mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - España - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico y toponímico
Belgrado. Serbia   4º Interrail   Agosto 2002
ETAPA 9: Centro histórico I Castillo (Kalemegdan) I Bombardeos de la OTAN
botonsubir1
Realizaba mi cuarto Interrail por los países del Este de Europa, en compañía de mis colegas Isidoro y Miguel Ángel, y de camino a Transilvania hicimos escala en Belgrado, la capital serbia. Una jornada fue suficiente para recorrerla a pie y admirar sus principales monumentos.

serbia castillo2
Castillo de Belgrado


Consejos e información útil

  • Trayectos en tren:
    1/ De Podgorica (Montenegro) a Belgrado.
    2/ De Belgrado a Bucarest (Rumanía).
  • Alojamiento: En los compartimentos de los trenes nocturnos.
  • Lo mejor:
    - El castillo de Belgrado.
  • Lo peor:
    - Los carteles, escritos con letras cirílicas. Menudo lío.
    - El férreo control de pasaportes que nos hicieron en el tren, en la frontera serbo-húngara.
    - Las cámaras de fotos: eran tiempos de carretes y de escasez económica; o sea, que tomé pocas fotos.



Centro histórico

Un tren nocturno nos condujo desde Podgorica, la capital de Montenegro, hasta la estación central de Belgrado. Pagamos un suplemento de 10€ para dormir en un compartimento de literas, ya que ese tren no tenía vagones con asientos. En mis cuatro interrailes, era la primera vez que nos sucedía algo parecido.


estacion
Estación de Belgrado

Dejamos las mochilas en la consigna de la estación, desayunamos en una cafetería por pocos euros y, en la oficina de información turística, conseguimos unos mapas de la ciudad, que nos vinieron muy bien para movernos por el centro histórico a pie, al margen de los vetustos tranvías y trolebuses que circulaban por las principales avenidas.


tranvias
Tranvías y trolebuses

De camino al castillo, hicimos un alto en el parque Tasmajdan, que acoge la iglesia ortodoxa de San Marcos. Y en la calle Takovska, una de las principales vías de Belgrado, pasamos frente a la fachada del Parlamento serbio, que unos años atrás fue el lugar donde se iniciaron las revueltas contra el ex presidente Milosevic.


parlamento
Parlamento de Serbia



Castillo de Belgrado

Pasamos por la parte más antigua de Belgrado, o Stari Grad, y a través de la céntrica avenida Uzun Mirkova, alcanzamos la gran zona verde que precede a la entrada del castillo. Sorteamos la muralla y el foso, yendo a parar a un gran espacio abierto. Se trataba de un museo al aire libre de armas y vehículos de guerra que se habían empleado en la Primera y Segunda Guerras Mundiales: cañones, tanques, acorazados...


castillo
Museo del Castillo

El castillo no tenía edificios, se trataba de un recinto de tierra arbolado, donde los lugareños vendían productos artesanales, como mantelería bordada. Desde lo más alto de la muralla pudimos contemplar el río Danubio, que en ese punto recibía las aguas de una afluente.


castillo2
Muralla del Castillo

castillo3
Río Danubio desde el Castillo

Salimos del castillo por un carril adoquinado que descendía hasta el cauce del Danubio. Y a mitad de camino, incrustadas en la dura roca, vimos unas curiosas capillas ortodoxas. En el interior de una de ellas, un conjunto de velas compartía el espacio con imágenes de santos. Me llamó la atención las paredes y el techo, ennegrecidos debido al continuo uso del fuego.


capilla
Capilla ortodoxa

El camino adoquinado nos condujo hasta el río Danubio y su afluente. Y para alcanzar la orilla, jalonada de viejas barcazas, tuvimos que cruzar una carretera de doble sentido y una destartalada vía de tren, que parecía estar abandonada.


danubio
Orilla del Danubio



Edificios bombardeados

En la oficina de información turística de la estación de tren, nos señalaron en el mapa los edificos militares que fueron bombardeados por el ejército de la OTAN durante la guerra yugaslava que aconteció a finales de los noventa. "Menuda atracción turística", pensamos los tres mientras nos encaminábamos a la zona.


bomba
Edificio bombardeado

Y lo que vimos nos dejó impresionados: un par de altos edificios habían sido alcanzados de lleno por los bombardeos que realizaron aviones de la OTAN, y mostraban grandes socavones en las fachadas. No entendíamos como, transcurridos más de cinco años, el gobiero serbio aún no los había derribado o rehabilitado.


bomba2
Segundo edificio bombardeado
bomba3
Segundo edificio bombardeado



Tren Belgrado-Bucarest

A media tarde, con un par de minutos de antelación sobre el horario previsto, partimos de Belgrado en el tren nocturno que debía conducirnos hasta Bucarest, la capital rumana, vía Timisoara. El tren rodeó la capital serbia, cruzó el gran Danubio por un puente de hierro y enfiló hacia el norte, al encuentro de Rumanía.


tren
Tren a Bucarest. Afueras de Belgrado

tren2
Cruzando el Danubio. Belgrado







europa


DESTINOS



fotocolumna