mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico
Praga, torres y puentes. Chequia   Julio 2007
Stare Mesto (Ciudad Vieja) I Malá Strana (Ciudad Pequeña) I Castillo

Este circuito por Praga lo realizamos en dos jornadas completas. La corta estancia fue suficiente para ver lo mejor de la ciudad: Stare Mesto (Ciudad Vieja), Malá Strana (Ciudad Pequeña) y castillo, que alberga la catedral, el palacio Real y la Callejuela de Oro. Nos faltó un día para realizar una excursión por los alrededores.

TOPÓNIMO DE PRAGA: La primitiva lengua euskérica que se habló en Europa hace miles de años (el famoso indoeuropeo) podría estar detrás del origen de Praga. Los checos atribuyen el topónimo a la voz eslava prah: "rápido", por los vados que cruzaban el río Moldava (es posible). Y la versión euskérica sería esta:
BARA = "esparcido, sin control" + GA = "privativo, negación".
BARAGA > BRAGA > PRAGA
sería "estable, no desmoronable", en alusión al río Moldava, cuyo cauce en este punto sería idóneo para vadearlo.
Topónimos equivalentes en España: Javier Goitia revela que en Galicia hay varios "praga" y en el conjunto de España una veintena de derivados, además del "Braga" de Portugal.


chequia praga
Puente Carlos y río Moldava


Consejos e información útil
  • La fórmula avión + bus y metro fue la que empleamos para desplazarnos de Barcelona a Praga y movernos posteriormente por la ciudad.
  • El albergue de juventud Old Prague Hostel no estuvo a la altura. Ruidos y desayuno escaso desequilibraron una balanza que debió inclinarse hacia su buena situación, cerca de la Plaza Vieja.
  • Si vais a estar dos días completos en Praga, os recomiendo que dediquéis uno a cada barrio: Stare Mesto por un lado y castillo y Malá Strana por otro.
  • Para subir al castillo os aconsejo que toméis el tranvía en la parada próxima a Wenceslao. Luego, por la puerta baja del castillo, llegaréis a pie a Malá Strana sin necesidad de coger tranvías.
  • Cuando lleguéis al castillo podéis adquirir una entrada que incluya todas las visitas: catedral de San Vito, callejuela de Oro, Palacio Real y basílica de San Jorge. En la catedral, os aconsejo que subáis los interminables escalones que culminan en la azotea. Las vistas de Praga son impresionantes.
  • A las horas en punto suele ponerse en marcha el Reloj Astronómico del Ayuntamiento, en la plaza Vieja. No debéis perdéroslo.
  • Praga cuenta con buenas tabernas donde mover el bigote y probar buena cerveza Pilsen. En Stare Mesto, cerca de la comercial calle Real, hay muchas. Y en Malá Strana, frente al río Moldava y el puente Carlos, se encuentra el restaurante Vojanuv Dvur, donde podréis degustar comida típica a buen precio.
  • De entre los souvenirs que podéis traeros, existe la opción de adquirir buen cristal de Bohemia en forma de copas, jarrones, vasos, etc.

  • Trayectos:
    1/ Avión Barcelona-Praga.
    2/ Autobús y metro entre el aeropuerto y Praga.
  • Alojamiento: Old Praga hostel.
  • - Pros: Céntrico, cerca de la plaza Vieja.
    - Contras: No admitían pago con tarjeta. Desayuno escaso y mucho ruido por la noche.
  • Cena: Restaurante Vojanuv Dvur, en Malá Strana. Comida típica a buen precio.
  • Lo mejor:
    - El puente Carlos y la plaza Vieja.
    - La cena en el restaurante Vojanuv Dvur, junto al río Moldava y el puente Carlos.
  • Lo peor:
    - El alojamiento.



Primer día

El primer día, tras aterrizar en el aeropuerto, tomamos el autobús y el metro para dirigirnos al corazón de la ciudad. Nos apeamos en Mustek, estación ubicada bajo la céntrica plaza de Wenceslao.


metro
Metro. Parada Mustek
wenceslao
Plaza Wenceslao


1. Stare Mesto

Estábamos en Stare Mesto o Ciudad Vieja y la prioridad era localizar cuanto antes el albergue juvenil. De camino, nos cruzamos con la majestuosa Torre de la Pólvora, construcción gótica del año 1495, aunque fue remodelada posteriormente.

Nos alojamos en el Old Prague Hostel y después de almorzar unas pizzas en un moderno resataurante, iniciamos la visita a Stare Mesto. Comenzamos por el barrio Judío, para admirar la Sinagoga Vieja-Nueva, templo gótico temprano construido en el siglo XIII, considerado como el monumento más importante del gueto praguense. En sus cercanías contemplamos el cementerio Viejo Judío, con tumbas góticas, renacentistas y barrocas.

Cruzamos el río Moldava por el puente Manesuv y, desde Malá Strana, aparte de descubrir un restaurante donde cenar esa noche, obtuvimos una magnífica panorámica del Puente Carlos, que une los dos barrios más antiguos de la ciudad: Malá Strana y Stare Mesto desde 1357, año en que fue fundado por Carlos IV. Poco después, atravesamos el puente más hermoso de Europa, custodiado por altas torres medievales de los siglos XIV y XV y flanqueado por estatuas y grupos escultóricos barrocos.

A través de la peatonal calle Real alcanzamos otro tesoro de la ciudad, la plaza Vieja, que acoge interesantes edificios. El primero que admiramos fue el Ayuntamiento, fundado en 1338, cuya torre aloja un Reloj Astronómico de principios del siglo XV. En la parte superior, al dar las horas en punto aparecen los doce apóstoles, y en la inferior hay doce medallones con signos zodiacales. Al otro lado la plaza, sobresaliendo por encima de los tejados, nos deleitamos con la visión de las altas torres de la iglesia de Tyn, una de las construcciones góticas más destacadas de Praga.


Plaza de la República Torre de la Pólvora Torre de la Pólvora Old Prague Hostel Sinagoga de Praga Puente Manesuv Puente Carlos y río Moldava Puente Carlos Puente Carlos Torre del Puente Carlos Plaza Vieja Plaza Vieja Reloj Astronómico del Aymto. Catedral de Tyn. Plaza Vieja





2. Malá Strana

Por la noche acudimos a cenar al restaurante Vojanuv Dvur, en Malá Strana. El local, ubicado junto al río Moldava y el puente Carlos, fue de lo mejorcito de la jornada. Buena comida, excelente servicio y maravillosas vistas.


restaurante
Restaurante Vojanuv Dvur
restaurante2
Restaurante Vojanuv Dvur


3. Puente Carlos

De regreso al hotel tras la rica cena nos sumergimos de lleno en el Puente Carlos, el más emblemático y bonito de todos los que cruzan el río Moldava. Al caer la noche, a la luz de las farolas, el puente se convirtió en el mejor escenario donde poder escuchar música callejera, unos sonidos que nos embriagaron a todos. La Luna en lo alto, el río fluyendo bajo los arcos del puente y el castillo como telón de fondo, pusieron la guinda a una estupenda jornada.

TOPÓNIMO DE MOLDAVA: La primitiva lengua euskérica también sería el origen de Moldava o Moldau, una voz que los sabios locales explican desde la alteración de wilt awha: "río salvaje". Javier Goitia explica que este río no tiene nada de salvaje, fluye mansamente al encuentro del Elba. Su nombre vendría de:
MOLDA = "controlado" + U = "agua".
MOLDAU > MOLDAUA > MOLDAVA
sería "agua predecible, controlada", aunque la fiebre urbanizadora de los tres últimos milenios, ha metido las ciudades en las llanuras de inundación y últimamente ha habido graves inundaciones.


castillonoche
Río Moldava, Puente Carlos y Castillo
praga3
Músicos en el Puente Carlos


Segundo día

El castillo de Praga es el centro político y espiritual de Praga y Chequia. Fue la sede de los monarcas checos hace más de mil años. Alberga la catedral de San Vito, el palacio Real, otras iglesias y, en la parte inferior, la Callejuela de Oro, jalonada de bucólicas casitas de colores. A los pies del castillo se levanta Malá Strana o Ciudad Pequeña, encantador barrio que visitamos al caer la tarde.


  • Cena: Taberna en Stare Mesto, cerca de la plaza Vieja.
  • Lo mejor:
    - Las vistas de Praga desde la torre de la catedral de San Vito.
    - Las tabernas y, por supuesto, la cerveza checa.
  • Lo peor:
    - El alojamiento.


1. Castillo de Praga

La segunda jornada, también muy previsible, consistió en subir en tranvía hasta el castillo de Praga. Fundado en el siglo IX, se trata de uno de los recintos fortificados más extensos de Europa. Tan grande es, que estuvimos toda la mañana visitando museos, iglesias, palacios, la Callejuela de Oro y las mazmorras.

En la catedral, aparte de admirar su nave central y las azuladas vidrieras, ascendimos una barbaridad de escalones para asomarnos a la azotea. Desde arriba obtuvimos las mejores vistas de Praga, con el puente Carlos en primer término y las altas agujas de la iglesia de Tyn al fondo. Sin duda alguna, este acontecimiento fue de lo mejorcito de este viaje.

La Callejuela de Oro fue otro de los recintos destacados que más nos gustó. Las casas de colores, que un día fueran hogar del escritor Franz Kafka, albergaban un museo medieval. Otras se habían convertido en tiendas de souvenirs. Tras visitar las mazmorras del castillo, abandonamos el castillo a pie por la puerta inferior. En un corto intervalo de tiempo nos presentamos en Malá Strana o Ciudad Pequeña.





2. Malá Strana (Ciudad Pequeña)

Por la tarde estuvimos paseando por la calles de Malá Strana o Ciudad Pequeña. Iniciamos el recorrido junto al puente Carlos, bajo la torre de la Ciudad Pequeña, del siglo XV. Allí, justo donde comienza la calle Mostecká, tomamos un rápido tentempié a base de hamburguesas y Coca-Cola aguada.

La calle Mostecká une el puente Carlos con la plaza de la Ciudad Pequeña, que aloja otra joya de Praga: el templo de San Nicolás (1755), la obra de mayor importancia de estilo barroco que posee la ciudad. A partir de la plaza tomamos la calle Nerudova, que en continuo ascenso, vertebra Malá Strana. En la parte intermedia contemplamos maravillosas casonas centenarias y en la parte superior pusimos fin al interesante recorrido acercándonos hasta el templo de Loreto, lugar de peregrinaje mariano, famoso por su campanario musical y por albergar la iglesia del Nacimiento.

Por la noche cenamos en una acogedora taberna de Stare Mesto, de las muchas que abundan en torno a la calle Real. El menú, salchichas checas acompañadas de cerveza local Pilsen, fue muy aclamado entre todos.





3. Stare Mesto

Al caer la noche, como hiciéramos el día anterior, nos dejamos ver por la plaza Vieja. Queríamos empaparnos de ese ambiente medieval que ser respira en el corazón de Praga, con el reloj Astronómico, las fuentes y la iglesia de Tyn iluminada.


plazavieja
Plaza Vieja


∧ Volver arriba


europa


CHEQUIA



viajesgold


DESTINOS