mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - España - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico y toponímico
Valle de Arán II. Pirineo catalán   Octubre 2010
Vielha I La Bonaigua I Arties I Gausac I Bassa d'Oles I Valle del Jueu
En ruta: Puerto del Cantó I Sort
botonsubir1
En mi segunda visita a Arán me alojé en el fabuloso Parador Nacional de Vielha, enclavado en la parte central del valle. Me adentré por maravillosos rincones que ya conocía del Alto y Medio Arán: Vielha, Arties, Artiga de Lin... y también descubrí exquisitos lugares que me sorprendieron por su extraordinaria belleza, caso de Gausac y la Bassa d'Oles.


Ruta 1: De Barcelona a Vielha

vallearan2
  • Trayectos:
    1/ De Barcelona a Sort por el puerto del Cantó.
    2/ De Sort a Arties por La Bonaigua.
    3/ De Arties a Vielha.
  • Alojamiento: Parador Nacional de Vielha.
  • Lo mejor:
    - Contemplar el bosque en otoño, con las primeras nieves en las cumbres.
    - El puerto de La Bonaigua, a más de dos mil metros de altitud.
    - El hotel: alojamiento, servicio, desayuno, piscina, vistas panorámicas...
  • Lo peor:
    - Estiramos mucho la jornada y llegamos a Vielha al ocaso.


1. Puerto del Cantó

Para realizar la ruta con éxito, era muy importante no dormirse en los laureles. Por la autovía A-2 llegamos a Cervera, y desde allí, vía Ponts, alcanzamos el valle del río Segre. En Adrall, tomamos la ruta transpirenaica N-260, que en un suave ascenso nos catapultó hasta el puerto del Cantó, a 1.718 metros de altitud, que divide las comarcas del Alt Urgell y el Pallars Sobirà.


canto
Puerto del Cantó
canto2
Puerto del Cantó


2. Sort

El descenso del puerto del Cantó por la N-260 está plagado de curvas de herradura, sobre todo el tramo final, el que conduce hasta Sort. La villa, que se ha hecho famosa por su administración de lotería "La Bruixa d'Or", se encuentra en la margen occidental del río Noguera Pallaresa. Uno de sus atractivos, aparte de caminar por su reducido casco viejo, está relacionado con los deportes de aventura acuática, como el ráfting, que en verano reúne a un buen número de practicantes.


sort
Río Noguera Pallaresa
sort2
Iglesia de Sort


3. La Bonaigua

La carretera C-14 remonta el valle del Noguera Pallaresa por su orilla occidental. Desde ella se puede acceder al valle de Cardós hasta la pica d'Estats y también al Parque Nacional de Aigüestortes. Más arriba, a la altura de Valencia d'Aneu, abandonamos el valle del Pallaresa y, tras un tedioso ascenso con interminables curvas de herradura, alcanzamos el puerto de La Bonaigua, que estaba cubierto de una fina capa de nieve.


bonaigua
Puerto de La Bonaigua

El puerto, situado a 2.040 metros de altitud, separa las comarcas del Pallars Sobirà y el valle de Arán, y en los inviernos más duros suele cerrarse al tráfico debido a las copiosas nevadas. En la cima, mientras almorzábamos unos bocatas, vimos una vieja máquina, en desuso, de las que se utilizaban para acondicionar las pistas de esquí en la vecina Baqueira Beret.


bonaigua4
La Bonaigua
bonaigua2
La Bonaigua


4. Arties

El descenso de La Bonaigua por la vertiente aranesa es muy suave, sin mareantes curvas de herradura. En pocos minutos alcanzamos la cabecera del valle del Garona, ese gran río francés que nace en España.

TOPÓNIMO DE GARONA: El Garona es un río francés que nace en el español valle de Arán, en las praderas más altas del valle, muy cerca del nacimiento del río Noguera Pallaresa. Su topónimo sería euskérico y vendría de:
GARA = "lo alto" + O = "muy (alto) + NA = "planicie".
GARAONA > GARONA
describiría el lugar donde nace el rio: "una planicie muy alta".


arties2
Río Garona. Arties

Aparecieron pueblos como Salardú, uno de lo más altos del valle, y más abajo hicimos una breve parada en Arties, una de las poblaciones más encantadoras de la comarca.


arties
Centro de Arties
arties
Iglesia de Arties


5. Parador Nacional de Vielha

A última hora de la tarde, casi al ocaso, nos presentamos en el Parador Nacional de Viella, que se alza en la cabecera del valle del río Nere. Nos alojamos una noche y dimos buena cuenta de las exquisiteces del complejo.

Cuando cumplí 40 tacos lo celebré a lo grande. Me di el capricho de alojarme en el Parador Nacional de Viella, uno de los hoteles más exclusivos del valle de Arán. Ubicado en la cabecera del valle del río Nere, o lo que es lo mismo, a pocos kilómetros del túnel de Viella, el hotel destaca por las vistas panorámicas sobre el valle, por su piscina y jacuzzi al aire libre, por el servicio exquisito y, sobre todo, por su magnífico desayuno de bufé libre.


paradorviella
Vistas desde la habitación
sparador
Jacuzzi del hotel


Ruta 2: De Vielha al valle del Jueu

Iniciamos esta maravillosa ruta aranesa en Vielha, la capital del valle, y la concluimos en Es Bordes, a orillas del Garona. Y como no podía ser de otra manera, realizamos dos excursiones a parajes de cuento: a la bassa d'Oles y a la pradera de la Artiga de Lin, en el valle del Jueu.


artigalin2
  • Trayectos:
    1/ De Vielha a Gausac.
    2/ De Gausac a la Bassa d'Oles por el mirador de Betlán.
    3/ De la Bassa d'Oles a los Ojos del Jueu y la Artiga de Lin.
    4/ De la Artiga de Lin a Es Bordes.
    5/ De Es Bordes a Cornellá (Barcelona) por el túnel de Vielha.
  • Alojamiento: Parador Nacional de Vielha.
  • Lo mejor:
    - La bassa d'Oles, un espejo de aguas cristalinas.
    - Los Ojos/Uelhs del Jueu, un doble nombre euskérico para una canal de agua subterránea.
    - La pradera de la Artiga de Lin.
  • Lo peor:
    - El regreso a casa, un domingo por la tarde con la carretera cargada de vehículos.


1. De Vielha a la Bassa d'Oles

Después de dar buena cuenta del exquisito desayuno, a base de bufé libre, que nos ofrecieron en el Parador Nacional, agarramos el coche y marchamos ipso facto a Vielha, la capital del valle de Arán. Era domingo, y apenas había gente por el centro histórico, lo cual agradecimos. El paseo matinal nos condujo a la plaza de la Iglesia, al puente sobre el río Nere y a la desangelada calle Mayor, jalonada de casas señoriales.

A continuación iniciamos una ruta en coche por el Medio Arán, por una carretera comarcal trazada a varios metros por encima del río Garona. Pasamos por Gausac, bonito pueblo de casas recias levantadas en torno a una bonita iglesia de estilo gótico, y luego nos detuvimos en el mirador de Betlán (el cartel lo anunciaba como Guarder de Betlan), que nos brindó una hermosa perspectiva del valle. Por último, nos aupamos hasta la Bassa d'Oles, a 1.161 metros de altitud, uno de los pocos ibones de alta montaña del valle de Arán al que puedes llegar en tu propio vehículo.

TOPÓNIMO: La bassa d'Oles, un maravilloso ibón de aguas cristalinas en mitad de un bosque de pinos, nos dejó atónitos. Mereció la pena rodearlo a pie para admirar su belleza. De forma alargada debido a la construcción de una pequeña presa (aunque en el pasado pudo haber sido redondo), su nombre podría estar escrito en lengua euskérica:
OL = "redondo" + LAG/GAL = "lago".
OLAK > OLAS (la "k" cambia a "s") > OLES
sería "los lagos redondos".
El nombre "los dos lagos redondos" haría referencia al lago principal de la bassa d'Oles y a otro más pequeño ubicado al noroeste.
El topónimo se parece al de Bañolas, BAÑOLAK, que también podríamos traducir por "los dos lagos redondos", en alusión a su forma de número ocho.





2. Valle del Jueu

La parte final de esta ruta la dedicamos al valle del río Jueu, que ya habíamos visitado cinco años atrás. Contemplamos los Ojos/Uelhs del Jueu, una montonera de rocas por donde brotan las aguas procedentes del Forau d'Aiguallut, en el oscense valle del Ésera.

Unos kilómetros valle arriba por carretera sinuosa, alcanzamos la Artiga de Lin o Plan de Lin, la pradera más hermosa del valle de Arán. Transitada por multitud de excursionistas para cruzar al vecino valle de Benasque, nosotros la empleamos para realizar una pequeña caminata junto al río Jueu, en esta ocasión con las cumbres pinceladas de un manto blanco.

Por último, antes de encarar el túnel de Vielha por su cara norte, realizamos una corta parada en Es Bordes, típica población aranesa ubicada en la intersección de los ríos Jueu y Garona. El recorrido a pie por la villa fue efímero, pero muy placentero. El valle de Arán siempre sorprende al visitante.






PIRINEO CATALÁN



senderista


MENÚS PIRENAICOS


DESTINOS