mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico
Bastiones y murallas. Malta   Julio 2004
ETAPA 4: La Valeta I Medina I Playa de Mellieha

Malta es uno de los estados más pequeños de Europa. El archipiélago se localiza al sur de Sicilia, muy cerca de Túnez, y está compuesto por tres islas: Malta, que acoge la capital, Gozo y, la más pequeña de todas, Comino. El ferry procedente de Sicilia tardó una hora y media en llegar a La Valeta


ruta a Malta lavaleta
Puerto de La Valeta


Consejos e información útil

  • Trayectos:
    - Barco Pozzalo (Sicilia) - La Valeta (i/v).
    - Autobús La Valeta-Medina-Mellieha-La Valeta.
  • Alojamiento: Hotel Grand Harbour, en La Valeta.
  • - Pros: Céntrico, en pleno casco viejo de la ciudad.
    - Contras: No admitían pago con tarjeta. Desayuno escaso.
  • Lo mejor:
    - El trayecto en ferry entre Sicilia y Malta: rápido y cómodo.
    - El puerto de La Valeta desde los jardines Upper Barrakka.
    - El centro histórico de La Valeta.
    - Las murallas de Medina.
  • Lo peor:
    - Autobuses atestados y muy caros.
    - Demasiados guiris de origen británico en Mellieha.
Malta


La Valeta

El barco atracó en el Gran Puerto de La Valeta poco antes de las once. Cerca del muelle, en la parte alta de la capital, localizamos el hotel Grand Harbour, que se convirtiría en nuestra residencia en Malta. El precio de una habitación era razonable, aunque no incluía el desayuno. Una vez dejamos las mochilas en consigna, partimos a descubrir el alargado y amurallado casco histórico bajo un sol asfixiante.

Topónimo: Jon Goitia nos explica en su web que el origen de la voz Valeta tiene un origen parecido al de ciudades españolas como Valladolid, Valls, Vallirana... Estaría escrito en la primitiva lengua que se hablaba en buena parte de Europa hace miles de años:
BA = "baja" + AÑA = "roca" + ETA = "abundancial".
Este sería el probable cambio: BAÑAETA > BAÑETA > Valeta.
La Valeta significaría "punto donde abundan las rocas bajas", y haría alusión a su curioso puerto, formado por rocas bajas.

La capital de Malta es una ciudad singular. Fue levantada por caballeros de la Orden de San Juan y este hecho le ha otorgado su actual fisonomía, con calles y edificios que apenas han cambiado desde el siglo XVII. Su edificio más emblemático, que admiramos con devoción, es la catedral de San Juan (1578), cuyo interior aloja capillas dedicadas a diferentes lenguas europeas (divisiones basadas en la nacionalidad): Alemania, Aragón, Castilla y Portugal, Provenza, Francia, Italia y de las Reliquias sagradas (idioma inglés).

Asimismo, repartidos por el casco histórico, se encuentran edificios monumentales (albergues) que un día representaron a los principales países europeos. Me impresionó mucho ver que España esté representada por dos albergues: el de Castilla y el de Aragón. Muy cerca del albergue de Castilla se encuentran los jardines Upper Barrakka un magnífico mirador que se asoma al Gran Puerto de La Valeta, quizá el puerto natural más impresionante del mundo, rodeado de infranqueables murallas.

Por la tarde, desde otro de los jardines que se asoman al Gran Puerto, el Lower Barrakka, contemplamos atónitos la entrada en el puerto, lenta y tediosa, de un portaaviones estadounidense que apenas sí podía maniobrar entre los muelles. Fue espectacular.





Medina

El segundo día lo dedicamos a explorar la parte central y norte de la isla. Por la mañana tomamos un autobús de línea y nos dirigimos a Medina, la antigua capital de Malta, ubicada más o menos en el corazón de la isla. Se trata de una localidad amurallada cuajada de iglesias, museos y que acoge la otra catedral de Malta, San Pablo. Realizamos un paseo por sus callejuelas, admirando edificios plagados de exquisitos detalles arquitectónicos, sorteando también a las bandadas de guiris que se movían como robots tras sus guías.


medina
Puerta de Medina
medina
Catedral San Pablo. Medina


Playa de Mellieha

A mediodía tomamos un par de autobuses (con transbordo en Mosta incluido) para alcanzar Mellieha, la playa que nos recomendó el empleado del hotel. Ubicada en la bahía del mismo nombre, la ciudad se levanta en lo alto de una loma, al margen de los muchos hoteles turísticos que han invadido la costa. Nos costó localizar huecos donde extender la toalla, de entre las cientos de tumbonas repletas de guiris británicos que ocupaban toda la playa. Al menos pudimos tomar varios baños en las cristalinas aguas de la cala, que acoge la playa de arena más larga y popular de las islas maltesas.


mellieha
Playa de Mellieha


Regreso a Sicilia

Por la tarde, un nuevo autobús nos llevó de vuelta a La Valeta, a tiempo de pasar por el hotel para recoger las mochilas y marchar al Gran Puerto en busca de nuestro ferry. A las siete partimos de Malta en dirección al puerto siciliano de Pozzalo. Sentados cómodamente en las butacas, vimos la película de Shreck. Los cinco primeros minutos la emitieron en castellano, pero tras las airadas protestas de una parte del pasaje, cambiaron el audio al idioma italiano. En fin.


∧ Volver arriba


europa


DESTINOS



viajesgold