al interior del recinto arqueológico por una sección que habían abierto en la muralla. Eran las nueve de la mañana y el calor ya era insoportable, pegajoso a más no poder. No contratamos ningún guía, aunque realmente no hizo falta, puesto que los principales monumentos tenían carteles informativos escritos en castellano. Agradecimos haber madrugado porque a esas prontas horas todavía no habían llegado los turistas en masa provenientes de los hoteles.

    Estuvimos dentro del recinto amurallado dos horas justas, siguiendo el circuito marcado y disfrutando de las hermosas ruinas que formaron parte de la única ciudad que los mayas construyeron a orillas del mar. El resto de ciudades fueron levantadas en el interior de la península de Yucatán, entre la espesura del bosque. Los últimos minutos los empleamos en bañarnos en una de las playas más bonitas que habíamos visto en nuestras vidas. Sus aguas cristalinas, la arena blanca, las palmeras y las ruinas sobre el acantilado formaban un hermoso mosaico.





    2/ Parque temático de Xel-Ha

    Xel-Ha es un parque ecológico ubicado junto a la orilla del mar, entre Tulum y el hotel Bahía Príncipe. Tiene una gran caleta en la que el agua de un río se une al mar Caribe, y esto propicia la convivencia de unas 70 especies marinas y de agua dulce. Es por esto que Xel-Ha es conocido como el acuario natural más grande del mundo.

    Un nuevo autobús colectivo nos condujo por 40 pesos hasta la calle que conducía a Xel-Ha. Previamente, a la salida de Tulum, habíamos adquirido las entradas al parque temático a la sazón de 900 pesos cada una (nos ahorramos 200 pesos por las dos). Tras caminar medio kilómetro nos presentamos en la taquilla de Xel-Ha, donde nos colocaron la pulsera de todo incluido.

    La principal atracción del parque acuático de Xel-Ha consiste en descender un río de aguas cristalinas, desde que aflora a la superficie en la zona selvática hasta la laguna o caleta que lo une con el mar, montados en enormes flotadores. Y eso hicimos Isa y yo, subirnos a unos de esos donuts gigantes y dejarnos llevar por la corriente. Bajo el agua nos aguardaba un mundo maravilloso, repleto de peces de colores, rayas, barracudas, etc.

    Tras el almuerzo en el restaurante "La Terraza", decidimos practicar esnórquel en la laguna. En los vestuarios, a cambio de un depósito de 300 pesos, nos dieron las gafas y el tubo. Anhelé que nos hubieran dado unas aletas para los pies, pero no tenían. Realizamos varias inmersiones en compañía de escurridizos peces y luego cubrimos a pie la zona que rodea la caleta. Practicamos el salto de Mo, dejándonos caer en un cenote con una larga cuerda, vimos el cenote Paraíso y, antes de llegar a la cabecera del río, subimos hasta las copas de los árboles por unas pasarelas de madera que serpenteaban entre la espesura del bosque. Desde allí arriba tuvimos la selva a nuestros pies. Finalmente, realizamos un segundo descenso por el río haciendo uso de las gafas y el tubo, prescindiendo de los fastidiosos flotadores.





    Cerrar Ruta 2


kukulcan2 Ruta 3: Estado de Yucatán
Chichén Itzá, Pisté y Valladolid
3ª excursión

    La excursión estrella de este viaje a la Riviera Maya fue, sin lugar a dudas, el recinto arqueológico de Chichén Itzá, ubicado en el corazón de la selva de Yucatán. Una visita a la ciudad colonial de Valladolid completó el lote.


    chichen kukulcan2
    Pirámide Kukulcán. Chichén Itzá


    Rutas

    • Trayectos (furgoneta):
      1/ Del hotel a Chichén Itzá.
      2/ De Chichén Itzá a Pisté.
      3/ De Pisté a Valladolid.
      4/ De Valladolid al hotel.
    • Alojamiento: Hotel Gran Bahía Príncipe de Riviera Maya.
    • Almuerzo: Restaurante Sac-be de Pisté.
    • Lo mejor:
      - La pirámide de Kukulcán, en Chichén Itzá.
      - El cenote Zaci de Valladolid.
      - La plaza o parque Principal de Valladolid.
    • Lo peor:
      - La excursión a Ek-Balam se había cancelado y el chófer no nos devolvió el dinero que habíamos pagado (lo recuperamos al día siguiente).
      - La furgoneta no andaba muy fina.
      - Los badenes colocados a las entradas de las aldeas: o ralentizabas la marcha o te cargabas el coche.


    1/ Carretera 109

    La furgoneta con el logo de Segio’s, una Chevrolet parecida a la de los taxis colectivos, llegó proveniente de Playa del Carmen antes de las nueve. La noche anterior habíamos recibido un mensaje en la recepción del hotel anunciando que la excursión a Ek-Balam se cancelaba por falta de clientes. El chófer, como ya intuía, olvidó devolvernos los 50 dólares. "Lo solucionaremos a lo largo del día", nos dijo. Éramos siete los componentes que viajábamos en la furgo: un belga cuarentañero, un matrimonio de Valladolid (España) con sus dos hijas adolescentes, Isa y yo.

    Iniciamos la ruta desplazándonos por la autovía hacia Tulum. En este punto nos adentramos en la selva de Quintana Roo por la carretera 109. Dejamos el desvío de Cobá y pasado Valladolid (México) pasamos por Kaua, aldea maya compuesta por pequeñas chabolas que se asomaban a la carretera, plagada de niños que correteaban semidesnudos. En adelante avistamos las primeras plantaciones de ágave, planta de la que se obtiene el tequila, y poco después llegábamos al aparcamiento de Chichén Itzá.


    kaua
    Kaua
    agave
    Plantación de Ágave


    2/ Chichén Itzá

    La entrada a Chichén Itzá estaba minada de tiendas de souvenirs. Varias de ellas realizaban calendarios mayas y cartuchos de plata. El chófer, que debía ir a comisión, nos llevó a una que según él tenía buen precio. Mientras confeccionaban los calendarios que habíamos encargado iniciamos la visita al recinto arqueológico de Chichén Itzá, uno de los más impresionantes de México.

    Un guía oficial (incluido en el precio) se hizo cargo de nosotros. Nos situó a todos en torno a la pirámide escalonada de Kukulcán, incluida en el patrimonio de la Unesco y cuyo ascenso a la cima estaba vetado. Y allí inició su discurso: "Chichén Itzá fue fundada en el año 525 d.C.", "en lengua maya significa 'boca del pozo de los brujos del agua' y es uno de los principales sitios arqueológicos de la península del Yucatán", "la ciudad fue un centro ceremonial que pasó por diversas épocas y culturas", "el año 1998 fue declarada Patrimonio Universal por la Unesco y en 2007 toda la zona arqueológica fue reconocida como una de las Nuevas Maravillas del Mundo...".

    Completamos la visita al recinto contemplando curiosos edificios, como el templo del Jaguar, que acogía el juego de pelota, la plataforma de las Águilas, el templo de las Mil Columnas, además del cenote Sagrado, que se encontraba algo retirado y que según contó el guía, estaba destinado a sacrificios humanos (de niños y mujeres hermosas). Quedamos muy impresionados al contemplar el cenote, un agujero de unos 60 metros de diámetro con paredes verticales de unos 15 metros de altura y de aguas turbias y profundas (unos 13 metros).





    3/ Pisté

    Una vez realizada la visita al recinto, con los calendarios ya terminados y comprados, llegó la hora de mover el bigote en el restaurante Sac-be, pero la furgoneta sacó humo por el capó al intentar ponerla en marcha. Al parecer, el depósito del refrigerante estaba vacío. El chófer consiguió un poco de agua y de esa manera, con varios minutos de retraso sobre el horario previsto, marchamos a comer a Pisté, población ubicada muy cerca de las ruinas de Chichén Itzá.

    El restaurante Sac-be estaba situado junto a la carretera, en el centro de Pisté. El chófer nos ofreció una mesa a los siete y nos dijo que teníamos servicio de bufé libre. Podíamos comer lo que quisiéramos. La bebida, como ya me imaginé, se pagaba aparte. El local era grande y tenía muchas mesas ocupadas por turistas, que al igual que nosotros, acababan de visitar Chichén Itzá. Hacía mucho calor y los ventiladores del techo no solucionaban el problema.


    piste
    Iglesia de Pisté
    piste2
    Restaurante Sac-be de Pisté


    4/ Valladolid

    Llegamos a Valladolid a las cuatro de la tarde, bajo un calor bastante pegajoso. El chófer Giovanni nos dio veinte minutos para recorrer el casco viejo, que estaba situado en torno a la bonita plaza o parque principal Francisco Cantón, que tuvimos el placer de recorrer a pie.

    El Valladolid mejicano fue fundado por los españoles en 1543, aunque fue reubicado a su actual emplazamiento en 1545. La plaza principal del casco viejo está rodeada de edificios coloniales, como el que acoge el Ayuntamiento. También se encuentra allí la iglesia de San Gervasio, construida en el siglo XVI, cuyo interior visitamos Isa y yo.

    Tardamos cinco minutos en cubrir, en el interior de la furgoneta, la corta distancia que había hasta el cenote Zací, nuestra siguiente visita del día. Zací, que en lengua maya significa 'gavilán blanco' se encuentra en el mismo Valladolid. Estuvimos media hora en el interior de este enorme agujero a cielo abierto de espectaculares formas pétreas. Sus aguas son dulces, de color turquesa y abarcan unos 25 metros de diámetro en forma de óvalo. Tiene una profundidad de unos cincuenta metros y, aunque llevaba gafas de agua, me fue imposible ver más allá de mis narices.





    Cerrar Ruta 3


coba Ruta 4: Área de Cobá
Lago Cobá, recinto arqueológico de Cobá y cenote Choo-Ha
4ª excursión

    El recinto arqueológico de Cobá es uno de los más extensos de toda la península de Yucatán. Una bicicleta bastó para recorrer algunos sectores liberados de la espesa foresta. Cobá también cuenta con tres renombrados cenotes. Nosotros visitamos Choo-Ha.


    coba coba
    Pirámide Nohoch Mul. Cobá


    Ruta

    • Trayectos (taxi):
      1/ Del hotel al lago Cobá.
      2/ Recinto de Cobá (bicicleta).
      3/ De Cobá a Choo-Ha.
      4/ De Choo-Ha al hotel.
    • Alojamiento: Hotel Gran Bahía Príncipe de Riviera Maya.
    • Almuerzo: Hotel Gran Bahía Príncipe de Riviera Maya.
    • Lo mejor:
      - Los cocodrilos del lago Cobá.
      - Vistas de la selva desde la cima de la pirámide Nohoch Mul.
      - Recorrer en bicicleta el recinto de Cobá.
      - Movernos por la zona en taxi. Paramos donde quisimos con la tarifa pactada de antemano.
    • Lo peor:
      - Nada que objetar. La excursión fue como la seda.


    1/ Lago de Cobá

    El día anterior, por la mañana, habíamos acudido al puente de la autovía para recuperar el dinero de Ek-Balam (50$). El chófer, el mismo de Chichén Itzá, realizaba ese día una excursión de un día a Cobá, con almuerzo incluido, y con los vallisoletanos a bordo de la furgo. El precio era caro y, además, nos ocupaba casi todo el día. Creímos más conveniente realizar la excursión por nuestra cuenta, y la dejamos para el día siguiente.

    Llegado el día, a primera hora de la mañana, montamos en un taxi y acordamos el precio de la excursión (la rebajamos de 1.300 a 900 pesos, unos 60€), que debía incluir el ida y vuelta al recinto arqueológico y uno de los cenotes de Cobá. En media hora alcanzamos la entrada de Cobá, ubicada junto al lago homónimo.

    El taxista nos dijo que en el lago Cobá podríamos ver cocodrilos. El avistamiento se realizaba desde una pasarela de madera que se adentraba en el agua, previo pago de diez pesos. Abonamos la pasta, caminamos hasta el final de las tablas y quedamos bastante impresionados cuando vimos a un par de grandes saurios acercarse a nosotros. Uno de ellos era enorme.





    2/ Recinto arqueológico de Cobá

    La entrada al recinto arqueológico de Cobá costaba 51 pesos (poco más de 3€). Cuando accedimos al interior vimos que las ruinas estaban literalmente engullidas por la selva. Nos pareció que quedaba mucho trabajo por hacer en labores de restauración.

    Cobá fue una ciudad de 60.000 habitantes que creció entre los años 600 y 900 d.C. Abarca una gran superficie dentro del bosque y consta de varios recintos arqueológicos (grupos) unidos por amplios caminos de tierra. Para recorrer las ruinas podíamos elegir entre bicitaxis y bicicletas de alquiler (30 pesos cada una). Optamos por la opción más económica, así que elegimos un par de bicis y marchamos a golpe de pedal por un amplio sendero que discurría por mitad de la espesa selva.

    De camino a la pirámide de Nohoch Mul nos topamos con varios templos, entre los que destacaban los del juego de pelota. La pirámide de Cobá o de Nohoch Mul, con sus 42 metros de altura, está considerada como la más alta de toda la península del Yucatán. Era pronto y no había turistas cuando acometimos, asidos a una gruesa cuerda, el complicado ascenso por la única cara apta para escalarla. Cuando llegamos arriba disfrutamos de unas espectaculares vistas de la selva. El bosque era tan espeso que ni siquiera veíamos el resto de las ruinas de Cobá.

    Descendimos de la pirámide con sumo cuidado, montamos en las bicicletas e iniciamos el camino de vuelta enlazando con una nueva pista de tierra que nos condujo a nuevos e interesantes yacimientos arqueológicos, como el área de Pinturas y las estelas del grupo Macanxoc.





    3/ Cenote Choo-Ha

    Para llegar a los cenotes, el taxista tuvo que atravesar Cobá, una localidad que presentaba un aspecto bastante deteriorado y pobre, con calles sin asfaltar y chabolas por doquier. Aun así, desde el coche pude ver un edificio que albergaba una biblioteca y la Casa de la Cultura.

    Tras cinco kilómetros de circular por una carretera asfaltada que discurría por mitad del bosque, arribamos a la caseta que controlaba el acceso a los tres cenotes de Cobá: Tamcach-Ha, Multún-Ha y Choo-Ha. No teníamos tiempo de visitar los tres, así que le pedimos consejo al empleado, un chico joven que según nos dijo el taxista empleaba el maya como lengua vehicular. "Visiten Choo-Ha", nos dijo el muchacho en un pobre castellano. Y eso hicimos.

    La entrada al cenote Choo-Ha, un pequeño agujero provisto de una larga escalera de madera, se encontraba a unos 500 metros de la caseta. El taxista aparcó junto a una zona de duchas y vestuarios y un empleado nos dijo que debíamos ducharnos antes de descender al cenote. Tomamos la ducha y nos introdujimos por la pequeña angostura. Tras descender unos quince metros por las escaleras de madera, los dos nos quedamos boquiabiertos cuando vimos una enorme cueva llena de estalactitas iluminada por potentes focos. Nos bañamos bajo un silencio sobrecogedor, en aguas cristalinas, en compañía de pequeños peces negros que carecían de ojos.





    Cerrar Ruta 4










© www.josecanovas.com