mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - España - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico y toponímico
Valle de Cady - Conflent. Pirineo francés   Octubre 2021
ETAPA 4: Vernet les Bains I Casteil I Sant Martí de Canigó I Cornellà de Conflent
botonsubir1
El valle de Cady está orientado de norte a sur, y tiene su origen en el macizo del Canigó. Una carretera, la D116, lo recorre desde Vilafranca de Conflent hasta Castell de Vernet, pequeño pueblo que acoge la abadía de Sant Martí de Canigó. De camino a Castell atravesamos Cornellà de Conflent y Vernet les Bains.

vallecady santmarti
Sant Martí de Canigó


Consejos e información útil

  • Trayectos:
    1/ De Vilafranca de Conflent a Castell de Vernet.
    2/ De Castell a Sant Martí de Canigó (senda).
    3/ De Castell a Cornellà de Conflent.
  • Alojamiento: Hotel B&B de Porta d'Espagne, en Perpiñán. Habitaciones pequeñas pero muy bien equipadas y limpias.
  • Lo mejor:
    - La tranquilidad que se respira en Sant Martí de Canigó. El esfuerzo de la subida valió la pena.
    - Las vistas del valle desde la senda.
  • Lo peor:
    - La abadía cerró a las cinco de la tarde, cuando llegamos nosotros.
    - No había bares donde cenar en Cornellà de Conflent.



Vilafranca de Conflent

El río Cady, o Cadí en catalán, se une al Tet en Vilafranca de Conflent. En esta preciosa población comienza la D116, carretera que vertebra el valle de Cady hasta Castell.


vilafranca

vilafranca2



Vernet les Bains

La carretera bordea Vernet les Bains por el oeste. La villa se encuentra a 650 metros de altitud, en lo alto de una montaña. Se trata del pueblo viejo, con callejuelas empedradas dominadas por la torre del Castillo y la iglesia de San Saturnino.


vernet

vernet2



Sant Martí de Canigó

La abadía de Sant Martí de Canigó se fundó en el año 1009 en lo alto de un pico rocoso situado a los pies del Canigó. Se accede a ella a pie o contratando los servicios de una compañía de 4x4 con conductor (reservas en el +33(0)446 36 23 15). Y el punto de partida se encuentra en Casteil.


1. Casteil

La carretera D116 concluye al final del valle, en una tranquila pedanía conocida como Casteil (Castell de Vernet en catalán). Antes de entrar en el pueblo, unos carteles indican el aparcamiento público donde deberéis estacionar los vehículos, parking que está precedido de una fuerte rampa.


castell
Aparcamiento de Casteil
castell2
Aparcamiento de Casteil

El aparcamiento está unido con Casteil por una calle. Aquí vimos unos carteles informativos que no dejaban muy claro cómo era la senda.


castell3
Calle de Casteil
castell4
Calle de Casteil

Afortunadamente, un lugareño, ante nuestro requerimiento, nos lo dejó bien claro: extendió los dedos de su mano, la colocó en posición de 45 grados y luego añadió "très raide" (muy empinada). Por lo pronto seguimos las indicaciones que nos proporcionaban unos cartelitos amarillos, anunciando la abadía. Casteil quedó en segundo plano.


castell5
Casteil queda abajo


2. La senda

  • Distancia: unos 4km ida y vuelta.
  • Desnivel: 255 metros (800-1.055).
  • Dificultad: fácil-moderada.
  • Duración: 30 min. (subida a buen ritmo) y 20 min. (bajada).

La senda comienza en una barrera, punto desde donde se divisa la parte baja de Casteil. Y muy pronto nos dimos cuenta de su dureza.


barrera

barrera2

barrera3

El camino se vuelve muy exigente cuando aparecen las primeras curvas en zigzag. A nuestra derecha, el valle del Cadí, cubierto de un espeso bosque, se asemeja a una gran boca verde que lo engulle todo.


zigzag

zigzag2

zigzag3

Las curvas en zigzag se suceden. He perdido la cuenta: ocho, nueve, diez. Parece que no tienen fin. Afortunadamente, alcanzamos una pequeña cresta, y al superarla la senda nos da un respiro. El valle desaparece y en su lugar descubrimos la pequeña ermita de Sant Martí Vell (el viejo Sant Martí).


santmartivell

santmartivell2

Estábamos en la mitad del recorrido. Valió la pena descansar unos minutos para contemplar este pequeño templo. Y,además, desde su parte posterior tuvimos unas magníficas vistas del valle de Cady, con Vernet les Bains al fondo.


vernet

A partir de la ermita la senda se suaviza, aunque nunca pierde su fuerte inclinación. Ascendíamos entre un hermoso castañar, repleto de vigorosos árboles cubiertos de hojas con tonos anaranjados y ocres. El otoño se mostraba en todo su esplendor, y el suelo del bosque nos lo recompensó con un buen puñado de castañas.


bosque


3. La abadía de Sant Martí

Y de repente, en un claro del bosque, apareció el alto campanario de Sant Martí de Canigó, que sobresalía de forma esplendorosa por encima de ese mágico bosque. Tras las fotos de rigor, nos acercamos a la puerta de entrada a la abadía. Eran las cinco de la tarde, y en ese momento un grupo de visitantes salía por ella. La monja que les guiaba echó el cierre a la puerta. Era la última visita del día.


santmarti

abadia

abadia2 abadia3

abadia4

abadia5

No nos quedó otro remedio que pasear por el exterior del recinto, que me pareció todo un remanso de paz. Admiramos la abadía desde diferentes ángulos, incluido el posterior, el que se asoma al profundo valle del Cady. Aquí vimos el inicio de una senda alternativa que conducía a Casteil, y que completa una ruta circular. Pero, como habíamos dejado a la mitad de la expedición por el camino, decidimos regresar a Casteil por la senda que ya conocíamos.


abadia6

abadia7



Cornellà de Conflent

La noche nos atrapó mientras descendíamos por el valle del Cadí. Quisimos tomar algo en Cornellà de Conflent, la prima hermana de nuestra Cornellà, la de Llobregat, y nos dimos con un canto en los dientes.


foto1
Iglesia de Santa María
foto2
Torre de la plaza

En lugar de bares o restaurantes, nos econtramos con una joya del arte románico catalán: la iglesia de Santa María, de los siglos XI-XII. Declarada Monumento Histórico, vista a la luz de las farolas nos pareció maravillosa. Como ya nos sucediera ese mismo día con otros escenarios, no pudimos acceder a su interior.


foto3
Iglesia de Santa María
foto4
Campanario de la iglesia

¿Cuántas Cornellás hay en el mundo? Este cartel que vimos frente a la iglesia de Santa María nos sacó de dudas. Y a esta lista, podríamos añadir la Cornellana asturiana.

TOPÓNIMO DE CORNELLÁ


foto5
Las Cornellás




PIRINEO FRANCÉS



senderista


MENÚS PIRENAICOS


DESTINOS