mundo
JOSECANOVAS.COM


Grandes viajes - España - Pirineos
Mis libros sobre Interrail
Diccionario etimológico y toponímico
Calatayud: arte mudéjar y castillos. Zaragoza   Diciembre 2021
ETAPA 2: Mesón de la Dolores I Barrio de la Judería I Santuario de la Peña I Centro histórico I Castillo Mayor
botonsubir1
'Pregunta por la Dolores si vas a Calatayud', es la frase que más se asocia a esta hermosa ciudad situada en la vega media del río Jalón. Una estancia de tres días, con sus respectivas noches en el Mesón de la Dolores, nos permitó conocer a fondo su amplia arquitectura mudéjar, el barrio Judío, el castillo del Santuario de la Peña, la plaza de España, el castillo Mayor, etc.
TOPÓNIMO DE CALATAYUD


calatayud espana
Plaza de España de Calatayud


Consejos e información útil

  • Trayectos en coche:
    1/ De Bilbilis a Calatayud.
    2/ Del centro histórico al castillo Mayor.
  • Alojamiento: Mesón de la Dolores, en Calatayud, con aparcamiento privado gratuito en la misma puerta.
  • Almuerzo: Restaurante Puerta de Terrer. Exquisita comida a buen precio. Probad el ternasco de Aragón.
  • Cenas: La Taberna (Plaza España); Cervecería Antonio (calle San Íñigo) y Bar el Tizón (Paseo Cortes de Aragón).
  • Lo mejor:
    - El mirador del barrio Judío.
    - La panorámica de Calatayud y su vega desde el castillo Mayor.
    - La oferta gastronómica es amplia, variada y rica.
  • Lo peor:
    - El interior de la colegiata de Santa María estaba en obras.



Mesón de la Dolores

El Museo y Mesón de la Dolores, en su origen fue un palacio aragonés renacentista, antigua Posada de San Antón. El nombre actual se debe a la leyenda de "La Dolores", popularizada a través de las coplas, óperas, el pasodoble "Si vas a Calatayud...", y obras teatrales.

En las diferentes plantas de la hospedería encontraréis piezas rescatadas del pasado: cuadros, una vieja cocina, mecedoras, estufas, etc. Y en la planta baja, se encuentra el Museo de la Dolores, que revive la historia de este personaje con gran recopilación de información y documentos cinematográficos, musicales y teatrales. Hay un espacio reservado para indumentaria de la época y para una de las piezas centrales, el baúl de la Concha Piquer, que fue donado por la familia. El museo también cuenta con un centro de interpretación del vino de la denominación de origen de Calatayud.


Fachada principal del Mesón La recepción La cafetería Salón de la primera planta Salón de la segunda planta Una vieja cocina Museo de la Dolores Museo de la Dolores: indumentaria de la época Museo de la Dolores. La Dolores Museo de la Dolores. Baúl de la Piquer Museo de la Dolores. Centro interpr. vino




Barrio de la Judería

Visto sobre el mapa, el barrio Judío parece que esté muy retirado del centro. Pero no es así. Esa misma tarde, nada más instalarnos en el Mesón Dolores, nos dirigimos hacia él a pie, pues es la forma más práctica de moverse por el casco viejo de Calatayud.


martina
Castillo de Doña Martina

santaana
Cuesta de Santa Ana

Por la cuesta de Santa Ana, bajo las ruinas del castillo de Doña Martina, alcanzamos el Mirador Puerta de Soria, un privilegiado enclave desde el que pudimos contemplar las principales fortificaciones que un día dominaron este territorio: castillos de Doña Martina, del Reloj, Mayor y de Consolación o Torremocha.


mirador
Mirador Puerta de Soria

mirador2
Mirador Puerta de Soria: Castillo del Reloj

mirador3
Mirador Puerta de Soria: Castillo Mayor

mirador4
Mirador Puerta de Soria: Castillo Doña Martina

La Judería presenta un trazado angosto y sinuoso, como pudimos comprobar cuando nos dirigíamos hacia la única sinagoga que aún queda en pie en el barrio (existieron siete): la actual iglesia de la Consolación.


sinagoga
Barrio Judío

sinagoga2
Sinagoga o iglesia de la Consolación



Castillo Santuario de la Peña

Al sur de la Judería se encuentra el promontorio del Santuario de la Peña, a cuya cima se puede acceder en coche por la calle del barranco de la Pozas, o a pie por las escalerillas de la Peña, opción que elegimos nosotros.


santuario
El Santuario desde las escalerillas

santuario2
Escalerillas de la Peña

Al final de las escalerillas, a los pies del Santuario de la Peña y del castillo de la Peña, nos asomamos a otro magnífico mirador. Contemplamos Calatayud a vista de pájaro, con el característico perfil de las torres mudéjares recortando el cielo. Y hacia el oeste descubrimos ese otro perfil, de peñas cortadas, que acuñó el topónimo de la ciudad (KALA + TA + AUDI/AUD), y que erróneamente adjudican al árabe.


santuario3
Calatayud desde el Santuario

santuario4
Peñas recortadas



Centro histórico

Dos grandes plazas posee Calatayud: la plaza de España y la plaza del Fuerte. En la primera, la más céntrica, vimos el viejo Ayuntamiento y algunos edificios cuyos cimientos han colapsado con el paso de los años, por lo que se aguantan unos sobre otros. "Salvemos el centro histórico", rezaba un cartel colocado en un balcón. Fueron muchos los solares vacíos que vimos como consecuencia de los continuos derribos. Está claro que Calatayud necesita una buena rehabilitación de sus viviendas si quiere preservar su rico legado arquitectónico.


espana
Plaza de España: Viejo Ayuntamiento

espana2
Plaza de España

espana3
Plaza de España

espana4
Plaza de España

El arte mudéjar, representativo de tierras aragonesas, también tiene un buen exponente en Calatayud, cuyo centro histórico está declarado Conjunto Histórico Artístico. Algunos de los edificios que han contribuido a que la ciudad obtenga este meritorio título los vimos a continuación. El primero fue la colegiata de Santa María, barroca del siglo XVII, que destaca por su fachada del año 1528 y por su alta torre mudéjar.


santamaria
Torre de la colegiata de Sta. María

A dos calles de la colegiata alcanzamos otro edificio religioso que cuenta con una alta torre mudéjar de planta octogonal: la iglesia de San Andrés, construida en el siglo XIV.


sanandres
Iglesia de San Andrés

Al oeste de la colegiata, en la plaza de Santa Teresa, vimos dos interesantes construcciones levantadas en el siglo XVI: la Puerta de Terrer, de dos torreones unidos por un arco rebajado; y la fuente de los Ocho Caños, que antaño traía las aguas a la ciudad y que contaba con once chorros.


terrer
Puerta de Terrer

ocho
Fuente de los Ocho Caños

La siguiente parada fue en la plaza del Fuerte, una de las más concurridas y animadas de la ciudad. Aquí comienza el paseo de las Cortes de Aragón, jalonado de bares y terrazas; también se puede ver el cauce del río Jalón, que en diciembre bajaba cargadito de agua, y a una manzana se puede visitar la iglesia de San Juan, con las pechinas de su cúpula decoradas con pinturas al óleo sobre lienzo, pintadas por Francisco de Goya en 1766.


riojalon
Río Jalón

sanjuan
Iglesia de San Juan

Por último, siendo ya noche cerrada, nos acercamos hasta la puerta de Zaragoza, enclave que acoge la colegiata del Santo Sepulcro, un templo que se levantó a partir de 1605 en el lugar que ocupaba el original de estilo mudéjar del siglo XIII.


sepulcro
Colegiata del Santo Sepulcro



Castillo Mayor

En lo más alto de los cortados que dieron nombre al topónimo de Calatayud sobresale el castillo Mayor (llamado erróneamente de Ayyub -no existió ningún personaje árabe con este nombre-). Y para llegar hasta él se puede realizar una larga caminata a pie o ayudarse de un vehículo, como fue nuestro caso. En temporada baja podréis estacionar en el llamado aparcamiento Sur, que paradójicamente se encuentra en la cara norte del castillo, junto a la muralla.


sur
El castillo Mayor desde el aparcamiento Sur

sur2
Muralla del recinto

Pocos vestigios árabes tiene Calatayud. El más representativo, aparte del trazado del barrio de la morería, es su conjunto fortificado, construido en el siglo IX durante el emirato de Muhammad I. Dicho recinto constaba de cinco castillos y un entramado de murallas, con una altura de hasta quince metros. Y el castillo más importante (uno de los más antiguos de la Península) era el que íbamos a visitar nosotros, el Mayor. El acceso lo realizamos por la cara sur, por medio de unas estrechas escaleras.


escaleras
Acceso al castillo

escaleras2
Acceso al castillo

Nos encontrábamos en la parte más antigua del castillo, la formada por dos torreones octogonales y el adarve (muro) que los une. Desde la cara sur, a los pies de ese muro, contemplamos la mejor vista panorámica de Calatayud y la vega del Jalón.


torre
Adarve y torre occidental

torre2
Adarve y torre oriental

panoramica
Panorámica de Calatayud

En la sombría cara norte del castillo (más acentuada en invierno), conocida como recinto intermedio, vimos construcciones como el cadalso, algunas garitas y, por supuesto, las conocidas torres octoganales y el adarve.


cadalso
Cadalso del castillo

adarve
Torre oriental y adarve

adarve2
Torre occidental y adarve

garitas
Garitas occidentales

Y mirando hacia el este, iluminado por el Sol vespertino, divisamos el Foro romano de Bilbilis, que sobresalía en el cerro que un día acogiera a esta próspera ciudad.


bilbilis
Bilbilis desde el castillo

altotajo2


ARAGÓN



fotocolumna


DESTINOS