mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico
Fiordos del este. Islandia   Junio 2007
ETAPA 3: Djúpivogur I Breidalsvik I Fáskrúdsfjördur I Reydarfjördur I Lago Lögurinn I Skriduklaustur I Egilsstadir I Seydisfjördur

Una de las zonas más remotas de Islandia se encuentra en el este. Esta parte de la isla está dominada por largos fiordos que, como si de los dedos de una mano se tratara, han penetrado en tierra firme para crear un paisaje sumamente bello. La carretera circular serpentea por entre una sucesión de ríos, lagos, fiordos y montañas nevadas.


fiordos kerry
Seydisfjördur


Consejos e información útil

  • Se puede recorrer Islandia por la carretera circular de dos maneras: en el sentido de las agujas del reloj o en el sentido inverso, que fue la opción que yo elegí. El medio de transporte fue un sencillo vehículo, aunque quizá habría sido buena idea alquilar un 4x4.
  • ¿Y qué se puede ver durante una semana en el país de los volcanes y el hielo? Pues eso, volcanes activos, zonas geotermales, las cataratas más grandes de Europa, el glaciar más grande de Europa, campos de lava, géiseres, lagos con témpanos de hielo, fiordos, acantilados, ríos de aguas cristalinas, fauna autóctona y, sobre todo, paisajes de infarto.
  • Si viajáis en junio tendréis la isla a vuestra entera disposición, sin apenas turistas. ¡Ojo!, para lo bueno y lo malo.
  • Portad vituallas para las tres comidas del día. Por varios motivos:
    - Porque hay muchas zonas rurales que carecen de restaurantes.
    - Porque los horarios de las tiendas difieren de los de España.
    - Para disfrutar de los muchos merenderos con que cuenta el país.
  • Si pretendéis alojaros en albergues de juventud (IH), llevad sábanas para las camas. Os ahorraréis una pasta.
  • Conviene llegar pronto a los albergues de juventud, porque se suelen llenar.
  • Si recorréis la isla en junio, como fue mi caso, os aconsejo que llevéis un antifaz para dormir. Los albergues carecen de persianas y, según la época, tendréis casi 24h de luz solar.
  • Las piscinas son muy baratas e incluyen jacuzzis. Si tenéis tiempo relajaos en alguna.
  • La tarjeta de crédito/débito se usa para todo, hasta para comprar un paquete de chicles.
  • Los lavacoches a pistola de algunas gasolineras son gratuitos. No incluyen jabón, pero bueno, al menos eliminaréis del vehículo todo el barro acumulado.

Y en cuanto a las carreteras, he aquí algunos consejos:


  • Trayectos:
    1/ De Höfn a Djúpivogur y Breidalsvik.
    2/ Fráskudsfjördur y Reydarfjördur.
    3/ El lago Lögurinn.
    4/ De Egilsstadir a Seydisfjördur.
  • Alojamiento: Albergue juvenil de Seydisfjördur.
  • Lo mejor:
    - La carretera de los fiordos del este.
    - El lago Lögurinn y su pequeño bosque.
    - La carretera que une Egilsstadir con Seydisfjördur. ¡¡Espectacular!!
  • Lo peor:
    - Un grupito de chicos catalanes alborotando en la cocina del albergue en horas de descanso.
    - El albergue, cosa extraña por tratarse de Islandia, no admitía pago con tarjeta.
coche
Toyota Corolla



Fiordos orientales

La jornada comenzó en Höfn, avanzando en dirección este por la carretera circular hacia un territorio dominado por largos fiordos. El primer tramo, no obstante, transcurrió por las marismas de Lón, una zona protegida de 320 km2 de extensión.

A continuación sorteamos, por pista de tierra, una zona de altos acantilados azotada por el viento conocida como Djúpavogshreppur. Al final de la misma, circulando ya por carretera asfaltada, alcanzamos Djúpivogur, un asentamiento de pescadores ubicado en la entrada del Berufjördur, uno de los grandes fiordos de la costa oriental.

Rodeando el extenso Berufjördur dimos por iniciado nuestro periplo por la costa oriental islandesa, una vasta región de escasa población y, como pudimos comprobar circulando por la carretera 1, sin apenas turistas. Breidalsvik, por ejemplo, fue uno de esos lugares especiales que aparecieron ante nuestros ojos. Se trataba de un pueblo pesquero ubicado en el valle más amplio de Islandia. Otro lugar de singular belleza fue Stödvarfjördur, aldea diseminada entre el fiordo y una pradera verde por la que fluían varios torrentes de agua.

La siguiente parada en la ruta correspondió a Fáskrúdsfjördur, villa asentada en la cabecera del fiordo homónimo y que a nosotros nos vino bien para almorzar al aire libre. En el siglo XVIII se asentaron en ella pescadores franceses y por eso, como pudimos comprobar dando un garbeo por la villa, los nombres de las calles estaban escritos en francés.

Abandonamos la costa de los fiordos tras dejar atrás el Reydarfjördur, uno de los fiordos más largos y bonitos de la zona. Una alta cascada ubicada en la cabecera del fiordo puso la guinda a esta fascinante jornada fiordera.





Lago Lögurinn

Al otro lado del largo túnel fuimos a dar con el río Lagarfljót y el lago Lögurinn, de aguas gélidas procedentes del glaciar Vatnajökull, cuyas laderas están pobladas por el único bosque de Islandia.

En la orilla occidental nos aupamos hasta Hengifoss, la segunda catarata más alta de Islandia, con 120 metros de caída. Al inicio del lago también visitamos Skriduklaustur, emplazamiento de un monasterio del siglo XVI y hogar del escritor islandés Gunnar Gunnarson.





Seydisfjördur

Recorrimos por pista de tierra los 38 kilómetros de longitud del lago Lögurinn y en Egilsstadir, la ciudad más importante del este de Islandia, tomamos la carretera 93 en dirección a la costa oriental.

La ruta salvaba un altiplano helado de gran belleza, repleto de neveros y de correntosos riachuelos. Al otro lado del manto blanco el valle se abrió y ya pudimos avistar el fiordo de Seydis. Iniciamos un vertiginoso descenso junto al río Fjardarsel, de aguas bravas y cristalinas. Nos detuvimos junto a la cascada Gufufoss, cuyas aguas formaban un pequeño arcoiris.

Tras un vertiginoso descenso por la ladera de la montaña, alcanzamos Seydisfjördur, población asentada al final de un largo fiordo que posee un importante puerto (aquí llegan los barcos procedentes del resto de Europa). El entorno montañoso y sus casas de múltiples colores, convierten a Seydisfjördur en uno de los pueblos más encantadores de Islandia. Con la localización del albergue juvenil Hafaldan dimos por concluida esta interesante jornada.




∧ Volver arriba


europa


ISLANDIA



DESTINOS




guiness2


viajesgold