mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico
Península de Snaefellsnes. Islandia   Junio 2007
ETAPA 5: Stykkishólmur I Grundarfjördur I Ólafsvik I Playa Dritvik I Bahía de Hellnar I Playa Ytri-Tunga

La península de Snaefellsnes, de 100 kilómetros de largo, está coronada por la brillante capa de hielo del glaciar Snaefellsjökull, inmortalizada por Julio Verne en su novela Viaje al Centro de la Tierra. Otros atractivos de este territorio son sus playas de arenas negras, sus acantilados y poblaciones como Stykkishólmur.


fiordos snaefell
Volcán Snaefell


Consejos e información útil

  • Se puede recorrer Islandia por la carretera circular de dos maneras: en el sentido de las agujas del reloj o en el sentido inverso, que fue la opción que yo elegí. El medio de transporte fue un sencillo vehículo, aunque quizá habría sido buena idea alquilar un 4x4.
  • ¿Y qué se puede ver durante una semana en el país de los volcanes y el hielo? Pues eso, volcanes activos, zonas geotermales, las cataratas más grandes de Europa, el glaciar más grande de Europa, campos de lava, géiseres, lagos con témpanos de hielo, fiordos, acantilados, ríos de aguas cristalinas, fauna autóctona y, sobre todo, paisajes de infarto.
  • Si viajáis en junio tendréis la isla a vuestra entera disposición, sin apenas turistas. ¡Ojo!, para lo bueno y lo malo.
  • Portad vituallas para las tres comidas del día. Por varios motivos:
    - Porque hay muchas zonas rurales que carecen de restaurantes.
    - Porque los horarios de las tiendas difieren de los de España.
    - Para disfrutar de los muchos merenderos con que cuenta el país.
  • Si pretendéis alojaros en albergues de juventud (IH), llevad sábanas para las camas. Os ahorraréis una pasta.
  • Conviene llegar pronto a los albergues de juventud, porque se suelen llenar.
  • Si recorréis la isla en junio, como fue mi caso, os aconsejo que llevéis un antifaz para dormir. Los albergues carecen de persianas y, según la época, tendréis casi 24h de luz solar.
  • Las piscinas son muy baratas e incluyen jacuzzis. Si tenéis tiempo relajaos en alguna.
  • La tarjeta de crédito/débito se usa para todo, hasta para comprar un paquete de chicles.
  • Los lavacoches a pistola de algunas gasolineras son gratuitos. No incluyen jabón, pero bueno, al menos eliminaréis del vehículo todo el barro acumulado.

Y en cuanto a las carreteras, he aquí algunos consejos:


  • Trayectos:
    1/ De Glaumbaer a Stykkishólmur.
    2/ De Stykkishólmur a Grundarfjördur.
    3/ Ólafsvik y rodeo del volcán Snaefell.
    4/ Playas del sur de la península.
  • Alojamiento: Albergue juvenil de Grundarfjördur.
  • Lo mejor:
    - Contemplar el volcán Snaefell sin nubes en la cima.
    - Las playas y acantilados del sur de la península.
    - El albergue juvenil. Dormimos en un apartamento sin otros viajeros.
  • Lo peor:
    - Había muchos tramos de carretera sin asfaltar.
coche
Toyota Corolla



Hjardarholt y Stykkishólmur

La jornada que comprende la visita a una parte de la península de Snaefellsnes comenzó en Akureyri, en el norte de la isla. Esa mañana habíamos visitado Glaumbaer y nos habíamos avituallado en Blönduós. Tras sortear el estrecho fiordo Hrútafjördur, abandonamos la carretera circular y accedimos al altiplano de Hjardarholt. Descendiendo junto al cauce del río Laxá, alcanzamos la parte final del fiordo Hvammsfjördur y poco después, por un tramo de tierra de la carretera 54, penetramos en la península Snaefellsnes.

Almorzamos junto al fiordo Hvammsfjördur y luego proseguimos hacia el oeste por la carretera 54. Nos detuvimos en Stykkishólmur, el pueblo más grande de la península, un lugar pintoresco ubicado en torno a un puerto natural. Vale la pena encaramarse hasta el faro del puerto para contemplar el fiordo y las casitas de colores del pueblo.





Grundarfjördur

A media tarde, continuamos por la ruta 54 hacia el oeste. Atravesamos un curioso campo de lava de colores rojizos y negruzcos y luego cruzamos por largos puentes los fiordos Seljafördur y Kolgrafafjördur. Al llegar al fiordo de Grundar nos detuvimos en la cuneta para aproximarnos hasta la cascada Grundarfoss, un largo y fino chorro de agua que se precipitaba al vacío desde alto cortado.

Concluimos la jornada en Grundarfjördur, pequeño pueblo asentado en una bahía, entre montañas nevadas. Después de instalarnos en un exclusivo apartamento del albergue juvenil, sin otros viajeros, acudimos a la piscina municipal. Un par de jacuzzis con temparaturas que rondaban los 37º y 40º nos dejaron el cuerpo a tono.





Volcán Snaefellsjökull y playas

Al día siguiente proseguimos con nuestra visita a la península de Snaefellsnes. En la cara norte, dejamos atrás la carretera 54 y avanzamos hacia el oeste por la 574, ruta que rodea el volcán Snaefells. Nos detuvimos en Ólafsvik, pueblo marinero utilizado por muchos excursionistas para abordar la escalada al glaciar del Snaefellsjökull, y a partir de aquí iniciamos la ruta alrededor del volcán, cuya cima nevada estaba libre de nubes. Al oeste del Snaefellsjökull visitamos Dritvik, una playa de arena negra, y al sur realizamos una breve parada en Hellnar, bahía rocosa plagada de aves marinas.

Más adelante, una vez rodeamos el volcán Snaefellsjökull, nos unimos a la carretera 54 a la altura de la bonita cascada de Bjarnarfoss. Y en dirección oeste por esta nueva ruta nos detuvimos en Ytri-Tunga, una playa rocosa frecuentada por focas. En ausencia de turistas, ante la presencia de estos escurridizos animalitos, con el ruido de las olas rompiendo en la playa volcánica y con el volcán Snaefells como bello telón de fondo, pusimos punto y final a nuestro periplo por la península.




∧ Volver arriba


europa


ISLANDIA



DESTINOS




guiness2


viajesgold