José Cánovas
Viajero











(Publicidad)


Los Pirineos


Escapadas por


Va de trenes



Publicidad
Si quieres publicitarte en mi web ponte en contacto conmigo.




Rutas en coche por
el centro de España



Ruta Mudéjar y Alto Tajo

Esta ruta por las provincias de Teruel, Guadalajara y Zaragoza la realicé en cuatro días, a mediados de junio, con temperaturas suaves y también de frío extremo; es lo que ocurre cuando se viaja a lugares que superan los mil metros de altitud.


rutamudejar
Daroca. Ruta Mudéjar
altotajo
Molina de Aragón. Alto Tajo


Consejos e información útil
  • El coche particular fue el medio ideal para movernos con total libertad y disfrutar de los mejores enclaves de la zona.
  • La Ruta Mudéjar comprende las provincias de Zaragoza y Teruel a lo largo de la autovía A-23, que es gratuita.
  • Dinópolis se encuentra al sureste de Teruel. Si llegáis a la ciudad por la autovía Mudéjar sólo tenéis que seguir las indicaciones oportunas para llegar al parquing.
  • La entrada a Dinópolis es cara, pero siempre podeís buscar descuentos.
  • En cuanto al alojamiento, Teruel dispone de un buen surtido de casas rurales. También os recomiendo que pernoctéis en Molina de Aragón (Guadalajara).
  • En temporada baja, podéis tener serias dificultades para alojaros en el Alto Tajo.
  • Si realizáis esta excursión en junio, tendréis muchas horas de luz y encontraréis pocos turistas. Eso sí, llevad ropa de abrigo porque la altitud media ronda los 1.000 metros.


Mapa del circuito


rutamudejar



Rutas del viaje



molina Ruta 1: Alto Tajo (Guadalajara)

Molina de Aragón y Chequilla
Primer día

    La primera etapa nos lleva desde Cornellá (Barcelona) hasta Molina de Aragón, en la provincia de Guadalajara. Son casi 500 kilómetros de ruta por autopista y autovía que concluyen en Chequilla, el pueblo de las piedras rojas.


    Mapa de bajo aragon molina
    Puente románico. Molina de Aragón


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ de Cornellá (Barcelona) a Molina de Aragón (Guadalajara).
      2/ De Molina a Chequilla (Guadalajara).
    • Alojamiento: Chequilla.
    • Restaurante: La Ribera, en Molina. Comida tradicional a buen precio.
    • Lo mejor:
      - El centro histórico de Molina de Aragón.
      - Chequilla al atardecer.
    • Lo peor:
      - Cubrimos 500 kilómetros en una jornada, con media hora de retraso por culpa de unas obras en el Bruc (Barcelona).


    1/ Molina de Aragón

    Queríamos llegar sobre la una del mediodía a Molina, por eso partimos de buena mañana de Cornellá (Barcelona). Estuvimos media hora retenidos en el puerto del Bruc, un contratiempo que no evitó que llegáramos sobre el horario previsto. Circular por la autopista AP-2 y por las autovías A-2 y A-23 contribuyó a que pudiéramos recuperar el tiempo perdido. El último tramo lo realizamos por la carretera N-211. Nos presentamos en Molina a tiempo de almorzar en el restaurante La Ribera, ubicado cerca del puente del río Gallo, con excelente relación calidad-precio.

    Molina de Aragón, villa medieval, señorío independiente y, recientemente, puerta de entrada al Parque Natural del Alto Tajo, está recorrida de sur a norte por el río Gallo, tributario del Tajo. Está declarada conjunto histórico-artístico por la gran belleza e interés de sus monumentos. Lo más destacado es su Alcázar, conjunto edificado sobre un castro celtibérico, que los árabes acondicionaron y utilizaron hasta el siglo XII. Es un importante conjunto defensivo que cuenta con castillo, murallas, siete torres defensivas y, en lo más alto del cerro que domina la ciudad, la Torre de Aragón. La fortaleza cristiana se construyó entre los siglos XII y XIII.

    El puente románico o puente Viejo (sobre el río Gallo), de tres arcos, construido entre los siglos XII y XIII con sillares de piedra arenisca roja, fue el inicio de un interesante paseo por el centro histórico de Molina. Por las estrechas callejuelas del barrio judío llegamos a la Puerta del Baño, del siglo XIII, que controlaba el acceso por la muralla, y por las calles de la Morería llegamos a la plaza de España, un bello cuadrilátero parcialmente porticado rodeado de conventos e iglesias como la de San Pedro (siglo XVI).




    2/ Chequilla

    Tardamos media hora en llegar por carreteras comarcales a Chequilla, pueblo enclavado en el corazón del Parque Natural del Alto Tajo, cuyo nombre está íntimamente ligado a las descomunales piedras rojas que lo rodea. Situado a 1.350 metros de altitud, se podría decir que sus casas blancas conviven en armonía con estas curiosas formaciones rocosas de arenisca rojiza en forma de gigantescos monolitos y torreones. Este paraje se asemeja a una "ciudad encantada", como las que podemos encontrar en Cuenca o en Castroviejo (Soria).

    TOPÓNIMO: El aporte que me han proporcionado los hermanos Goitia, me ha servido para descifrar el topónimo de Chequilla, que proviene precisamente de estas peculiares piedras. Está escrito en la lengua pre-indoeuropea que se hablaba en la península Ibérica hace miles de años, emparentada con el euskera.
    AITZ/ATXA = "roca" + K = "plural, equivalente a la 's' castellana" + ILLA/IÑA = "peña".
    Este sería el cambio mínimo: ATXAKIÑA > TXEKIÑA > CHEQUILLA
    La voz ILLA/ILLE la encontramos en Illescas (Toledo), pueblo ubicado junto a un conjunto de rocas aisladas, y también en Llessui, en el Pirineo leridano.
    Chequilla no es la hermana pequeña de Checa. No tiene nada que ver con el topónimo de su vecina. Se trata de un "Conjunto de peñas rocosas". ¿Curioso, verdad? Durante miles de años, su nombre apenas ha variado. Ni romanos, ni visigodos, ni musulmanes han alterado su significado.


    chequilla
    Piedra Tracastillo
    chequilla2
    Piedra Tracastillo
    chequilla3
    La Fuente


    Cerrar Ruta 1


dinopolis Ruta 2: Rutas Jurásica y Mudéjar

Dinópolis, Teruel y Cella
Segundo día

    Esta ruta transcurre por la aragonesa comarca de la Comunidad de Teruel. Primeramente visitamos Dinópolis, el parque temático dedicado al mundo de los dinosaurios, luego proseguimos por la ciudad de Teruel, la capital del Mudéjar aragonés, y por último concluimos en Cella, ciudad levantada por los romanos a los pies de la sierra de Albarracín.


    dinopolis dinopolis
    Dinópolis


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ De Chequilla a Dinópolis (Teruel).
      2/ Centro histórico de Teruel.
      3/ De Teruel a Cella.
      4/ De Cella a Chequilla.
    • Alojamiento: Chequilla.
    • Restaurante: Venecia, en Teruel. Excelente restaurante de comida creativa, con platos exquisitos.
    • Lo mejor:
      - Tierra Magna y los espectáculos de Dinópolis.
      - La plaza Torico y el arte mudéjar de Teruel.
    • Lo peor:
      - Largas colas para ver algunos espectáculos de Dinópolis.


    1/ Dinópolis

    Dinópolis se encuentra al sureste de Teruel. Tardamos una hora y cuarto en cubrir la distancia que nos separaba de Chequilla. Fuimos vía Orea y Bronchales, y llegados a Santa Eulalia nos incorporamos a la autovía A-23. Llegados a Teruel, sólo tuvimos que siguir los carteles oportunos para presentarmos en el aparacamiento del recinto.

    En temporada baja, Dinópolis sólo abre los sabados y domingos, de 10 a 19.30 horas. Nosotros estuvimos hasta las 14.30 y nos dio tiempo de visitar casi todos los espectáculos. Como en cualquier parque temático, el recinto acoge a muchos visitantes y se forman largas colas. Por eso, si vais a estar cuatro o cinco horas os recomiendo que elijáis bien los espectáculos que queréis ver.





    2/ Centro histórico de Teruel

    Accedimos al casco viejo de Teruel por el puente de la Reina, que nos brindó una buena perspectiva de otro emblemático puente: el de los Arcos, y estacionamos los coches en el parking La Glorieta, a tiempo de almorzar en el restaurante Venecia.

    Una hora fue suficiente para descubrir el legado mudéjar de Teruel. Recorrimos pausadamente su monumental centro histórico, presidido por la plaza de Carlos Castel (o del Torico), con su fuente coronada por un minúsculo astado y jalonada de casas modernistas: Casa del Torico, Casa de la Madrileña... Continuamos con la visita acercándonos a la plaza de la Catedral, donde sobresale su alta torre mudéjar, y concluimos en la torre del Salvador, del siglo SIV, declarada Patrimonio de la Humanidad.





    3/ Cella

    De regreso a Chequilla hicimos un alto en Cella para contemplar la fuente de Cella, un pozo artesiano construido en el siglo XII y ornamentado en el siglo XVIII, uno de los más amplios y profundos de Europa. Se trata de un óvalo de 35 por 25 metros con una profundidad media de 10 metros. El canal de agua que mana de la fuente irriga la vega de Cella y es el principal aporte del río Jiloca, que tributa en el Jalón.

    TOPÓNIMO: La primigenia lengua euskérica que se hablaba en la península Ibérica hace miles de años habría dado nombre a Cella. Estaría escrito en las montañas donde da sus primeros pasos el río Jiloca. En toda la península encontramos nombres parecidos: Sella, Cella, Silla, Ceceña (cambio ñ por ll), etc. Cella vendría de:
    CE = "corte" + ELLA/EÑA = "peña".
    El cambio sería: CEÑA > CELLA.
    CELLA sería la peña recortada que rodea el pueblo.
    Los romanos también se instalaron en Cella, quizá sobre un primitivo asentamieno íbero, y para desarrollarse plenamente construyeron un acueducto que traía agua de la sierra de Albarracín a depósitos ubicados en lo alto de la colina. La Cella moderna se fraguó ahí.


    Cella
    Pozo artesiano
    Cella2
    Pozo artesiano
    Cella3
    Canal de agua


    Cerrar Ruta 2


gr10 Ruta 3: Parque Natural del Alto Tajo (Guadalajara)

Chequilla, Senda GR-10, Valle de la Hoz Seca y Checa
Tercer día

    El tercer día lo dedicamos por completo a realizar excursiones por el Parque Natural del Alto Tajo. Por la mañana cubrimos a pie (i/v) los 5,5 km. que separan Chequilla de Checa por la senda GR-10, y por la tarde realizamos dos visitas en coche: al valle de la Hoz Seca, en Orea, y a la villa de Checa, una de las más bonitas de Castilla la Mancha.


    hozseca gr10
    Chequilla desde el GR-10


    Ruta

    • Trayectos:
      R1: Senda GR-10, de Chequilla a Checa (i/v).
      R2: Valle de la Hoz Seca (Orea).
      R3: De Orea a Checa.
    • Alojamiento: Chequilla.
    • Lo mejor:
      - Llegar a Checa por la GR-10 y volver por la misma senda a Chequilla para contarlo.
      - Caminar entre los altos pinares del valle Hoz Seca, entre prados verdes y sin visitantes.
      - Pasear por Checa al atardecer, escuchando el rumor del río Genitores.


    1/ Senda GR-10 (Chequilla-Checa)

    Dos grandes rutas de ámbito nacional confluyen en Chequilla: el Camino del Cid (GR-160) y la senda GR-10 (Lisboa-Valencia). La primera, de más de dos mil kilómetros, es un itinerario turístico cultural basado en Rodrigo Díaz de Vivar y en una obra literaria: El Cantar del Mío Cid. Atraviesa ocho provincias (Burgos, Soria, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Castellón, Valencia y Alicante) y puede recorrerse tanto por carretera como por sendero. La senda entra en Chequilla desde Megina cruzando el río Cabrillas y luego continúa hacia Checa por el arroyo Sacedo.

    El GR-10 es una senda de 1.600 kilómetros de longitud que une Lisboa con Puçol (Valencia), o lo que es lo mismo, une el Atlántico con el Mediterráneo por el centro de la península. Atraviesa todo el Parque Natural del Alto Tajo de este a oeste y entra en Chequilla, proveniente de Peralejos de las Truchas, por el depósito de agua (aquí coincide con el GR-160). El tramo de GR-10 que realizamos, entre Chequilla y Checa (de 5,3 kilómetros), es el que os relato a continuación.

    Para llegar al depósito desde Chequilla hay que tomar la calle que deja el frontón a la izquierda y, antes de llegar al cementerio, girar a la derecha por el "Callejón", un camino natural parcialmente cementado que asciende de forma abrupta entre altas piedras. En la parte superior, una vez alcanzado el depósito de agua, giraremos a la izquierda siguiendo los palos rojos y blancos del GR-10 (no hay que seguir la pista apta para vehículos que desciende al arroyo Sacedo, que se corresponde con el GR-160).

    El ascenso por la ladera de la montaña nos permite ver Chequilla a vista de pájaro, con las relucientes casas blancas que parecen surgir de entre las descomunales piedras rojas. Al fondo veremos la loma pelada de El Santo (que antiguamente fue conocida, muy probablemente, como cerro del Castillo). Este dato queda reflejado en una de las piedras más grandes que se pueden ver en Chequilla: la piedra Tracastillo.

    TOPÓNIMO: Como nos explica Javier Goitia en su web "eukele", la voz "Aitz/atxa" significa peña, y "aillo" es una voz de origen euskérico que significa "lugar prominente, un punto de vigilancia". Si las unimos tenemos: AITZAILLO, que con el paso de los siglos ha derivado en ASTAILLO > CASTILLO.
    Un AITZAILLO no es más que una "peña vigía". Al norte de Guadalajara tenemos la sierra de Ayllón, una perfecta atalaya desde la que se domina una área muy extensa, y en el resto de España existen cientos de enclaves llamados castillo/castell donde nunca hubo fortaleza alguna.

    Ahora se trata de alcanzar la cresta de la montaña, a 1.500 metros de altura, por la que caminaremos en dirección a Checa. A la derecha aparece la Canaleja y el arroyo Sacedo y a la izquierda el valle del Cabrillas. Transcurridos tres kilómetros penetramos en una zona de pinos (El Picorzo). La senda pasa por la Fuente Salada, lugar desde donde ya avistaremos Checa. Bordeamos la montaña hasta las antenas del municipio, punto desde el que se obtienen buenas vistas de Checa, y desde el que iniciamos el regreso a Chequilla por la misma senda.

    Nota: En 2012, un devastador incendio quemó más de mil hectáreas del término municipal de Chequilla (también alcanzó a los municipios de Traíd y Checa), por lo que si realizáis este mismo itinerario veréis las consecuencias en primera persona. El dicho "los árboles no me dejan ver el bosque" carecerá de sentido en algunos tramos de la senda.





    2/ Valle de la Hoz Seca (Orea)

    Esta ruta la realizamos por la tarde, cubriendo en nuestro coche los quince kilómetros que separan Chequilla de Orea. Encaramado a 1.500 metros de altitud, entre frondosos pinares, Orea cuenta con un centro de interpretación del Parque Natural del Alto Tajo, pero ese domingo estaba cerrado.

    Al sur de la localidad, una estrecha carretera asfaltada nos condujo hasta el cámping de Orea (6 km.), en el valle del río Hoz Seca. Este hermoso enclave es ideal para realizar excursiones. A destacar: la Ciudad Encantada de Orea; el bosque de ribera, con sauces, olmos, fresnos y álamos; los pinares y las áreas recreativas de la fuente de la Rana y la fuente de La Jícara. Y todo irrigado por el río Hoz Seca, el principal aporte de agua al río Tajo en su cabecera.






    3/ Checa

    Cerca de la confluencia del arroyo Genitores con el río Cabrillas, a 1.373 metros de altitud, se encuentra Checa, localidad que tiene una interesante plaza Mayor con un Ayuntamiento del siglo XVIII, una iglesia parroquial (s. XVII) y magníficas casonas de arquitectura tradicional molinesa. El río Genitores, de aguas cristalinas y abundantes, atraviesa el municipio junto a las viviendas, formando una bonita cascada junto a la plaza.

    A un kilómetro al sur de la población, remontando el arroyo Genitores, se encuentra la Aguaspeña, una formación tobácea (surgencia de agua) repleta de musgos que casi están convertidos en roca. Unas pasarelas de madera permiten acercarse a esta bella obra escultórica modelada por la naturaleza, donde el agua brota en finas cortinas.

    TOPÓNIMO: El topónimo de Checa, a diferencia de su vecina Chequilla, proviene precisamente de la Aguaspeña, esta peculiar roca tobácea de origen calcáreo por la que brotan abundantes cortinas de agua.
    La voz "checa" es euskérica, del idioma pre-indoeuropeo que se hablaba en la península hace miles de años. Este es su significado:
    AITZ/ATXA = "roca" + KAR/KARE = "calcáreo".
    Este sería el cambio mínimo: ATXAKAR > TXEKAR > CHECA.
    Checa significa literalmente: "Roca calcárea".





    Cerrar Ruta 3


daroca Ruta 4: Ruta Mudéjar II

Laguna de Gallocanta y Daroca
Cuarto día

    El último día, de regreso a Barcelona, realizamos la segunda parte de nuestra Ruta Mudéjar con la visita a la ciudad zaragozana de Daroca, capital de la comarca homónima. De camino, bajo un frío atroz y una molesta lluvia, hicimos un alto en la laguna de Gallocanta.


    daroca daroca
    Puerta Baja de Daroca


    Ruta

    • Trayectos:
      1/ de Chequilla a la laguna de Gallocanta por Molina de Aragón.
      2/ De Gallocanta a Daroca.
      3/ De Daroca a Cornellá (Barcelona).
    • Alojamiento: Chequilla.
    • Restaurante: Venecia, en Teruel. Excelente restaurante de comida creativa, con platos exquisitos.
    • Lo mejor:
      - El mirador de Gallocanta, sin otros visitantes.
      - La puerta Baja de Daroca.
    • Lo peor:
      - Hizo mucho frío y la lluvia nos fastidió un poco la visita a Gallocanta.


    1/ Laguna de Gallocanta

    Esta ruta comienza en la provincia de Guadalajara, partiendo de buena mañana de Chequilla y cruzando el centro de Molina de Aragón, donde tomamos la comarcal que se dirige a Daroca. Entrados en la provincia de Zaragoza realizamos un alto en un centro de interpretación situado a las afueras de la villa de Gallocanta.

    A unos metros de distancia, a 5ºC y bajo una tenue llovizna, contemplamos en la más absoluta de las soledades la laguna de Gallocanta, un notable remanso de agua, hábitat de una nutrida fauna avícola.

    TOPÓNIMO: ¿De dónde viene el nombre de Gallocanta? Para algunos, podría derivar de un poderoso gallo que, años ha, se dedicaba a canturrear de buena mañana, despertando a los sorprendidos lugareños. Y según la teoría de los hermanos Goitia, Gallocanta provendría de una primitiva voz euskérica, emparentada con el actual vasco.
    "La voz Gallo": UGA = "masa de agua" + ÑO = "pequeño".
    UGAÑO > GAÑO > GALLO sería el cambio.
    Este concepto explicaría por qué España está llena de lagos y ríos que llevan la voz gallo o baño: laguna de Bañolas en Gerona, lago Gallecs en Mollet del Vallés, río Gallo en Guadalajara, río Gállego en Huesca y Zaragoza...
    La voz "Canta" provendría de: KANT = "borde, canto".
    GALLOCANTA sería una masa de agua recortada. Ni más ni menos.





    2/ Daroca

    Gallocanta y Daroca están unidas por una sinuosa carretera de montaña que, en un prolongado descenso, salva la abrupta cordillera Ibérica por el puerto de Santed (1.153 m). Esa mañana, debido a la lluvia y a la pertinente niebla, el descenso fue, si cabe, más peligroso. Llegados al cauce del río Jiloca, la lluvia cesó y cuando aparcamos el coche en Daroca, cerca de la monumental puerta Baja, todos miramos al cielo con la esperanza de que no nos aguara el resto de la jornada. Y tuvimos suerte.

    Daroca destaca por su patrimonio arquitectónico, basado en el mudéjar y en los restos de la muralla, que rodean la villa con dos puertas unidas por la calle Mayor. La puerta Baja, la más monumental, se encuentra junto a la fuente de los 20 caños, uno de los símbolos de la ciudad. Al oeste de la calle mayor se encuentra el Ayuntamiento, la iglesia de Santa María, la de San Juan (iniciada en el siglo XII), un icono del mudéjar, y otras tantas que no visitamos.

    TOPÓNIMO: Javier Goitia nos explica en su web "eukele" que Daroca, tanto la zaragozana como su hermana, la riojana, proviene de una voz euskerica emparentada con el actual vasco.
    DAR/DRA (por metátesis) = "arrastre" + OKA/OGA = "hendidura, depresión".
    DRAOKA > DAROKA > DAROCA significaría "hendidura de arrastre", en referencia a la acción erosiva-depositiva que se producía en el lecho de la rambla (la actual calle Mayor).
    En Navarra también tenemos una "Okaeta", con el significado de "Las hendiduras".





    Cerrar Ruta 4










© www.josecanovas.com