mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - España - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico y toponímico
Costa Vermeille - Rosellón. Pirineo francés   Octubre 2021
ETAPA 1: Portbou (España) I Cerbere I Banyuls sur Mer I Cotlliure
Visita obligada: Perpiñán
botonsubir1
Esta es la primera de las tres rutas que realicé, entre octubre y noviembre, por la Cataluña francesa, o Catalunya del Nord (como la llamamos aquí), o Pyrénées Orientales (como lo llaman allí), un territorio también conocido como Departamento 66, en la región del Languedoc-Roussillon o en la región de Occitania. Y todo comienza en la accidentada costa Vermeille (Roja), en el punto donde los Pirineos se funden con el mar Mediterráneo.

costavermella cotlliure
Cotlliure


Consejos e información útil

  • Trayectos:
    1/ De Cornellá a Portbou por Figueres.
    2/ De Portbou a Banyuls sur Mer.
    3/ De Banyuls a Cotlliure.
    4/ De Cotlliure a Perpiñán.
  • Alojamiento: Hotel B&B de Porta d'Espagne, en Perpiñán. Habitaciones pequeñas pero muy bien equipadas y limpias.
  • Almuerzo: Restaurante La Ganotte, en Banyuls. Exquisita relación calidad-precio.
  • Lo mejor:
    - Un rico almuerzo en Banyuls.
    - El paseo vespertino por Cotlliure.
  • Lo peor:
    - Aparcar en Cotlliure. El parquímetro determinó nuestra estancia en la villa.
    - Mucha miseria en algunas calles de Perpiñán.



Portbou (España)

No teníamos prisa en acceder a Francia. Todavía no había entrado el horario de invierno (anochecía a las siete), y por eso decidimos tomar un tentempié en Portbou, la población que tantas veces me había catapultado al corazón de Europa a lo largo de mis cuatro interrailes. Es por eso que le tengo un especial apego. Cerca de la playa encontraréis algunos locales donde poder desayunar.


portbou
Playa de Porbou

portbou2
Portbou desde la frontera



Costa Vermeille

La costa Vermeille francesa une los Pirineos con el mar Mediterráneo, son unos 30 kilómetros de cabos y bahías que abarca desde Cerbere hasta Argelés sur Mer. Y los pueblos que merecen una visita son Banyuls sur Mer y Cotlliure.


1. Cerbere

Una loma pelada, un viejo cartel anunciando France, un puesto fronterizo un tanto desvencijado y dos gendarmes motorizados nos dieron la bienvenida al país galo. El final de la N-260 (la Nacional de los Pirineos) quedó atrás.


frontera
Frontera

Al iniciar el descenso por territorio francés, en un claro que se abrió a la izquierda en la carretera, pude avistar la estación de Cerbere, el otro punto que tantas emociones y alegrías me proporcionó en el pasado, pues fue el inicio de mis singladuras interraileras por Europa. Un tren a París, a Pisa, a Milán...


cerbere

cerbere2


2. Mirador de la costa

Pasado Cerbere (Cervera de la Marenda en catalán) seguimos el trazado serpenteante de la carretera D914, que discurre entre la montaña de Alberes y el mar. En la parte baja de estas montañas vimos muchas viñas, y en algunos miradores, como en el que nos detuvimos, tuvimos la ocasión de contemplar la rocosa costa Vermeille. En el mirador, en improvisadas casetas, los amantes del buen vino podréis adquirir algunas botellas procedentes de bodegas de la zona.


costa
Costa Vermeille
costa2
Costa Vermeille


3. Banyuls sur Mer

Seguimos el trazado de la D914, hasta alcanzar Banyuls sur Mer (Banyuls de la Marenda en catalán), villa marinera donde volvimos a detenernos. Estacionamos los vehículos a la entrada del pueblo, junto al puerto, y nos movimos a pie hasta el centro.


puerto
Puerto de Banyuls
estatua
Paseo Marítimo de Banyuls

El paseo marítimo, sembrado de pequeñas estatuas y esculturas, nos catapultó hasta el Ayuntamiento y la playa de Fontaulé.


ayuntamiento
Ayuntamiento de Banyuls
playa
Playa de Fontaulé

A la altura de la playa no sumergimos en la peatonal calle de Saint Pierre, principal eje que vertebra en dos el antiguo núcleo de la villa. Vimos casas centenarias, con sus bajos ocupados por puestos de fruta y tiendas de vino, y al otro lado de la playa, en la calle Aristide Maillol, descubrimos pintorescos rincones.


pierre
Calle Saint Pierre
maillol
Calle Maillol

En Francia se almuerza pronto. Era la una del mediodía y no quisimos demorarnos. En el paseo marítimo, entre el puerto y un pequeño parque infantil, dimos con el restaurante La Ganotte, especializado en hamburguesas, bocadillos, platos de calamares y de marisco.
Buena relación calidad-precio y correcta atención en catalán y castellano.


restaurante
Banyuls desde el restaurante


4. Cotlliure

Y unos kilómetros al este, por la D914, alcanzamos Cotlliure (Collioure en francés), uno de los pueblos marítimos más encantadores de la costa mediterránea francesa. Conocido como "la perla de la costa vermella", pintores de la talla de Picasso, Martisse o Derain montaron aquí sus caballetes. Y su cementerio, como ya descubriera en una anterior visita a la villa, acoge la tumba del genial poeta español Antonio Machado.

Cotlliure es una villa muy turística, como quedó patente ese sábado por la tarde, con sus aparcamientos saturados de coches y sus calles repletas de turistas. La peatonal calle Pasteur, o carrer Nou, os conducirá al centro de la villa. Callejead sin prisa, observando tiendas y edificios históricos, y salid a la playa por alguna puerta de la muralla.

En la playa veréis la mejor estampa de Cotlliure, por un lado la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, del siglo XVII, que parece levitar sobre el mar; y por el otro, el castillo Real, del siglo XIII, antigua residencia de verano de los reyes de Mallorca. Por detrás de la iglesia, sobre un escollo que se asoma al mar, veréis la capilla de San Vicente y el Faro, y junto a la entrada del castillo, descubriréis la bucólica plaza de Armas, actual plaza 18 de junio.


Calle Maillol Calle Pasteur Calle Pasteur Calle Sant Vicens Muralla de Cotlliure Iglesia Ntra. Sra. de los Ángeles Castillo Real Playa de los Pescadores Capilla de San Vicente Cotlliure desde la capilla Faro de Cotlliure Cotlliure desde el Faro Plaza de Armas Castillo Real Castillo Real




Perpiñán

Habíamos fijado nuestra residencia en las afueras de Perpiñán (Perpignà en catalán), concretamente en el hotel B&B de Porta d'Espagne. El acceso en coche no era fácil, por eso os recomiendo que llevéis un buen mapa de la zona o GPS en el coche. El hotel era sencillo, disponía de dos habitaciones (una con dos camas en la parte superior), y de un pequeño cuarto de baño con ducha.


hotel
Hotel 'B&B'

Diez minutos tardamos en alcanzar el centro de Perpiñán en coche. Estacionamos de forma gratuita en el bulevar Félix Mercader, muy cerca del Palacio de los Reyes de Mallorca. Nos acercamos a pie hasta la base de esta robusta fortificación, mandada construir en 1276 por Jaume II. Eso sí, llegamos a media tarde, cuando ya había echado el cierre.


palacio
Palacio de los Reyes de Mallorca
palacio2
Palacio de los Reyes de Mallorca

Descendimos de la loma que acoge el castillo en dirección a la plaza de la República, situada en el corazón de la ciudad, un lugar ideal donde descansar y tomar algún refrigerio en alguno de sus muchos bares.


peluts
Plaza del Peluts
republica
Plaza de la República

Nos sorprendió la noche mientras nos dirigíamos hacia el Palacio de la Diputación, edifio de típica arquitectura rosellonesa construido en 1397, que antiguamente acogiera la Lonja del Mar y que actualmente alberga el Ayuntamiento y la oficina de turismo. Muy cerca, en la plaza León Gambetta, admiramos la catedral de Sant Joan Bautista, del año 1324.


ayuntamiento
Ayuntamiento de Perpiñán
catedral
Catedral de Sant Joan Bautista

Concluimos la visita turística en la cercana plaza de la Victoria, lugar que acoge El Castillet, emblemático edifico construido a finales del siglo XIV, que fue primero una puerta de acceso a la ciudad y que posteriormente se convirtió en una cárcel. En la actualidad acoge un Museo de Historia.


castillet
El Castillet
castillet2
El Castillet




PIRINEO FRANCÉS



senderista


MENÚS PIRENAICOS


DESTINOS