mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico
Ruta de la Arquitectura Negra. Guadalajara   Agosto 2017
ETAPA 2: Majaelrayo I Campillo de Ranas I Tamajón I Campillejo I Robleluengo

Esta interesante excursión de un día me lleva a recorrer algunos pueblos de la llamada Arquitectura Negra, a los pies de la sierra del Ocejón, en Guadalajara. En concreto vemos los que se encuentran a lo largo de la carretera GU-186. La arquitectura popular de estos pueblos está realizada a base de pizarras, con estructura de madera de robles y pequeñas ventanas.


pueblosnegros Campillo
Campillo de Ranas


Consejos e información útil


De Majaelrayo a Tamajón (GU-186)

  • Trayectos:
    1/ De Majaelrayo a Campillo de Ranas.
    2/ De Campillo a Tamajón.
    3/ De Tamajón a Campillejo y Majaelrayo.
  • Alojamiento: Casa Rural El Pajar Negro, en Malaelrayo.
  • Almuerzo: Restaurante Los Manzanos de Campillejo (menú diario: 10,5€). Excelente comida local a buen precio.
  • Lo mejor:
    - La plaza Mayor de Campillo de Ranas.
    - Gastronomía local en Campillejo.
    - Las construcciones de pizarra.
  • Lo peor:
    - Carretera sinuosa, con muchas curvas.

La carretera GU-186 une Tamajón con Majaelrayo y alberga varios pueblos representativos de la Arquitectura Negra. El orden en que se visiten es indiferente, si bien nosotros comenzamos por Majaelrayo, el que elegimos para hospedarnos. La villa destaca por su Ayuntamiento, por sus casas de arquitectura negra y por ser el punto de origen para escalar el pico Ocejón, de 2.048 metros de altitud.

El segundo día iniciamos la ruta por la GU-186 aproximándonos hasta Campillo de Ranas, uno de los pueblos más conocidos del valle. Situado a 1.100 metros de altitud, Campillo destaca por su conglomerado urbano conformado por la típica arquitectura negra de cubiertas de pizarra con cumbreras de lajas voladas entrecruzadas a tijera.

Más al sur, en el término municipal de Tamajón, nos detuvimos junto a la carretera para admirar la ermita de los Enebrales, del siglo XVI, aunque es posible que se construyera a partir de un edificio anterior. Su interior alberga la imagen de la virgen de los Enebrales, patrona de Tamajón. Junto a la ermita se encuentra la Pequeña Ciudad Encantada de Tamajón, un hermoso paraje natural con una serie de curiosas formaciones en piedra. Y a tres kilómetros de este lugar, en el casco viejo de Tamajón, descubrimos interesantes casonas de los siglos XVII y XVIII, además del palacio de los Mendoza, del siglo XVI.

Por último, de regreso a Majaelrayo, hicimos parada y almuerzo en Campillejo, pequeño villorrio de fabulosas casas de arquitectura negra realizadas con mampostería de pizarra y grandes lajas en las cubiertas, también de pizarra. Almorzamos en el restaurante Los Manzanos, especializado en comida típica serrana, con platos contundentes donde predominaba la buena carne.





Senda GR-60 (Majaelrayo-Robleluengo)

  • Senda GR-60: De Majaelrayo a Robleluengo (i/v).
  • Longitud: 1,8km (ida).
  • Dificultad: Baja.
  • Tiempo empleado con niños (ida): 40 minutos.
  • Tiempo empleado sin niños (vuelta): 25 minutos.
  • Lo mejor: Pocos senderistas en la ruta.
  • Lo peor: Fue complicado caminar con niños de tres años, sin carritos. Tuvimos que llevarlos en brazos en muchos tramos del recorrido.

Ubicado a los pies del pico Ocejón, Majaelrayo es ideal para realizar excursiones a pie por la zona, algunas de ellas aptas para niños de tres años. El propietario de la casa rural nos aconsejó que acometiéramos el interesante tramo de la GR-60, de 1,8 kilómetros, comprendido entre Majaelrayo y Robleluengo, y le hicimos caso.

Partimos a media tarde de Majaelrayo. La senda, que apenas tenía altibajos, discurrió en todo momento por mitad del campo. Los cien primeros metros, hasta el cruce con la carretera de Riaza, fueron en ligera cuesta abajo. Cruzamos el cauce seco de un riachuelo y a partir de aquí, la pista ascendió por entre un pequeño bosque delimitado por muretes de piedra.

Transcurridos cuarenta minutos de agradable paseo, alcanzamos Robleluengo, pequeña aldea que distribuye sus construcciones de pizarra a lo largo de la única calle que posee. Merece la pena que le echéis un vistazo a su pequeña iglesia y a la fuente ubicada junto al parque infantil.

El regreso a Majaelrayo, sin niños, lo completamos mi cuñado y yo en poco más de veinte minutos. Esta excursión finalizó a bordo de los vehículos, pues ambos pueblos están unidos por carretera en diez minutos escasos.




∧ Volver arriba


clm


CAST. - LA MANCHA



viajesgold


DESTINOS