mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico
Diccionario etimológico
Palabras castellanas de origen euskérico
SI EL LATÍN CONSTITUYE LOS PILARES DEL CASTELLANO, EL PROTOEUSKERA SERÍA LA BASE, LOS CIMIENTOS
A B C D E F G H I J L M N O P Q R S T U V Y Z
M

Macar
"Producir daño con una contusión, sin herida; cuando la fruta se empieza a pudrir por golpes y magulladuras". Se dice igual en gallego, catalán y portugués. Nuestros sabios de la RAE dicen que es de origen incierto. La raíz euskérica "mak/makal" sería el origen de esta voz:
MAK = "imperfección, defecto, torcedura, debilidad..." + A = "artículo".
MAKA > MACAR (como verbo)
, explicaría los defectos en la piel o en una fruta debido a un golpe.
(Ver demacrar).

Macarra
"Persona agresiva, achulada; rufián". En catalán se dice macarró, en francés maquereau y en portugués cafetao. Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del catalán macarró, derivado del francés maquereau. Como macarra no existe en latín, nuestros estudiosos resuelven que ha de venir de alguna lengua cercana, en este caso del catalán y el francés. Es lo que suelen hacer cuando se encuentran en un atolladero; eso sí, nunca consultan en el euskera. Dos raíces euskéricas serían el origen de esta voz:
MAK = "imperfección, defecto, torcedura, debilidad..." + AR = "como sustantivo: macho, varón".
MAKAR > MACARRA
sería un hombre torcido; un asocial.

Machacar
"Golpear algo para deformarlo, aplastarlo o reducirlo a fragmentos sin llegar a trituralo". Voz exclusiva del castellano. En catalán se dice picar, en portugués y gallego es esmagar, en francés écraser y en latín tundo tutudi tusum; tritum. Coromines dice que es de origen incierto, y sugiere que vendría de mazo, procedente de un dialecto mozárabe (¿?). Dos raíces euskéricas serían el origen de esta voz:
MATX/MATZ = "como verbo: golpear, aplastar" + KA = "sufijo modal: implica multiplicidad".
MATXAKA > MACHACAR (como verbo)
, equivaldría "a martillar, golpear o aplastar algo repetidas veces".

Madroño
"Árbol mediterráneo de hoja perenne, madera y corteza oscura, que da unos frutos sabrosos". Se dice igual en castellano y portugués. Coromines dice que es de origen incierto, quizá prerromano, emparentado con la voz morotonu, que designa la fresa o el arándano en idioma leonés: meruéndano. Pero una fresa no se parece a un madroño, como tampoco se parece meruéndano a madroño. Javier Goitia, desde el euskera arcaico, resuelve su posible origen:
MARDO = "suave, de consistencia casi pastosa" + ÑA = "alimento".
MARDOÑA > MADROÑA (con metátesis) > MADROÑO (masculinizado)
, sería "el fruto de textura suave", como el que da este árbol.

Madrugar
"Levantarse al amanecer o muy temprano". Se dice igual en portugués y gallego; en catalán es matinar, y en francés se lever tôt. Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del antiguo madurgar, y este del 'inexistente' latín vulgar maturicare, derivado del latín maturare: "apresurarse" (¿?). No se lo crean. Madrugar en latín se dice primo mane y lecto surgere, y madrugada es diluculum y prima luce. Además, maturo es una voz relacionada con la madurez y la edad adulta, no con levantarse pronto. Dos raíces euskéricas serían el origen de esta voz:
MARD/MARDU = "mullido, gustoso, vicioso" + GA = "ausencia, carencia".
MARDUGA > MADRUGA (con metátesis) > MADRUGAR (como verbo)
, sería "fuera de lo mullido".

Majada
"Lugar donde se recogen de noche el ganado y los pastores". Voz compartida con el portugués malhada. En gallego se dice estada, en catalán es picada y en francés bergerie. En latín es pecudum gregem; aun y así, Coromines dice que viene del latín maculata, derivado de macula: "tejido de mallas" (¿?). Pero maculata no tiene nada que ver con una majada, no coincide en la grafía, ni en la fonética, ni en el significado. Dos raíces euskéricas serían el origen de esta voz:
MADJ = "dimensión mayor" + AED = "edificio, habitáculo".
MADJAED > MAJADA
describiría "un habitáculo de grandes dimensiones", que sería idóneo para acoger ganado, perros y pastores.
La raíz aed, en origen, fue el acto de colocar laja sobre laja para hacer un sencillo muro de piedra, voz que luego acuñó el concepto de edificio.

Maleable
"Metal que puede batirse y extenderse, que se le puede dar forma sin romperlo". Se dice igual en gallego y catalán; en portugués es maleável, en francés malléable, en italiano malleabile, en rumano maleabil y en latín flexibilis y ductilis. Aun y así, nuestros sabios de la RAE proclaman que viene del latín malleus: "martillo", y ble (¿?). Maleable vendría de la raíz euskérica "mal":
MAL = "flexible, moldeable".
MAL > MALEA > MALEABLE
describiría "un metal flexible, dúctil".
La raíz "mal" aparece en malgutasun, término vasco que significa "dúctil".
Maleable es un claro ejemplo de que las "mal llamadas" lenguas romances no vienen del latín. La lengua madre desconoce una voz que utilizan todas sus hijas.

Malecón
"Muro para defenderse del agua, dique con paseo". El más famoso es el de La Habana, en Cuba. Voz exclusiva del castellano. Nuestros expertos dicen que procede de Cerdeña y Calabria, donde a los peñascos marinos los llaman maragoni, y como suena a latín, asunto resuelto. Javier Goitia nos revela que esta voz vendría de:
MALDA = "designa una cuesta o un resalto natural" + GOI = "lo alto".
MALDAGOI > MALAGON > MALECÓN
sería "un resalto natural o recrecido para protegerse del agua o de amenazas de animales o enemigos".
La elisión de la 'd' es muy corriente, así como la transformación 'oi' en 'on' (bastoi-bastón, botoi-botón, avioi-avión, lehoi-león...).

Maleta
"Especie de cofre ligero con asa y cerradura que se lleva como equipaje de mano". Se dice igual en catalán y gallego; en portugués es mala, en francés valise y en latín vidulus. Coromines dice que viene del fráncico malha: "saco de viaje" (¿?), concepto desconocido en el francés. La voz euskérica "far/var/bal" sería el origen de esta voz:
BAL/BALE = "fardo, valija" + TA = "de tamaño reducido".
BALETA > MALETA
serían "pequeños fardos de ropa". Siglos más tarde, maleta designaría al cofrecillo donde guardar la ropa.
En francés balle, además de "bala" de disparar, también significa "fardo", voz que habría derivado por fricación en "male".

Malla
"Cuadrilátero formado por cuerdas o hilos que se cruzan y se anudan, formando una red". Se dice igual en gallego, catalán y portugués, este último escrito malha. En vasco es mail, en francés maille, en italiano maglia y en latín reticulum. Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del francés maille, sin explicar de dónde han sacado nuestros vecinos este término. La raíz euskérica "mail/mall" sería el origen de esta voz:
MALL = "orden, eslabón, talla o abolladura".
MALL > MALLA (feminizado)
, explicaría la formación de las primeras redes: finas pieles a las que se harían hoyos en un determinado orden. Estos hoyos dejarían escapar el agua y retendrían peces, anfibios o crustáceos. El nombre malla se extendió también a los nuevos materiales tejidos.
Malla es un claro ejemplo de que las "mal llamadas" lenguas romances no vienen del latín. La lengua madre desconoce una voz que utilizan casi todas sus hijas (en rumano es plasâ).

Mallo
"Instrumento para desgranar a golpes la mies". Se dice igual en gallego y portugués; en catalán es mall, en vasco mazo, mailu, en francés maillet, en italiano maglio y en rumano mai. Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del latín malleus: "martillo". Y se equivocan. Mallo tendría un origen euskérico, vendría de:
MAIL/MALLO = "martillo, elemento para golpear".
MALLO
describiría "un instrumento para dar golpes".
Según la explicación de Astarloa, mallo designaba dos partes, la activa y la que sufría los golpes.

Mamar
"Atraer, sacar, chupar con los labios y la lengua la leche de los pechos". Se dice igual en catalán, gallego y portugués; en francés es sucer, téter, en italiano succhiare, en rumano suge y en latín fello, sugo/suxi/suctum, lacto, ubera prabere y admovere; nada parecido a mamar. Aun y así, nuestros sabiondos de la RAE proclaman que viene del latín mammare: "amamantar" (¿?). No se lo crean. La primitiva raíz euskérica "ma" sería el origen de esta voz:
MAMA = "líquido bebible".
MAMA > MAMAR (como verbo)
, describiría líquido bebible.
(Ver mar).
Mama, mamá y amamantar tendrían el mismo origen euskérico.
En el euskera arcaico hay muchas formas de decir agua o líquido: u, ua, ur, i, ir, iz, if, fa, ura, ma, ib...

Mancha
"Señal que una cosa deja en un cuerpo ensuciándolo". Se dice igual en portugués y gallego; en catalán es taca, parecido al francés tache, y en latín es maculae, labes. Coromines dice que viene del latín macula, voz que no coincide con mancha ni en la grafía ni en la fonética (por mucho que lo avalen los sabios de la RAE). Mancha es una voz de origen euskérico, vendría de:
MANTX = "señal de suciedad".
MANTX > MANCHA
describiría "la mugre, el pringue, algo sucio".
En vasco existen muchas palabras que definen la suciedad: mantxa, zikinune, lohidura, orban, hits, kutsu...

Mandar
"Dicho del superior: ordenar al súbdito; imponer". Se dice igual en gallego y portugués; en catalán es manar, en francés ordonner, mander y en latín iubeo iussi iussum, impero, praesum, mitto, alicui...; nada parecido a mandar. Aun y así, nuestros sabios de la RAE proclaman que viene del latín mandare (¿?). La raíz euskérica "man" sería el origen de esta voz:
MAN = "autorización, aprobación, dominio" + DU = "sufijo que confirma la acción verbal".
MANDU > MANDO o MANDAR (como verbo)
, sería "el que tiene el poder de dominar".
Dar una orden en vasco se dice manatu.

Manso
"De condición benigna y suave". Se dice igual en gallego y portugués; en catalán es mans, en vasco mantso, mazal, en francés doux, calme, en italiano mansueto, en rumano patura y en latín cicur. Aun y así, nuestros sabios de la RAE proclaman que viene del 'inexistente' latín vulgar mansus, derivado del latín mansuetus (¿?). Manso tendría un origen euskérico, vendría de:
MALS/MANS = "lento, calmo".
MANS > MANSO o MANSA (dotado de género)
, describiría algo o alguien de reflejos predicibles, de condición benigna.

Manta
"Tejido de forma rectangular que sirve de abrigo". Se dice igual en gallego, catalán y portugués; en francés es couverture y en latín lodix/lodicis. Aun y así, nuestros sabios de la RAE proclaman que viene del 'inexistente' latín mantum (¿?). La raíz euskérica "mant" sería el origen de esta voz:
MANT = "cubierta textil o de piel de abrigo".
MANT > MANTA
sería "un tejido utilizado para abrigarte".
Manto y mantilla también tendrían un origen euskérico.

Mantel
"Tejido con que se cubre la mesa de comer". En catalán se dice estovalles, en gallego es pano y en portugués toalha. Coromines dice que viene del latín mantele: "toalla", pero esto no es cierto. En latín al mantel se le conoce como mappa, de donde habría derivado el francés nappe. Dos raíces euskéricas serían el origen de esta voz:
MAI = "mesa" + ANDEL = "cubrir, envolver".
MANDEL > MANTEL
sería "lo que cubre la mesa".

Manzana
"Fruto del manzano". Voz que nuestros sabios no aciertan a descifrar. En gallego se dice mazá y en portugués maça. Coromines dice que viene del latín mattiana, abreviación de mala mattiana, en memoria de un tal Caius Matius, tratadista de agricultura (¿?). El caso es que manzana en latín se dice malum, echando por tierra su teoría. Javier Goitia dice que esta fruta estaría asociada con el poder maléfico, como objeto de engaño para inducir al mal:
MALTZ = "engaño, insidia, provocación" + ENA = "la que".
MALTZENA > MANTZENA (con el cambio habitual 'l' por 'n') > MANZANA
sería "la que engaña".

Máquina
"Artificio para aprovechar, dirigir o regular la acción de una fuerza". Se dice igual en portugués, gallego y catalán; en inglés y francés es machine, en italiano macchina y en rumano masinarie. En otras lenguas europeas se dice maskin, maschine, maszyna, maskine, mashina.... Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del latín machina, derivado del griego dórico machaná: "invento". Es posible. El caso es que existe una raíz euskérica, más antigua que el griego y el latín, que podría ser el origen de esta voz:
MATX = "como verbo: martillar, golpear, aplastar" + EINA = "genitivo: la de".
MATXEINA > MATXINA > MÁQUINA
sería la empleada para martillar o aplastar.
Es posible que las primeras máquinas fueran martillos para romper las menas cupríferas. Esta mena se trituraba antes de mezclarla con carbón y fundentes y a continuación se metía en el horno.

Mar
"Masa de agua salada que cubre la mayor parte de la superficie de la Tierra". Se dice igual o de forma parecida en las 'supuestas' lenguas romances. Coromines sólo dice que viene del latín mare, no aporta nada más. El caso es que el latín no emplea derivados de mar. Mar en latín se dice pontus, pelagus y fretum; superficie del mar es aequor/aequoris; alta mar altum/altorum, y de forma poétia salum. En euskera arcaico "ma" es la raíz del líquido:
MA = "líquido, agua" + RE = "procedencia".
MARE > MAR
sería "el lugar de donde procede el agua"; el agua va al mar y vuelve a la tierra en forma de nubes que descargan lluvia. El latín no explica nada, la habría tomado prestada del protoeuskera.
"Ma" estaría relacionado con las mamas de las hembras, pues de ellas sale el líquido para amamantar. Las voces castellana "mama" y vasca "ama" nos hablan de líquido, en este caso, de la leche.
(Ver mamar).
En el euskera arcaico hay muchas formas de decir agua o líquido: u, ua, ur, i, ir, iz, if, fa, ura, ma, ib...

Maraña
"Lugar cubierto de maleza que lo hace impracticable". Se dice igual en portugués, escrito maranha. Y aquí acaban los parecidos con otras lenguas. Los miembros de la RAE sólo dicen que es de origen incierto. Dos raíces euskéricas serían el origen de esta voz:
MARA/BARA = "denso, copioso, intenso..." + EIÑA = "genitivo: lo de".
MARAEIÑA > MARAÑA
sería "una conformación densa, una maleza", y describiría perfectamente la espesura de un matorral.

Marca
"Señal o huella que no se borra con facilidad". Se dice igual o de forma parecida en las 'supuestas' lenguas romances y en las germánicas. Y curiosamente en latín es noto, signum, inuro. Coromines y el resto de eruditos de asiento numerado dicen que viene del bajo latín marca, derivado del germánico mark: "territorio fronterizo". Pero "mar/bar" es una voz que aparece en muchos topónimos de la península Ibérica, en lugares relacionados con líneas rectas en el terreno (Maranchón, Martinete, Barrameda, Barbastro, Barbate...). Y una marca no es más que una línea, una raya, término que también se utiliza para denominar una frontera. La primitiva lengua euskérica que se habló en buena parte de Europa hace miles de años sería el origen de esta voz:
MAR = "línea, raya, barra" + KA = "relacionado, de este modo".
MARKA > MARCA
sería algo relacionado con trazos rectilíneos; sólo eso.
Marca es un claro ejemplo de que las "mal llamadas" lenguas romances no vienen del latín. La lengua madre desconoce una voz que utilizan todas sus hijas, incluido el rumano.
Cuando anotas un tanto en muchos deportes: rugby, fútbol, balonmano... empleamos el verbo marcar, que en este caso, nos indica que la pelota ha superado la línea, la raya.

Marfil
"Sustancia ósea que se obtiene de los incisivos de animales como el elefante o la morsa". Voz común al gallego. En portugués se dice marfim, en catalán es ívori, en francés ivoire y en italiano avorio. Coromines dice que viene del árabe azm al-fil: "hueso del elefante". Y Javier Goitia nos da otra versión desde el euskera arcaico:
MAR = "vetas, líneas" + FIN = "finas, estrechas".
MARFIN > MARFIL
sería "el material finamente rayado". Si se mira el marfil a la lupa, se ven al momento las marcas características, las 'vetas' inconfundibles de este material.
El portugués marfim se acerca más a la primitiva voz euskérica.

Marido
"Hombre casado con respecto a su esposa". Se dice igual o de forma parecida en las 'supuestas' lenguas romances. Coromines dice que viene del latín maritus, derivado de mas, maris: "macho, varón". Jon Goitia nos da una versión euskérica:
MA = "determinante de la generación, de la producción" + ARI = "dedicación" + DUN = "encargado, poseedor".
MARIDUN > MARIDO
sería "el que se dedica a la reproducción", el encargado de dar continuidad a una generación.

Mariposa
"Insecto lepidóptero con cuatro alas". Voz exclusiva del castellano. Nuestros sabios se hacen un lío y escriben auténticos disparates sobre su origen, como relacionarla con el apócope de maría y 'posa' (verbo posar): "María, pósate" sería su traducción. Y esta ignorancia se debe a que nadie, absolutamente nadie, se ha molestado en echarle un vistazo a la lengua vasca. En sus diccionarios se explica que "mari" no es otra cosa que un insecto. Los hermanos Goitia dan dos versiones euskéricas para esta voz, la primera es de Jon y la segunda de Javier:
  1. MARI = "insecto" + POZ = "presumido, contento" + A = "artículo euskérico".
    MARIPOZA > MARIPOSA
    sería "el insecto presumido", el de vuelo alegre y danzarín.

  2. MARI = "insecto" + POX = "destrozo" + A = "artículo euskérico".
    MARIPOXA > MARIPOSA
    sería "el insecto que destroza y descuartiza", quizá en alusión a las hojas que devoran las larvas cuando salen de la puesta.

Mariquita
"Pequeño insecto volador de color rojo con manchas negras y forma redondeada". Voz común al castellano y al gallego; en catalán se dice marieta. Nuestros sabios, grandes donde los haya, relacionan esta voz con "marica" y con el diminutivo "ita". Y ahí queda la cosa. Pero el origen del nombre de este pequeño insecto moteado sería euskérico:
MARI = "insecto" + IZKI = "marca" + ITA = "pequeña".
MARIZKITA > MARIQUITA
sería "el insecto de las pequeñas marcas", en referencia a los lunares negros.

Marjal
"Terreno bajo y pantanoso". En francés se dice marais y el resto de las 'supuestas' lenguas romances emplean derivados de "pantano". Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del 'inexistente' bajo latín marecadicus, y lo comparan con el francés marécage: "pantano" (¿?). ¿Alguien puede explicar cómo se transformó marecadicus (que suena a mercado) en marjal? Marjal tendría un origen euskérico, vendría de:
MARTZEL = "zona fresca y fértil" + A = "artículo".
MARTZEL > MARXEL > MARJAL
nos hablaría de un terreno bajo, anegado por el agua, fértil. (Ver Marsella).

Mármol
"Piedra caliza metamórfica, de textura compacta y cristalina susceptible de buen pulimento, que mezclada con otras sustancias adquiere distintos colores o forma manchas y vetas". Se dice igual en la mayor parte de lenguas europeas: marbele, marble, marbre, marmara, marmaru, marmer, marmo, marmor, marmore, marmura, mermer.... Coromines sólo dice que viene del latín marmoris, no explica nada más. Y Javier Goitia lo relaciona con el euskera arcaico:
MAR = "vetas, líneas" + MOR = "oscuro".
MARMOR > MÁRMOL
sería "el material de las líneas o vetas oscuras".
Mar y Mor son dos raíces euskéricas que abundan en muchos topónimos ibéricos.

Marrano
"Una de las voces con que se conoce al cerdo". Voz compartida con el catalán marrà y el portugués marrao. Coromines dice que es una palabra aplicada, por sarcasmo, a los judíos y moros convertidos, a causa de la repugnancia que mostraban por la carne de este animal, prohibida por sus antiguas religiones (¿?), y la relaciona con el árabe mahram: "cosa prohibida". Si hubiera consultado en el euskera habría dado con el origen de esta voz:
MARRA = "raya, barra" + ENA = "genitivo: el que tiene".
MARRAENA > MARRANO (masculinizado)
, sería "el rayado, el que tiene rayas". Esta descripción haría alusión a un tipo de cerdo, el Rayado.

Marrar
"Errar; desviarse de lo recto". Se dice igual en catalán, portugués y gallego. Voz desconocida en otras lenguas. Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del antiguo marrir (¿?), y este del germánico marrjan: "molestar" (¿?). ¿Y qué tiene que ver molestar con equivocarse o desviarse? La raíz euskérica "marr" (trazo, barra; fallo; esconderse, ocultarse) sería el origen de esta voz:
MARR = "errar, fallar" + A = "artículo".
MARRA > MARRAR (como verbo)
, sería "desviarse, errar".

Marrón
"Castaño, del color de la castaña". Se dice igual en francés y de forma parecida en catalán: marró. En gallego es "pardo" y en portugués "castaño". Nuestros sabios se hacen un lío con esta palabra, que atribuyen al francés marron: "castaña de color café" (¿?), voz que hacen derivar de la raíz prerromana marr: "piedra, roca". Pero esto no aporta absolutamente nada. ¿Qué tiene que ver una roca con el color marrón? Además, los franceses usan "marron" para los frutos azucarados en conserva. A las castañas las llaman chatâigne. Javier Goitia nos lo resuelve así:
MARR = "vetas, líneas, trazos" + OI = "hábito, el que se dedica".
MARROI > MARRÓN
sería "el que se dedica a hacer trazos". Seguramente, nuestros antepasados ensayarían con el agua embarrada y un pincel para ornamentar paredes, cerámicas...
En castellano, muchas palabras de origen euskérico acabadas en 'oi' se han transformado en 'on': bastoi, botoi, arratoi, abioi...

Marsupial
"Mamífero que incuba a sus crías en la bolsa ventral de la hembra". Se dice igual o de forma parecida en inglés y en las 'supuestas' lenguas romances: marsupial, marsupiale. Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del latín marsupium: "bolsa" y al. No se lo crean. En latín bolsa se dice crumena y sacchus. Existen dos raíces euskéricas, más antiguas que el latín: "marr" (trazo, barra; fallo; esconderse, ocultarse) y "su epel/supil", que serían el origen de esta voz:
MARR = "esconder, ocultar" + SUPIL = "lugar caldeado".
MARRSUPIL > MARSUPIAL
describiría "un lugar oculto y caliente", concepto que encaja perfectamente con una bolsa ventral.
El latín no explica procedencia de voces. En este caso, y en un proceso habitual, es evidente que tomó prestada esta voz del protoeuskera.

Martillo
"Herramienta de percusión compuesta de una cabeza y un mango". En portugués y gallego se dice martelo, paracido al italiano martello; en catalán es martell, en francés marteau y en latín malleus. Coromines dice que viene del 'desconocido' latín vulgar martellus (¿?), diminutivo de martulus, y luego lo relaciona con el italiano martello: "celos, tormento amoroso", de donde pasó al castellano martelo: "pasión o capricho amoroso". ¿Y qué tiene que ver todo esto con golpear algo? Si el sabio hubiera consultado en el euskera se habría ahorrado esta sarta de disparates. Martillo vendría de:
MATX/MATZ = "como verbo: golpear, aplastar" + EILLO = "genitivo: el que lo hace".
MATXEILLO > MARTILLO
sería "una herramienta utilizada para golpear y aplastar". (Ver machacar).
Martillo es un claro ejemplo de que las "mal llamadas" lenguas romances no vienen del latín. La lengua madre desconoce una voz que utilizan casi todas sus hijas. (En rumano es ciocan).

Mastelero
"Palo menor que se pone sobre cada uno de los mayores, en los barcos de vela redonda". En gallego se dice "mástil", en portugués es mastro y en francés tête de mât. Coromines dice que viene del francés antiguo mastereau, diminutivo de mast: "mastelerillo" (¿?). Pero los franceses no conocen la voz mastereau, por lo que esta teoría no tendría sentido. El euskera arcaico nos resuelve el origen:
MA = "dimensión mayor" + ASTA = "tronco ligeramente tallado" + ERO = "función habitual".
MASTAERO > MASTELERO
sería "un palo de grandes dimensiones que tendría una función específica"; una de ellas podría ser la de aguantar la vela de un bote.

Mástil
"Árbol, palo de un buque". Voz común al catalán y al gallego. En portugués se dice mastro y en francés mât. Coromines dice que viene del francés antiguo mast (hoy mât), voz que derivó en el castellano "mástel" por influjo de árbol (¿?). El euskera arcaico nos dice otra cosa:
MA = "dimensión mayor" + ASTA = "tronco ligeramente tallado" + EIL = "genitivo: hecho de".
MASTAEIL > MÁSTIL
sería "un palo de grandes dimensiones tallado del tronco de un árbol".

Matar
"Quitar la vida a un ser vivo". Se dice igual en catalán, gallego y portugués. En francés es tuer, en italiano uccidere y en rumano ucide. Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del latín mactare: "inmolar, sacrificar". No se lo crean. Matar en latín se dice neco, caedo cedidi caesum, interficio, interimo y praelio occidi; nada parecido a matar. La raíz euskérica "mat" sería el origen de esta voz:
MAT = "porra, elemento rudo para golpear" + A = "artículo".
MATA > MATAR (como verbo)
, describiría la acción de golpear a alguien o algo hasta aniquilarlo.
En vasco existen diferentes utensilios, mataputxeta, matrailo, destinados a acabar rápidamente con la vida de los animales cazados o pescados.

Matraca
"Instrumento de madera compuesto por una madera y unos mazos que al sacudirlo produce un ruido desapacible". Se dice igual en portugués y en vasco, escrito "matraka". En gallego es estertor y en francés hochet. Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del árabe hispánico matraqa, derivado del árabe clásico mitraqah: "martillo". No se lo crean; martillo en árabe se dice shakush. Dos raíces euskéricas serían el origen de esta voz:
MAT = "elemento rudo para golpear" + KARKA = "cascabel, cencerro, carraca".
MATKARKA > MATRACA
describiría a este instrumento de sonido desapacible.
(Ver carraca).

Mazo
"Martillo grande o pesado". Se dice igual en gallego. En catalán es mall, en portugués malho, en francés maillet y en latín malleus. Coromines dice que viene del 'desconocido' latín vulgar mattea (¿?), derivado del latín mateola, voz que no estaría contrastada. Mazo no tiene nada que ver con mateola o malleus, no se parece ni en la fonética ni en la grafía. Vendría de:
MATX/MATZ = "como verbo: golpear, aplastar" + O = "grande".
MATZO > MAZO
sería "un útil grande que golpea y aplasta". (Ver machacar).
La maza, instrumento de madera o arma antigua, tendría el mismo origen que mazo. No os creáis los desvaríos de la RAE, cuyos sabios de asiento numerado sostienen que esta voz procede de mateola.

Medir
"Evaluar una magnitud comparándola con otra de su misma especie". Se dice igual en gallego y portugués. En catalán es mesurar, parecido al francés mesurer. Coromines dice que procede del latín metiri, derivado de mensura: "medir". Mensura sí habría dado origen al mesura del catalán y del francés, pero no a medir, voz que vendría de la raíz euskérica "ed":
ME = "detalle" + ED (EDI) = "abarcar, contener, retener".
MEDI > MEDIR (como verbo)
, sería "un detalle del contenido", es decir, cuántas veces algo contiene una unidad de referencia.
(Ver edema).

Y para la voz medida, tendríamos esta opción:
MED = "comprimido, encajonado" + ID = "comparación, semejanza".
MEDID > MEDIDA (feminizado)
, sería "una comparación de algo que esta contenido, por ejemplo en un saco o en una bolsa".

Melena
"Cabello colgante; cabello suelto". Se dice igual en gallego; en portugués es juba, en catalán emplean "cabellera", en francés un derivado de crin (crinière) y en latín es comae, caesaries, juba. Coromines relaciona la voz con una almohadilla y con los flecos de la piel del buey, y resuelve que es de origen dudoso, descartando que sea latino. Escarba en el árabe, sugiriendo que podría derivar de melina: "blando, ablandado" (¿?), aunque al final se rinde ante la evidencia de que sería de origen prerromano. Y todo por no consultar en el primitivo euskera:
ME = "fino, delgado" + LE = "pelo" + NA = "relativo a (el de/la de)".
MELENA
sería "la del pelo fino, la que cae en cortinas". Esta voz describe el pelo de un caballo, o el que nos cae por la frente o por detrás del cuello (a diferencia de la trenza).

Membrillo
"Arbusto de la familia de las rosáceas. Su fruto es de color amarillo, de carne áspera y granujiente, que se come asada o en conserva". Se dice igual en gallego. En portugués es marmelo, en latín cotoneum y en griego kydóni, de donde habría derivado el catalán codony, el francés coing, el italiano mela cotogna y el rumano gutui. Nuestros sabios se equivocan al relacionarlo con el latín melimelum: "manzana dulce", derivado del griego melimelon, voz que no coincide con membrillo ni en la fonética, ni en la gramática, ni en el significado. Dos raíces euskéricas serían el origen de esta voz:
MEM = "insustancial" + DRIL/BRIL = "resplandeciente, brillante".
MEMBRIL > MEMBRILLO (masculinizado)
, describiría a este fruto de reluciente cáscara amarilla y de carne áspera, de sabor insustancial, que necesita ser asada para poder comerla. (Ver brillar).

Memo
"Tonto, simple, mentecato". Voz exclusiva del castellano, sólo compartida con el vasco memelo. Nuestros sabios de la RAE, en la línea que les caracteriza (podrían estar incluidos en la definición de memo), dicen que deriva de una onomatopeya, imitando el tartamudeo (¿?). Y se equivocan. La raíz euskérica "mem" sería el origen de esta voz:
MEM = "insustancil, simple".
MEM > MEMO o MEMA
describiría a una persona simple, insustancial.
En todo caso, la onomatopeya "mmm" imitaría el sonido que emite alguien que está amordazado.

Mena
"Mineral del que se extrae un metal, tal y como se encuentra en un yacimiento". Se dice igual en catalán, gallego, portugués y francés. En vasco es mea. Nuestros sabios de la RAE comparan esta voz con mina, derivado del francés mine. Y se equivocan. Mena tendría un claro origen euskérico, de la raíz "mea/men/mena":
MEA/MENA = "como adjetivo: noble, puro, potencial".
MENA
describiría a este filón de mineral.

Menear
"Mover algo de una parte a otra". Se dice igual en gallego. En catalán es remenar, en portugués sacudir/agitar y en francés remuer. Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del antiguo manear, manejar, derivado de mano, alterado por influjo del antiguo menar: "conducir". ¿Alguien entiende algo? Porque en latín menear se dice quatio/quassum, iacto y agito; y meneo es motus/motusus y nutus/nutusus. La raíz euskérica "mene/menes" sería el origen de esta voz:
MENE = "sicario, malhechor, salteador" + A = "artículo".
MENEA > MENEAR (como verbo)
, con su carga despectiva, describiría a un sujeto que agita un arma como advertencia previa a un castigo mayor.
(Ver amenazar).

Menguar
"Disminuir o irse consumiendo algo física o moralmente". En gallego y portugués se dice minguar, en catalán es minvar, en francés diminuer y en latín decresco/decrevi/decretum, imminuo, desum defui, deficio...; nada parecido a menguar. Aun y así, nuestros sabios de la RAE proclaman que viene del 'inexistente' latín vulgar minuare, y lo comparan con minuere. ¿Alguien ve algún parecido entre menguar y minuere? El latín vulgar nunca existió. La raíz euskérica "meng/menk" sería el origen de esta voz:
MENG/MENGU = "como adjetivo: carencia, escasez" + A = "artículo".
MENGUA > MENGUAR (como verbo)
, sería "carecer de algo, disminuir".

Mercado
"Sitio público destinado a vender, comprar o permutar bienes o servicios". Se dice igual o de forma parecida en casi todas las 'supuestas' lenguas románicas (en rumano es piatâ) y en las germánicas: mercat, mercato, marché, market, markt, markten.... En griego es agora y en vasco mercadu/merkatu. Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del latín mercatus, sin explicar de donde sacó esta lengua este término. El euskera arcaico sí lo hace; vendría de estos tres morfemas:
MER = "merecer, ser digno, tener valor" + KE = "carencia, ausencia" + DO = "como sufijo: generalización de un modo".
MERKEDO > MERCADO
describiría una forma de adquirir bienes a bajo coste, casi sin valor.
El término "merke/merka" se generalizó por Europa occidental mucho antes de que el latín se formara como lengua. El propio latín debió tomarlo prestado del protoeuskera.

Merecer
"Hacerse digno de un premio o de un castigo". Se dice igual en gallego y portugués; en catalán es merèixer, en francés mériter y en vasco merezi. Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del 'inexistente' latín vulgar merescere. Pero el latín vulgar nunca existió, y adjudicarle orígenes de voces castellanas es el mayor fiasco que han cometido nuestros expertos a lo largo de la historia. La raíz euskérica "mer" sería el origen de esta voz:
MER = "merecer, ser digno, tener valor" + EZI = "como verbo: educar, adiestrar".
MEREZI > MERECER (como verbo)
, equivaldría a hacer méritos, a ser digno de recibir algo.

Mérito
"Acción o conducta que hace a una persona digna de premio o alabanza". Se dice igual en gallego, italiano y portugués; en catalán es mèrit, en francés mérite y en vasco meritu, merezi. En latín, además de meritum, emplean virtus y gloriari. Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del latín meritum. El caso es que existe la raíz euskérica "mer", más antigua que el latín, que sería el origen de esta voz:
MER = "merecer, ser digno, tener valor" + ITU = "fin, objetivo".
MERITU > MÉRITO
describiría a una persona merecedora de halagos por lo que ha hecho.
Es probable que el latín, en un proceso habitual, tomara prestado del protoeuskera esta voz.

Merluza
"Pez que abunda en las costas de España, muy apreciado por su carne". En portugués emplean "merluza" y pescada; en francés es merlu/merluche, en gallego pescada y en catalán lluç. Nuestros sabios de la RAE dicen que es de origen incierto. Vaya, un pez netamente ibérico, de nuestras costas, y no saben de dónde le viene el nombre. "Así trabajan nuestros ilustres académicos", pensará más de uno. Dos raíces euskéricas serían el origen de esta voz:
MERL = "de carne laxa, no firme" + UZA = "como sufijo: predominante, habitualmente".
MERLUZA
describiría a este pez damersal, muy apreciado por su "carne blanda". Y masculinizado (o feminizado), también señalaría a algunos sabiondos/-as de asiento numerado.
En vasco llaman merlenka a la pescadilla.

Mesta
"Junta de pastores y de dueños de ganado". Coromines dice que procede del latín animalia mixta: "reses mezcladas"; y Javier Goitia cree que antiguamente el concepto se refería a la protección de las estepas, las garrigas, los montes bajos y altos, para que el ganado puediera transitar alimentándose y cumpliendo su destino ambiental y económico. Según esta directriz, mesta vendría de:
MES = "raíz que proyecta protección, favor" + TA = "participio del verbo antecesor".
MESTA (sin quitar ni añadir nada)
, sería "lo que está protegido".

Metal
"Elemento químico conductor de calor y brillo característico". Se dice igual o de forma parecida en casi todas las lenguas europeas: metal, metall, metali, metallo, metagh.... Nuestros sabios de la RAE dicen que viene del francés métal o del catalán metall, derivados del latín metallum: "mina", y este del griego metallon. El caso es que existe la raíz euskérica "me" (fino, sutil, detallado, preciso, laminado), más antigua que el latín y el griego, que podría ser el origen de esta voz:
ME = "maleable, dúctil, fino" + T = "añadido por prosodia" + AL = "posible".
METAL
, en origen, describiría al material que permite su deformación sin romperse. Y a partir del siglo XVIII se descubrió que podía conducir la corriente.

Meter
"Poner o introducir una cosa dentro de otra". Se dice de forma parecida en francés e italiano. Coromines dice que viene del latín mittere: "enviar, soltar, arrojar, lanzar", conceptos que nada tienen que ver con poner o introducir algo. La raíz euskérica "met" sería el origen de esta voz:
MET = "acción de amontonar, acopiar".
MET > METER (como verbo)
, sería "hacer acopio, llevar a un destino", y que con la civilización y sus cajones se asimiló a introducir, a colocar.

Mezquino
"Ávaro, miserable; pequeño, diminuto", aunque también tiene el significado de pobre, indigente. Se dice de forma parecida en catalán: mesquí. Coromines, agarrándose a la definición de indigente, la hace derivar del árabe miskin: "pobre, indigente". Y Javier Goitia, desde el protoeuskera, dice que viene de:
MIZK = "gula, capricho" + EINO = "el que practica (genitivo)".
MIZKEINO > MEZKINO (con metátesis) > MEZQUINO
sería "el que practica esa forma de egoísmo".

Mochila
"Especie de bolso o cartera que se lleva a la espalda". Se dice igual en gallego, portugués y vasco (escrito motxila); en catalán es motxilla, en francés sac à dos, en italiano zaino y en latín saccus. Coromines dice que viene de mochil: "mozo de recados", derivado del vasco motxil: "muchacho". Y no cotento con ello, el sabio resuelve que todo procede del latín mutilus: "mutilado" (¿?). Mochila viene de dos raíces euskéricas:
MOTZ = "corto, achaparrado, mozo" + EILA = "genitivo: relativo a".
MOTZEILA > MOCHILA
sería "algo relativo a los mozos, a los jóvenes". La mochila es la bolsa que llevan a la espalda todos los muchachos.

Mocho
"Pelado, romo; que carece de punta o de la debida terminación". Se dice igual en gallego y portugués; en vasco es "motz", en catalán mus/esmussat y en francés émoussé. Nuestros sabios de la RAE dicen que es de origen incierto, y Coromines añade que quizá sea de creación expresiva (¿?). La raíz euskérica "motz" sería el origen de esta voz:
MOTZ = "achaparrado, romo, corto".
MOTZ > MOCHO (dotado de género)
, describiría "algo que carece de punta, no afilado".
(Ver Mochales).

Mochuelo
"Ave rapaz nocturna parecida al búho, pero de 20 cm de altura, con la cabeza achatada". En catalán se dice mussol, en vasco es "mozolo", en gallego coruxa, en portugués coruja, en francés hibou y en latín noctua. Nuestros sabios dicen que es de origen incierto. Dos raíces euskéricas serían el origen de esta voz:
MOTZ = "achaparrado, romo, corto" + OL = "redondez".
MOTZOL > MOCHOL > MOCHUELO
, describiría a esta pequeña ave de cuerpo redondo y achatado.
El catalán mussol sería el más parecido al original euskérico.

Moco
"Humor espeso y viscoso segregado por las mucosas, en especial las de la nariz". Coromines dice que viene del latín mucus, y claro, como en las 'supuestas' lenguas romances y en algunas lenguas germánicas y célticas usan algo parecido, pues asunto resuelto. Javier Goitia se va al euskera arcaico, a una época pasada. Lo relaciona con los arreadores de ganado que iban siempre a la zaga tras los rebaños, tragándose polvo y efluvios, viendo salir los mocos de sus fosas nasales:
MU = "expresa idea de movimiento" + UKO = "es la expresión radical de negación del verbo tratado".
MUUKO > MUKO > MOCO
sería "lo que retiene el movimiento".
Nuestros antepasados sabían que el polvo, las partículas de heces, el polen y otras minucias que flotan en el aire, eran retenidas por el moco de fosas, senos y tráquea, y podían ser expulsados del cuerpo en un movimiento sencillo; así lo cree Goitia.

Modorro/-a
"Inadvertido, ignorante; sueño pesado". Voz arraigada en las lenguas peninsulares, incluido el vasco "mutur", y en el gascón. Nuestros sabios dicen que es de origen incierto, si bien Coromines especula que podría venir del latín mutilus: "mutilado" (¿?). En vasco se dice "mutur", lo que nos daría la pista a seguir:
MUTUR = "abobado, necio, aturdido".
MUTUR > MODORRO o MODORRA
, describiría a "una persona aturdida, que no distingue las cosas".

Molino
"Máquina compuesta de una muela, una solera y los mecanismos para regularizar la fuerza motriz, que sirve para moler". Se dice de forma parecida en las 'supuestas' lenguas romances. Coromines sólo dice que viene del latín tardío molinum, sin pensar que hace milenios nuestros antepasados íberos ya molían semillas con bolas de piedra y placas ahoyadas. El concepto de molino de muelas gigantes movidas por los ríos o el viento es más reciente. La forma genuina de llamar al molino en vasco es "bolu", de bi+ola (dos curvaturas), en alusión a las placas ahoyadas con forma curva donde se molían las semillas. Con el cambio habitual 'b' por 'm', tendríamos:
BOLU/MOLU = "dos curvaturas" + EIÑO = "el producto, lo que sale".
MOLUEIÑO > MOLIÑO > MOLINO
sería "el producto que sale de la bola, de la molienda".

Montaña
"Monte (gran elevación de terreno); territorio erizado y cubierto de montes". Se dice igual o de forma parecida en inglés y en las 'supuestas' lenguas romances. En vasco es "mendi". Coromines dice que viene del latín mons, montis: "monte, montaña", haciéndonos creer que los romanos llegaron a uno de los países más montañosos de Europa y nos explicaron en qué consistía un monte, una sierra... El protoeuskera nos dice otra cosa:
MEN = "como verbo: concentración, densificación" + TA = "corte, recortado" + AÑA = "roquedo, promontorio".
MENTAÑA > MONTAÑA
sería "una densificación de montes erizados, recortados".
La propia voz monte, que atribuyen alegremente al latín sin explicar su procedencia, estaría hermanada con la vasca "mendi".

Moño
"Atado que se hace con el cabello para recogerlo o por adorno". Se dice igual en gallego y catalán. En portugués es coque y en francés chignon. Coromines dice que viene de la raíz prerromana munn o monn: "bulto, protuberancia", emparentada con bunn: "boñiga", y que es común a las lenguas ibéricas, al vasco y a los idiomas neocélticos (¿?). La raíz euskérica "moñ" sería el origen de esta voz:
MOÑ = "ridículo, gracioso".
MOÑ > MOÑO (masculinizado)
, sería "algo ridículo, gracioso". Puede que a nuestros antepasados les resultara gracioso, o ridículo, ver los primeros recogidos de pelo en la cabeza.

Mozo
"Joven, muchacho". Se dice igual en gallego; en catalán es mosso, en portugués moço, en francés garçon y en latín adulescens, famulus, servus. Nuestros sabios de la RAE dicen que es de origen incierto. ¿Tanto les cuesta a nuestros eruditos echarle un vistazo al vasco? A lo mejor descubren con pavor la raíz "motz":
MOTZ = "corto, achaparrado, inculto".
MOTZ > MOZO o MOZA (dotado de género)
, describiría a "una persona joven, a un muchacho", alguien que todavía no ha alcanzado la madurez.

Muchacho
"Persona que se halla en la juventud". Se dice igual en portugués; en gallego es rapaz, en catalán noi, en francés garçon y en latín puer, puella, adulescens. Coromines dice que viene de mocho: "esquilado, rapado" (¿?). Lo que no explica el sabio es de dónde procede este término. Dos raíces euskéricas serían el origen de esta voz:
MOTZA = "corto, achaparrado, inculto" + TXO = "joven".
MOTZATXO > MUCHACHO
describiría a "una persona joven, inculta", alguien que todavía no ha alcanzado la madurez.
(Ver mocho).

Murciélago
"Mamífero quiróptero nocturno parecido a un ratón y provisto de dedos con membranas que le permiten volar". En gallego se dice morcego, en catalán es ratpenat, en portugués bastao, en francés chauve-souris (rata calva) y en latín vespertilio. Coromines dice que viene de una metátesis (mur + ciego), propiamente, "ratón ciego". Y se equivoca. Los murciélagos duermen y descansan suspendidos cabeza abajo, en techos de cuevas o en ramas de árboles. Y el euskera arcaico nos resuelve por sílabas esta peculiaridad, lo que le caracteriza (dos opciones):
  1. MUS = "labio, hocico (rata)" + TILA = "colgado, suspendido" + GO = "arriba, parte superior".
    MUSTILAGO > MURCIÉLAGO
    sería "la rata que cuelga del techo". (Ver estalactita).

  2. MUS = "rata" + CIEL = "bóbeda, techo" + GAL = "desprender, caer".
    MUSCIELGAL > MURCIELAG (con metátesis) > MURCIÉLAGO (masculinizado)
    , sería "la rata del techo que inicia el vuelo desprendiéndose, dejándose caer". (Ver cielo y regalar).
Hace miles de años, mucho antes de que se descubriera que los murciélagos no pueden ver (se guían por ultrasonidos), lo que llamó la atención de nuestros antepasados fue verlos colgados cabeza abajo en techos de cuevas y comprobar cómo salían en tropel cada vez que alguien daba una palmada. Estas tribus ibéricas acuñaron el nombre de forma impecable.
Si venimos del latín, ¿cómo es que ninguna lengua 'supuestamente' romance lo llama vespertilio?

Mus
"Juego de naipes que se juega con baraja española". Nuestros expertos coinciden en asignarle un origen vasco-navarro (lo cual sería parcialmente cierto), salvo Coromines, que en un principio sugiere que viene del vasco "mux (o mus), y que finalmente acaba asociándolo al francés mouche: "mosca" (¿?). Y se equivoca. Mus, sin cambiar una letra, tendría un origen euskérico:
MÜS = "algo despreciable".
MUS
, trasladado al juego de naipes, nos indica que algunas cartas no nos sirven para ganar la partida, debes prescindir de ellas echándolas sobre el tapete.
(Ver müs).

Musaraña/
Musgaño
"Mamífero carnicero de cabeza pequeña, hocico agudo y pelaje fino". Se dice igual en catalán y francés, y en portugués es musaranho. Coromines dice que viene del latín mus araneus: "ratón araña". Y Javier Goitia nos da su versión euskérica, que nada tiene que ver con una araña:
MUSU = "labio, hocico" + GAÑO (en la actualidad es GANORA) = "habilidad, destreza".
MUSUGAÑO > MUSGAÑO
sería "el animal de hocico hábil", pues con él olfatea y escarba para obtener la comida.
Musgaño derivó en MUSARAÑO (como en portugués), nombre que acabaría feminizándose en MUSARAÑA.

Museo
"Lugar donde se conservan y exponen objetos". Se dice igual o de forma parecida en todas las lenguas europeas, incluido el vasco "museoa" y el griego mouseio. Su origen etimológico parece no ofrecer dudas, nuestros sabios de cátedra lo resuelven rápido: viene del latín museum: "lugar consagrado a las musas" (¿?), derivado del griego mouseion. Y la historia vuelve a relacionar un mito, el de las musas y las deidades, con un edificio que, en un principio, servía para guardar cosas viejas, objetos que no son de uso corriente o cotidiano. Así lo cree Javier Goitia, que asigna el origen de esta voz a la raíz euskérica "müs":
MÜS = "algo despreciable, sin valor".
MÜS > MUSEO
, en origen, sería un lugar donde se acumulan cosas caducas, objetos que ya no valen. (Ver müs).

Música
"Sucesión de sonidos modulados para recrear el oído". Se dice igual o de forma parecida en todas las lenguas europeas. Coromines dice que viene del latín musicus, y este del griego mousikos: "primitivamente 'poético'", derivado de musa: "musa". ¿Poetas, musas? Esto no parece resolver nada.
Existen tres raíces euskéricas que aclaran perfectamente el origen de esta voz:
MUSU = "labio" + ITXI = "cerrar" + KO = "relativo a, dedicación".
MUSITXKO > MUSIKO > MÚSICO o MÚSICA
, en origen, sería "el tarareo o silbido que emite la boca cuando se cierra el labio". A lo mejor las musas también silbaban.

Musulmán
"Del islamismo o relacionado con él". Se dice igual o de forma parecida en las 'supuestas' lenguas romances y en las germánicas. Coromines dice que viene del persa musulman, derivado del árabe múslim, participio de áslam: "obedecer la voluntad de Dios". El caso es que existen dos raíces euskéricas que difieren de esta teoría árabe:
MUSU/L = "labio, hocico" + MAN = "oscuro".
MUSULMAN > MUSULMÁN
sería "el de los labios oscuros", voz que designaría a individuos de origen árabe, al margen de su religión.

∧ Volver arriba



etimologia



SECCIONES
Villas y regiones ibéricas
Geografía ibérica
Europa, Asia, África
Origen del castellano
Fuentes



E MAIL
correo
¿Sugerencias, enlaces rotos? Por favor, ¡envíame un mensaje!



MIS LIBROS
Colección Raíles

Raíles 3


Raíles 2


Raíles 1



LIBROS RECOMENDADOS

adn


espana


latin



LENGUA IBÉRICA
lenguaiberika