mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico
Bocas del Ródano. Francia   Octubre 2011
ETAPA 4: Saint Remy de Provenza I Les Baux de Provenza I Arlés I Aigues Mortes

Esta interesante ruta, a caballo entre la Provenza y el Languedoc, sigue el curso bajo del río Ródano, desde la propia Aviñón hasta el delta, una vasta zona repleta de lagos y canales conocida como la Camarga. Las Bocas del Ródano (Bouches du Rhône) y el Gard son los departamentos que engloba la desembocadura del río Ródano.


arles arles
Pl. República de Arlés



Consejos e información útil

  • Trayectos:
    1/ De Aviñón a Saint Remy y Les Baux de Provence.
    2/ De Les Baux a Arlés.
    3/ De Arlés a Aigues Mortes.
    4/ De Aigues Mortes a Barcelona.
  • Alojamiento: Hotel Campanile, en Aviñón.
  • Lo mejor:
    - El arco romano de Glanum, en Saint Remy.
    - El centro histórico de Les Baux.
    - Las Arenas de Arlés.
    - La ciudad amurallada de Aigues Mortes.
  • Lo peor:
    - Precios elevados en Les Baux. No visitamos el castillo.
    - El tremendo chaparrón que nos cayó cerca de Montpellier, cuando regresábamos a España.



Saint Remy de Provenza

Aviñón es el origen de esta interesante ruta que sigue el río Ródano hasta prácticamente su desembucadura. Transcurridos los primeros veinte kilómetros nos detuvimos en Saint Remy de Provence, en cuyo casco antiguo tomamos el primer bocado del día. Un paseo por sus estrechas calles evocaba su esplendoroso pasado, no en vano en esta villa nació en 1503 Nostradamus.


saintremy
Saint Remy
saintremy2
Saint Remy

Un descubrimiento que ha dado fama a Saint Remy son sus fascinantes ruinas de Glanum, ciudad romana que fuera saqueada por los godos y de la que sólo quedan en pie un arco y un mausoleo.


glanum2
Arco y Mausoleo de Glanum
glanum
Arco de Glanum


Les Baux de Provenza

A unos doce kilómetros al sur de Saint Remy, en una enorme meseta rocosa conocida como Les Alpilles, se yergue la ciudadela de Les Baux de Provenza, nuestra siguiente parada en la ruta.


alpilles
Les Alpilles
alpilles
Les Baux desde Les Alpilles

La Ciudadela de Les Baux parece estar sacada de un cuento de hadas. Está brillantemente restaurada y cuenta con restaurantes caros y con muchas tiendas de souvenirs; eso sí, vale la pena pasear tranquilamente por sus callejuelas y placitas, así como visitar algunas iglesias y capillas: San Blas, Castrale... A la entrada también podréis ver el palacio Tour de Brau, del siglo XV.

Las ruinas del castillo de Les Baux destacan en la parta alta del pueblo, sobre el roquedo que debió originar la voz "baux". Aseguran que las vistas desde allí arriba son espectaculares, pero el elevado precio de la entrada nos echó para atrás. De todas formas, desde la Ciudadela hay miradores que brindan buenas panorámicas de las montañas circundantes, los Alpilles

TOPÓNIMO: Los hermanos Goitia lo dejan claro: un primitivo idioma euskérico se extendía por buena parte de Europa hace miles de años. Una prueba de ello lo constituyen pueblos franceses como Aix en Provence o Les Baux. En ambos casos estaríamos hablando de roquedos: AITX-ATXA. En este caso, Baux significaría:
BA = "bajo" + AUX = "roca, peña".
BAITX > BAUTX > BAUX
sería "bajo la peña". Hace miles de años, nuestros antepasados fundaron una pequeña aldea al cobijo de esta enorme peña que domina un vasto territorio. El castillo se construyó en época más reciente, en lo más alto del roquedo.





Abadía de Montmajour

Muy cerca de Arlés, en la carretera que la une con Les Baux, hicimos un alto para contemplar las ruinas de la abadía de Montmajour, con su iglesia románica del siglo XII dominando una extensa planicie.


montmajour
Abadía de Montmajour
montmajour2
Abadía de Montmajour


Arlés

Llegamos a mediodía a Arlés, ciudad artística que destaca por su imponente mercado y por unas ruinas romanas excepcionalmente bien conservadas. Visitamos el casco antiguo, dominado por el imponente anfiteatro romano, conocido como "Las Arenas", con capacidad para veinte mil espectadores y que actualmente se utiliza como plaza de toros.

También vimos el Teatro romano, la bucólica plaza de la República, que acoge un obelisco egipcio en su centro y la iglesia de San Trophime, y junto a la orilla del río Ródano, los restos de las grandiosas termas de Constantino.


Muralla de Arlés Centro de Arlés Anfiteatro romano Las Arenas Anfiteatro romano Las Arenas Las Arenas Las Arenas Teatro romano Teatro romano Plaza de la República Pl. República: Iglesia S. Trophime Pl. República: obelisco egipcio Río Ródano Termas de Constantino





La Camarga

Partimos de Arlés por la carretera que bordea el norte del Parque Natural de la Camarga, un humedal de 140.000 hectáreas formado por el delta del Ródano.

TOPÓNIMO DE CAMARGA: Jon Goitia nos explica en su web que el origen de la voz Camarga es vascuence. De la primitiva lengua que se hablaba en buena parte de Europa hace miles de años:
KAM = "allanado, aplanado" + MAR = "brazos, líneas" + GAR = "grande".
KAMARGAR > CAMARGA
serían "los grandes brazos que surcan la llanura", en alusión a los muchos ramales en que se divide el río Ródano antes de alcanzar el Mediterráneo. Sería una forma antigua de denominar un delta.



Aigues Mortes

La segunda parte de este circuito transcurre por el departamento del Gard. Desde Arlés, a través de la Camarga, alcanzamos Aigues Mortes, impresionante villa amurallada ubicada junto al delta del Ródano. Fundada por Luis XI en el siglo XIII para consolidar su poder en el Mediterráneo, la población, como pudimos comprobar, se construyó siguiendo un trazado de cuadrícula. Aparte de recorrer a pie sus calles repletas de tienditas, lo que más destaca de Aigues Mortes es su robusta muralla, con la torre de Constance como principal foco de atención.

Esta ciudad puso el punto final a cuatro días de asueto por las regiones francesas de Provenza y Languedoc-Rosellón. Regresamos a Barcelona por la autopista de la costa, con susto incluido en Montpellier, cuando nos sorprendió una fuerte tormenta acompañada de una tremenda tromba de agua que apenas nos dejó ver más allá de nuestras narices.




∧ Volver arriba


francia


FRANCIA



viajesgold


DESTINOS