mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico
Diccionario etimológico
Palabras castellanas de origen euskérico
SI EL LATÍN CONSTITUYE LOS PILARES DEL CASTELLANO, EL PROTOEUSKERA SERÍA LA BASE, LOS CIMIENTOS
A B C D E F G H I J L M N O P Q R S T U V Y Z
L

Lado
"Costado; lo situado a izquierda o derecha de un todo". Se dice igual en gallego y portugués. En catalán es costat y en francés côté. Coromines dice que viene del latín latus/lateris: "flanco", y Javier Goitia nos habla de la raíz euskérica "aldo", que sería el origen de esta voz:
ALDO = "parte simétrica, lado".
ALDO > LADO (con metátesis)
, sería "la parte simétrica de algo, los costados. (Ver alda).
En latín, para indicar que algo está en un lado, se dice cis, citra. En catalán y francés no emplean nada parecido al latus latino.

Lago
"Masa de agua permanente depositada en la hondonada de un terreno". Se dice igual o de forma parecida en las 'supuestas' lenguas romances, y también en inglés. Coromines dice que procede del indoeuropeo laku, voz que no estaría contrastada. Javier Goitia la hace proceder del protoeuskera, de donde la habría tomado el latín con la forma lacus:
LA = "contener, sujetar" + U = "agua".
LAU > LAKU (con la oclusiva "k" entre vocales para mejorar la dicción) > LAGO
sería "una retención de agua".
Y Laku, con una sencilla metátesis, habría derivado en "gal/gall":
GAL/GALL = "retención de agua, zona encharcable próxima al alveo de los ríos".
GALICIA - GALIA - GALES - GALLEN - GALINA - GALLECS...
serían "retenciones de agua, lagos, lagunas". (Ver gal).

Lama
"Cieno que se deposita en el fondo de una corriente de agua o de un lugar en el que hay agua acumulada". Voz exclusiva del castellano, asociada a lagunas someras de poca profundidad que permiten ver el lodo que se acumula en el fondo, o que sin ser profundas se secan en verano debido a la escasez de lluvias:
LAM = "lámina de agua somera" + A = "artículo".
LAMA (sin quitar ni poner nada)
, sería "una laguna somera". En toponimia ibérica, esta voz aparece en La Mancha o en La Manga del Mar Menor.

Lana
"Pelo de las ovejas y los carneros que se usa como materia textil". En catalán se dice llana, en portugués y gallego es la y en francés laine. Coromines sólo dice que viene del latín lana, no aporta nada más. Javier Goitia matiza que hoy día relacionamos la lana con el pelo que se extrae de las ovejas. Este pelo es ideal para formar hilos con los que confeccionar tejidos. La voz es muy antigua, vendría de:
LA = "adherencia, afianzar" + ENA = "la que".
LAENA > LANA
sería "la que se enlaza, la que forma hilos".
La raíz "LA" (enganchar) interviene en
cola (enlace fuerte), lazo (enlace instantáneo)...

Landa
"También conocida como aulagar, es una formación vegetal cerrada a todos los niveles, a menudo espinosa y pobre en especies, propia de zonas húmedas". Los expertos dicen que los vascos tomaron la voz del galo y este del céltico, con significado de país, territorio. Javier Goitia nos revela que su origen es euskérico. Vendría de:
LAUN = "llanura, planicie" + TA = "extensivo".
LAUNTA > LAUNDA > LANDA
sería una voz asociada a grandes extensiones planas con un desagüe deficiente y que suelen permanecer largos periodos encharcadas.
En el suroeste de Francia existe un lugar que reúne dichas características: Las Landas, una extensa región llana e insalubre repleta de charcas.
La voz landa fue tomada por diversos pueblos de Europa central para designar zonas llanas repletas de agua, un claro ejemplo es Holanda.

Lapa
"Molusco marino". Voz exclusiva del castellano. En latín se dice mitulus, y Coromines, como obviamente no puede relacionarla con lapa, proclama que es de origen incierto, aunque luego da muchas vueltas para hacerla derivar del mozárabe lappa, sin explicar nada más. Jon Goitia dice que vendría de:
LA = "pegar, afianzar" + PE/BE = "abajo".
LAPE > LAPA
sería "el molusco que está pegado por abajo".

Larva
"Fase por la que pasan determinadas especies de animales antes de alcanzar el estadio adulto". Voz común a las 'supuestas' lenguas romances. Coromines, en un alarde de imaginación único, relaciona esta voz con el latín larva: "espectro, fantasma". O sea, debemos pensar que la primera forma que toman los animales sujetos a metamorfosis es la de un fantasma. Larva, desde el euskera arcaico, vendría de:
LAR = "arrastrar" + ARBA = "pupa, gusano".
LARBA > LARVA
sería "un gusano que se arrastra".

Lasca
"Trozo pequeño y delgado desprendido de una piedra". Se dice igual en las 'supuestas' lenguas romances de la Península. En francés es puce. Coromines trata de emparentarla con el catalán llesca: "rebanada", pero finalmente, tras dar varios rodeos por media Europa, resuelve que es de origen incierto, probablemente prerromano. Javier Goitia nos lo aclara desde el protovasco:
LA = "sujeto, pegado, adosado" + ASKA = "es la idea de liberación, de separación".
LASKA > LASCA
sería "una parte que se separa".
(Ver La Escrita).

Lástima
"Compasión y enternecimiento que excitan los males de otro". Se dice de forma similar en catalán: "llàstima". En portugués emplean "pena", en gallego es mágoa y en francés pitié. En latín se dice miseratio y nuestros sabios, Coromines entre ellos, resuelven que viene de un inexistente latín vulgar tal que blastemare, derivado del griego blastemeo: "digo blasfemias". O sea, debemos creernos que decir blasfemias equivale a sentir compasión por alguien. ¡Esto es de locos! Dos raíces euskéricas serían el origen de esta voz:
LASTO = "cama mullida" + UME/IME = "criatura, niño dependiente".
LASTIMÉ > LÁSTIMA
equivaldría a decir "niño de cuna". Javier Goitia cree que, quizás con el significado de frágil, tal vez por no estar en los brazos de su madre.

Lastre
"Peso que se pone en una embarcación para darle estabilidad". Se dice igual en gallego. En portugués es lastro, en catalán llast, en francés ballast y en latín saburram. Coromines, como no la puede asociar al latín, dice que sería de origen germánico, probablemente del neerlandés last: "peso", y nosotros la habríamos tomado prestada del francés. Jon Goitia dice que vendría de:
LAA = "árido, arena" + ASTUN = "peso".
LASTUN > LASTRE
sería "un peso de arena o grava", en este caso utilizado para bajar el centro de gravedad de la embarcación.

Látigo
"Azote largo, delgado y flexible utilizado para avivar y castigar a las caballerías especialmente". En gallego y portugés se dice látego, en catalán es fuet, en francés fouet y en latín flagellum. Coromines dice que es de origen incierto, probablemente del gótico laittug, equivalente al anglosajón latteh: "dogal, correa para conducir" (de laitan: "conducir" y tihuan: "tirar de algo"). Buuf, pues sí que ha dado vueltas la palabra antes de convertirse en látigo. Desde el euskera arcaico tendríamos esta solución:
L = "añadido por prosodia" + ATIZ/ATIG = "restallido, sacudida" + O = "grande".
LÁTIGO
sería "un azote, un restallido efectuado con una tira de piel o con cualquier otro material".

Laurel
"Árbol mediterráneo de porte medio, hojas perennes olorosas y flores tetra pétalas, las únicas entre los árboles". Se dice de forma parecida en las 'supuestas' lenguas romances. Coromines dice que viene del occitano laurier, derivado del latín laurus, voz relacionada con "coronaciones". Javier Goitia nos revela su origen desde el euskera arcaico:
LAUR = "cuatro" + EN = "genitivo".
LAUREN > LAUREL ("en" evoluciona generalmente a "el")
, sería "el de cuatro", en alusión a su flor tetrapetalia.
Javier no se explica por qué los vascos han olvidado este nombre preciso para el árbol y han elegido nombres alternativos e insustanciales como "ereiñotz" o "erremu".

Lavajo
"Charca de agua de lluvia que raramente se seca". Voz exclusiva del castellano. Coromines dice que viene de "nava": "lugar pantanoso", o del latín lavacrum: "lavado, bautismo" (¿?). La raíz euskérica "lam/lab" sería el origen de esta voz:
LABA = "charca somera" + DJO = "proceso, acción".
LABADJO > LAVAJO
, sería "la creación de estos fenómenos hídricos a causa de la lluvia".

Lazo
"Atadura o nudo de cintas que sirve de adorno". En portugués se dice laço, en catalán es llaç y en latín arcum. Coromines dice que viene del latín laqueus: "lazo, nudo escurridizo", voz que derivó en el desconocido laceus (¿?). Laqueus no se parece a lazo, palabra que tendría un origen euskérico:
LA = "sujetar" + DJO = "confirmación de un proceso, de una acción".
LADJO > LAZO
sería "la acción de sujetar, un enlace instantáneo".

Lejos
"Concepto difuso que en lo físico se refiere a lugares no accesibles fácil ni inmediatamente". Coromines dice que procede del latín laxius: "más dispersamente, más separadamente", adverbio comparativo de laxus: "amplio, relajado". El caso es que ninguna lengua latina utiliza el 'lejos' del castellano, prefiriendo formas como lluny, luntanu, lontano, loin, lonxe, embora... Javier Goitia dice que vendría de:
LE = "voz relacionada con el dominio, control" + EZ = "negación" + O = "superlativo" + S = "generalización, indefinición".
LEEZOS > LEXOS > LEJOS
serían "territorios no familiares, no frecuentados o que no formaban parte de los itinerarios habituales".
(Ver cerca).

Lengua
"Órgano de la boca utilizado para articular las palabras". En catalán se dice llengua, en portugués, italiano y gallego es lingua y en francés langue. Coromines dice que viene del latín lingua: "órgano humano para comer y pronunciar". El caso es que existen dos raíces euskéricas que también resuelven esta voz:
ELE = "hablar, idioma" + KUA = "la de".
ELEKUA > LENGUA
sería "la empleada para hablar". Gracias a la lengua podemos hablar.

León
"Mamífero carnívero félido. El macho se distingue por su larga melena que le cubre el cuello". Se dice igual o de forma parecida en inglés y en las 'supuestas' lenguas romances. Coromines sólo dice que viene del latín leo, leonis, no aporta nada más. Dos raíces euskéricas serían el origen de esta voz que tomó prestada el latín:
ULE = "pelo" + OI = "habitual, frecuente".
ULEOI > LEOI > LEÓN (con el habitual cambio "oi" por "on")
, sería "el de la pelambrera", en alusión a su melena, que como ocurre en la actualidad, debía ser lo que llamaba la atención hace miles de años.
La primitivia voz euskérica podría haber sido "ileoi o uleoi". En la segunda opción, "ule", vendría de U/O = "grande" + LE = "pelo", o sea, el de la gran pelambrera.

Libélula
"Género de insectos dotados de cuatro alas membranosas". Se dice igual o de forma parecida en las 'supuestas' lenguas romances, salvo en el latín: draco musca, que curiosamente acierta en llamarla "mosca", voz que ya recoge el euskera arcaico:
L = "añadido por prosodia" + IB = "agua" + EULIA = "mosca".
LIBEULIA > LIBELULA
no es más que "la mosca del agua", así de sencillo.
"Libélula" es un claro ejemplo de que las "mal llamadas" lenguas romances no vienen del latín. La lengua madre desconoce una voz que utilizan todas sus hijas.

Lidiar
"Luchar, combatir; torear". Voz compartida con el portugués lidar. En latín es pugna. Coromines dice que viene del latín litigare: "disputar, pelear con palabras". Pero rebatirle a alguien algo a viva voz no es lo mismo que luchar, pugnar o lidiar. Además, al toro en vasco se le llama "idia", lo cual ya nos da una pista. Jon Goitia nos da la versión euskérica de lidiar:
ILL/IL = "matar" + IDIA = "toro".
ILLIDIA > LIDIA > LIDIAR (como verbo)
, sería "darle capotazos a un toro, a diestro y siniestro, hasta matarlo".

Liebre
"Mamífero roedor, algo mayor que el conejo". Se dice igual en gallego. En catalán es llebre, en portugués lebre, en francés lièvre y en vasco "erbi". Coromines dice que viene del latín lepus-oris. Pero si nos fijamos en el protoeuskera, tendremos la pista para esclarecer su origen:
LEP = "loma, colina" + ERB/ERBI = "escurridizo, ágil".
LEPERBI > LIEPBER > LIEBRE (con metátesis)
, sería "el roedor escurridizo que se oculta en las lomas, colinas...". El latín lepus también procedería de esta voz.

Lija
"Papel esmerilado utilizado para pulir". En gallego y portugués se dice lixa, en catalán y francés es "papel de vidrio" y en latín ismaris. Coromines dice que es de origen incierto, aun y así, trata sin éxito de relacionarla con el latín lixo: "agua de lejía", o con lixa: "cantinero" (¿?). El protoesukera, en cambio, nos aporta algo interesante gracias a la raíz "lix":
LIX = "de superficie áspera, que agarra" + A = "artículo".
LIXA > LIJA
, sería "un material de superficie áspera", ideal para pulir o desgastar otros materiales. El portugués lixa sería como el original euskérico.
(Ver deslizar).

Lima
"Instrumento empleado para pulir". Se dice igual en italiano y de forma parecida en catalán: llima. En portugués y gallego es arquivar y en francés déposer. Coromines dice que viene del latín lima, pero no explica su origen. El esukera arcaico sí lo resolvería:
LI = "rozar, frotar, pulir" + MA = "generador, causante".
LIMA (sin quitar ni poner nada)
, sería "lo que pule o desgasta", algo parecido a lija.

Linterna
"Elemento utilizado para alumbrar en la oscuridad". Voz común al catalán y al gallego. Algunos expertos dicen que viene del griego lampein: "antorcha", que se alteró en lampter, y Coromines la hace derivar del latín lanterna, que por estar encerrada (interna), derivó en linterna. (¿?). Javier Goitia nos da una versión euskérica:
LANDER = "rebajar, mitigar" + ERN/ERNA = "vivo, activo, despierto".
LANDERNA > LANTERNA > LINTERNA
sería "una luz activa, viva, pero de baja intensidad". Las primitivas linternas eran de vejiga de cerdo o de intestino curado y tenso de vaca, camello o de otros herbívoros, que se tensaban y se colocaban sobre marcos formando un farol.

Lívido
"Que está muy pálido o es muy pálido; que tiene un tono morado". Se dice igual en gallego y portugués. En catalán es lívid y en francés livide. Coromines dice que viene del latín lividus: de color azulado negruzco", lo que no parece aclarar nada. Jon Goitia nos habla de dos morfemas euskéricos que serían el origen de esta voz:
ILL = "apagado, muerto" + B + IDO = "apariencia".
ILLBIDO > LÍVIDO
describiría a "alguien con apariencia de muerto, apagado".

Llegar
"Venir, arribar de un sitio a otro". En gallego y portugués se dice chegar, en catalán emplean "arribar", en francés es arriver, rentrer y en latín advenio, pervenio, ad aliquem... Nuestros sabios dicen que viene del latín vulgar plicare: "doblar, plegar" (¿doblar qué?, ¿la esquina, el espinazo?; ¿qué hay que doblar para llegar a un sitio?). Menudo disparate, uno más de los amantes del latín. La raíz euskérica "ie" sería el origen de esta voz emparentada con el vasco "aiega":
IE = "moverse en una dirección".
AIEGA = "pasar, cruzar, trascender, mover".
AIEGA > LLEGA > LLEGAR (como verbo)
, sería "moverse hacia algún lugar", o lo que es lo mismo, si te mueves o pasas por ese lugar, llegarás a tu destino.
(Ver Yeguas en toponimia).
Coromines va un poco más allá, arguye que plicare deriva de applicare, con el sentido de "arrimar, abordar"; pero esto no es cierto. Applicare, applicatio en latín significa "aplicar" y también "inclinarse", y esto no resuelve absolutamente nada. Además, nadie explica cómo se transformó plicare en llegar.

Lugar
"Espacio ocupado o que puede ser ocupado; sitio, paraje". Los expertos dudan sobre si procede del localis latino o de una forma vulgar previa: lucus (un claro en el bosque). Si fuera lucus, se entendería que en catalán conserven lloc y en rumano loc, voces parecidas al latín. Coromines dice que los vascos tomaron prestada la voz lucus y la transformaron en "leku". Pero no tiene sentido, porque el protoeuskera ya se hablaba en España antes de que Augusto y compañía asomaran el hocico por los Pirineos. Javier Goitia dice que vendría de:
LEKU = "lugar".
LEKU > LUKE (con metátesis) > LUGUE > LUGAR
sería "un espacio, un paraje...".

Luna
"Satélite natural de la Tierra, en torno de la cual gira". Se dice igual en italiano. En catalán es lluna, en portugués y gallego lua y en francés lune. Coromines sólo dice que procede del latín luna, no aporta nada más. Jon Goitia asegura que el latín la tomó prestada del protoeuskera. Luna vendría de:
ILUN = "oscuridad" + NA = "la de".
ILUNA > LUNA
, para nuestros antepasados, sería "la de la noche, la esfera que sale de noche".

Lunar
"Pequeña mancha en la piel". Voz exclusiva del castellano. Los expertos relacionan la voz con el latín lunarem, y lo atribuyen a la aparición de manchas en la luna. El caso es que ninguna otra lengua se asemeja al castellano, y lunarem no estaría contrastado. Echando mano del euskera arcaico, tendríamos el origen de esta voz:
ILUN/LUN = "oscuro" + NAT = "imperfección, peca, mancha".
LUNAT > LUNAR
sería "una mancha oscura", podría ser en la piel, en el ojo, en la luna...".

Lupanar
"Prostíbulo". Se dice igual en gallego, portugués y francés. Coromines, en un principio dice que vendría del latín lupanar/-aris, derivado de lupa: "loba" (lo cual no tiene ningún sentido), y luego añade que su origen sería incierto en el latín. Javier Goitia nos revela un posible origen euskérico:
ALÚ = "forma canónica de llamar a la vulva en vasco" + PANÁ = "pan, tortitas".
ALUPANÁ > LUPANAR
vendría a significar "tortitas a los coños".
Probablemente, los romanos tomaron prestada esta voz sin tener conciencia de ello. Ellos nunca habrían asociado un prostíbulo con la venerada e idolatrada "loba" (lupa), fundadora de la todopoderosa y eterna Roma.

∧ Volver arriba



etimologia



SECCIONES
Villas y regiones ibéricas
Geografía ibérica
Europa, Asia, África
Origen del castellano
Fuentes



E MAIL
correo
¿Sugerencias, enlaces rotos? Por favor, ¡envíame un mensaje!



MIS LIBROS
Colección Raíles

Raíles 3


Raíles 2


Raíles 1



LIBROS RECOMENDADOS

adn


espana


latin